Viste tu mesa de Navidad con la decoración que más te gusta

Es el momento de celebrar alrededor de la mesa. Encuentros para compartir recuerdos y deseos mientras se sirve la comida y se disfruta de una copa de vino. Pero antes de que lleguen los invitados, prepara la mesa para sorprender. ¡Vístela de Navidad!

No solo la mesa se decora con la mantelería, las copas de las ocasiones especiales y la vajilla que más te gusta. En Navidad la mesa se adorna de manera especial con notas navideñas para que refleje el mimo que pones en los detalles. Antes de llenarla de los mejores manjares, cocinados con toda la ilusión, prepara una decoración que sorprenda a tus invitados. ¡Que se note que estamos de fiesta! Inspírate en estas ideas para decorarla según el estilo que más te apetezca. Muchas de las sugerencias las puedes hacer tú mismo y encontrarás todo lo que necesitas para dejarla impecable en LEROY MERLIN.

Una mesa inspirada en el ártico

En blanco, gris y azul, pero con notas brillantes. En esta mesa blanca de Navidad, cada comensal tendrá sobre los platos la servilleta y los cubiertos. Dobla la servilleta de manera que quede un rectángulo y coloca un adorno plano en forma de copo de nieve atado con una cinta como si fuera el servilletero. Coloca los cubiertos sobre la servilleta y justo por debajo del adorno.

Escoge para la vajilla tonos blancos, grises o azules, en los que se inspira este estilo, los cubiertos en plateado y la cristalería en cristal transparente o en cristal azul. Vasos y copas resaltarán si utilizas uno de los adornos planos en forma de copo de nieve como posavasos. ¡Parecerá que ha nevado justo antes de sentaros a la mesa!

La mejor Navidad en tu mesa

Si hay algo que no debe faltar, es un centro de inspiración navideña. Colócalo y agrupa sobre una base de espejo con nieve artificial en el fondo varias bolas navideñas o adornos como copos de nieve o figuras en forma de renos. Todo en blanco y cristal para que no desentone en el conjunto.

¿Quieres sorprender a tus invitados con un detalle para ellos? Regálales un adorno navideño para su árbol, por ejemplo, un simpático oso polar colgante, y déjaselo junto a su plato. Elige un adorno navideño con iluminación en el que apoye una tarjetita con su nombre escrito a mano.

La mesa más natural

Inspirada en los colores del bosque y en los materiales de la naturaleza. Esta mesa es perfecta para las comidas de Navidad. Cúbrela solo con caminos de mesa blancos o neutros –dejando una parte de la mesa a la vista-, que marquen el sitio donde colocarás los platos, vasos y cubiertos de cada comensal. Una idea: sustituye los platos hondos convencionales por cuencos. Dará volumen a la mesa. Y para los cubiertos… apunta esta idea. Puedes hacerla con las servilletas o crear un saquito con tela de arpillera: dobla la tela en forma de saco y decora el lado que quedará visto con un motivo navideño como una estrella con pintura de tela. También puedes dibujar la inicial de cada invitado. Coloca dentro los cubiertos y ponlos junto al plato.

Y para que nadie se despiste también puedes incluir un marcasitio muy natural con un par de mini piñas colocadas sobre una base de madera. Para que no se muevan, pon una gota de silicona caliente. Entre las piñas coloca el cartel con el nombre o un mensaje o deseo para cada uno. En el centro de la mesa, agrupa varias piñas y ramas artificiales o recogidas en algún paseo por el campo. Añade una guirnalda de luces a pilas, alguna bola de navidad y un toque verde con hojas artificiales.

La mejor Navidad en tu mesa

¡Y no te olvides de la decoración de las sillas! Una ramita verde atada al respaldo y un cascabel atado con un lazo de tela.

En blanco y rojo, una mezcla que nunca falla

Impactante y muy cálida. Así es esta mesa que juega con la diversión y la tradición. ¡Es perfecta para los más aficionados a la Navidad! De base, un mantel de motivos navideños. Entre los comensales un camino rojo con casitas iluminadas que, además, coordina con las servilletas en rojo liso también situadas sobre cada plato. En esta ocasión opta por un bajoplato o individual redondo en rojo y un plato liso en blanco, que hará que destaque la servilleta doblada en forma de abeto (encontrarás tutoriales sencillísimos en Internet para hacer esta vistosa forma). Un detalle: coloca un adorno en forma de copo de nieve o estrella sobre la copa de la servilleta doblada en forma de abeto o, si la mesa es de merienda, coloca una galleta.

