La decoración navideña más divertida para los peques de la casa

¿Por qué no? La Navidad es un momento para compartir la alegría. Los niños disfrutan cada día de las fiestas, así que deja los formalismos a un lado y prepara una decoración navideña a su medida: divertida, alegre y original. Ellos no podrán ocultar su emoción pero tú recuperarás ese espíritu infantil que nunca has perdido.

Da la bienvenida a la Navidad

Ya desde la calle haz que todo el que te visite sienta que entra en un mundo mágico. Guirnaldas de luces de colores, figuras luminosas y otras que transporten a cualquiera a Laponia (como las figuras de osos polares) y una gran corona en la puerta. El exterior es solo un preludio de lo que les espera al cruzar el umbral.

La Navidad más divertida para los peques

Imaginación al poder

Coloca un trineo o un buzón para las cartas a Papá Noel o los Reyes Magos en el recibidor, hazle hueco a figuras y muñecos en cualquier rincón de la casa, llena de luces el pasillo y la escalera o luce un gran árbol repleto de adornos coloridos. ¡Mezcla! ¡Combina! Disfruta sin reglas al decorar.

La Navidad más divertida para los peques

Un árbol repleto de color

Saltarán de la cama, literalmente. Ha llegado el día: es el momento de montar el árbol de Navidad con todos los adornos que habéis elegido para este año. Y es que los niños querrán un árbol desenfadado, divertido, repleto de color, con un mix de adornos que harán que se sienta muy vivo.

La Navidad más divertida para los peques

Pierde el miedo a combinar, a mezclar, a dar rienda suelta a la imaginación: bolas, muñecos de nieve, estrellas, animales, guirnaldas de luces de colores, cintas, cubre pies…  ¿Lo tienes todo? Disfrutad juntos de una mañana o tarde en familia entre risas y bolas de Navidad.

La Navidad más divertida para los peques

Muñecos y figuras. ¿Qué tamaño eliges?

Porque en LEROY MERLIN los encontrarás talla S -para decorar estantes y muebles en pequeñas dosis- y figuras de gran tamaño -perfectas para colocar en el suelo-. Tienes simpáticos animalillos, duendes, gnomos… Las hay incluso con patas extensibles. Seguro que los pequeños no pararán de jugar cada día con ellas.

La Navidad más divertida para los peques

¿Ya sabes con qué adornos quieres renovar la decoración navideña? En LEROY MERLIN encontrarás tantos modelos como imagines. Nuestro consejo es que dejes que los pequeños de la casa los coloquen donde quieran, no solo en las ramas del árbol. Cualquier estante es perfecto. De hecho, podéis jugar a colocar cada día un adorno en un lugar diferente y localizarlo por la casa.

La Navidad más divertida para los peques

Pequeñas ciudades mágicas

Si las luces siempre tienen ese halo mágico, no pueden faltar las ciudades luminosas con las que podréis crear todos los escenarios que imaginéis para dar vida a los personajes e historias que tienen en su cabeza.

La Navidad más divertida para los peques

Para hacerlo tú con los niños

Con estos proyectos compartiréis momentos juntos al tiempo que decoraréis la casa. Os proponemos hacer un original calendario de adviento para contar los días que quedan hasta Navidad, un soporte para los calcetines navideños o un bote mágico con nieve, entre otras ideas.

Guarda un bote de cristal de boca ancha, elegid los muñecos o adornos que queréis que decoren el bote y nieve artificial. Se trata de pegar en el interior del bote los muñecos, añadir algo de nieve y decorar la tapa del bote con cintas de colores.

La Navidad más divertida para los peques

Este año, aunque no tengas chimenea, cuelga los calcetines navideños en este soporte de madera que podrás hacer tú en casa con los pequeños. Es perfecto para colocarlo junto al árbol. Puedes sorprender a los niños cada día de sus vacaciones con un mensaje cariñoso, una tarea a realizar o una adivinanza. Estarán deseando ver qué sorpresa les depara el día dentro de su calcetín.

La Navidad más divertida para los peques

Para el calendario, realiza un marco de madera con unos listones. Córtalos a la medida que desees y pégalos con cola o fíjalos con grapas por la parte trasera. En él, tendrás que fijar unas cintas de lado a lado del marco. Ahora deja que los niños decoren mini macetas de fibra de coco con ojos adhesivos de muñeco y pompones rojos. Una por cada día de diciembre hasta Navidad. Imprime o dibuja los números de cada día, recórtalos y pégalos a unas mini pinzas de madera. Colocad las macetas en las cintas e introducid dentro de cada una un dulce que habrá que comerse o un mensaje de cariño o un deseo que compartir.

La Navidad más divertida para los peques

¿Y qué te parece este otro? Perfecto para su rincón de juegos o la habitación infantil. Fija a la pared con cinta de doble cara un cubito o mini maceta metálica. Será el punto desde el que crezcan las estrellas (y además servirá para ocultar las pilas de la guirnalda luminosa). Pega también con cinta de doble cara los adornos deco en forma de estrella y las letras. Haz que la guirnalda dibuje la estela que quieras, como en la imagen, con unos clavos en la base de cada estrella y en algún punto del recorrido. Enciende las luces y…¡a mirar el cielo!

La Navidad más divertida para los peques