La mejor Navidad en tu mesa

Como decoración especial, en un lado de la mesa o sobre un mueble cercano, un centro formado por un bajoplato en la base y dos pedestales para tartas, uno sobre otro, de dos tamaños. Coloca en la base ramas, una guirnalda luminosa y algunos adornos navideños en forma de setas. En el primer nivel, una corona navideña con alguna casita y más setas y en el superior adornos en forma de casita y regalos con bolas rojas y un muñeco de nieve. Y cuelga de un lateral del pedestal algunos bastones de caramelo para los más golosos. 

La mesa más original y atrevida

Tú buscas sorprender ¡y mucho! Eres de los que se atreven. ¿Por qué no dejar a todos boquiabiertos con esta mesa repleta de color y tan divertida que da la bienvenida a 2019? Los colores: verde y rojo. Escoge un mantel liso o con motivos navideños pero en tonos discretos para dejar el protagonismo a los elementos decorativos. En cada puesto, un bajoplato gris, un plato liso en color blanco y una copa para el cóctel en cristal transparente. Los cubiertos en negro, que resultarán elegantes, y sobre el plato, una servilleta roja en forma de caramelo. Solo tienes que colocar un trozo de cartón en el centro y anudar con cinta a cada lado. Y sobre la copa un adorno navideño también en forma de caramelo.

En el centro de la mesa un trozo de césped artificial con bolas navideñas en blanco, verde y rojo –combina modelos en acabado brillo con otros en acabado mate- y una guirnalda de luces. Y mantén la misma línea con unos originales marcasitios realizados con un trocito de césped artificial y tres palitos verdes anudados en forma de tipi de los que cuelguen cascabeles. Debajo, una tarjetita con el nombre de tus familiares y amigos. Este trocito de césped será un posavasos perfecto si pasáis luego a tomar una copa en la mesa de centro del salón.

La mejor Navidad en tu mesa

Si se trata de recibir el nuevo año, coloca los números sobre una bandeja de pizarra junto a algunos adornos navideños.

Una mesa delicada y romántica

Con dos colores que resultan también muy elegantes: blanco y dorado. Se trata de crear una atmósfera mágica para lo que la iluminación resulta fundamental. Así que no tengas miedo a colocar velas alrededor del comedor y en la mesa o guirnaldas luminosas si las encuentras más seguras. Escoge un mantel en tono neutro con motivos dorados y complétalo con caminos de mesa lisos en blanco (recuerda, los encontrarás en LEROY MERLIN en varias medidas).

Las servilletas en liso se decoran con una poinsettia dorada a modo de servilletero. Coloca la composición sobre los platos. La vajilla, de cristal transparente y con un filo dorado, es ligera y muy delicada, coordinada con las copas y con los cubiertos dorados. Se nota que es una ocasión especial, ¿verdad? Para que cada comensal sepa cuál es su sitio, un cartelito con el nombre aguarda ser leído sobre una bola navideña.

La mejor Navidad en tu mesa

Para decorar la mesa, una escena iluminada en forma de estrella en extremo y algunos pequeños centros realizados por ti con varios adornos agrupados sobre platos o bandejas entre los que asoman las lucecitas de una guirnalda. Para completar, coloca una bola o adorno en cristal transparente con detalles dorados sobre el mantel y en el respaldo de las sillas.

El espíritu más clásico de la Navidad, el de siempre

Bienvenidos a la mesa más nostálgica, la que recuerda a la Navidad más entrañable, la clásica y la de siempre pero como nunca vista. Porque es posible actualizar su estilo siendo fiel al color por excelencia de estas fiestas: el rojo. Inspírate en las poinsetias o flor de Pascua y monta una mesa única. En esta ocasión usa un mantel de base en tono neutro con detalles en rojo y caminos lisos en rojo. Sobre ellos destacará elegantemente el bajoplato dorado y los cubiertos en el mismo acabado. El resto de la vajilla en blanco y la cristalería en cristal transparente con un filo dorado. Sobre los platos, la servilleta en rojo cuidadosamente doblada en forma de flor de Pascua con unos adornos colgantes en forma de piña y el nombre de cada persona que se sentará a la mesa.

La mejor Navidad en tu mesa

Puedes hacer un centro de mesa con varias flores artificiales en rojo, intercalando una guirnalda entre ellas. Usa también ramilletes de acebo para el centro o bien dentro o alrededor de un jarrón de cristal transparente repleto de bolas rojas y doradas. La velada será como un regalo para todos y por eso, no puede faltar un vistoso lazo rojo colocado en el respaldo de cada silla.