La pared que compartimos, una historia de LEROY MERLIN

Como un regalo, esta mini película que ha rodado LEROY MERLIN por Navidad llega para recordarnos que en estas fechas todos tenemos algo que compartir y que la decoración y el bricolaje, pese a todo, unen. Con un argumento inspirado en la vida, en esas situaciones a veces algo difíciles que tenemos con un vecino en concreto, el corto “Lo que el bricolaje separó, que la Navidad lo una” te sacará una sonrisa. ¡Seguro que te ves identificado con alguno de sus protagonistas, estilos decorativos y personalidades! ¿Quieres conocerlos?

Clara y Julián, dos vecinos mal avenidos

Él tiene 30 años y es un escritor que vive tranquilo en su piso, amueblado desde hace tiempo y donde da rienda suelta a su creatividad delante del ordenador, escucha música y lee. Ella es de la misma edad, pero acaba de mudarse justo al lado, pared con pared. ¡Tiene todo un piso por montar! Y como a Julián, a Clara le encanta el bricolaje y hacerse los muebles y decorar ella misma.

La pared que compartimos

Comparten afición, aunque no lo saben, y pared (#LaParedQueCompartimos), pero poco más porque a priori Clara ha llegado para romper la paz de su vecino y “molestar” con los ruidos del taladro. ¿Despertarán en Julián de nuevo el gusanillo por el bricolaje? 

La pared que compartimos

Una historia basada en la vida real

Porque el bricolaje genera mucha satisfacción a quien lo practica, el gusto de saber que se crea algo único, la ilusión por ver el resultado, actualizar y mejorar un ambiente… pero también puede ser un motivo de conflicto por los ruidos que se generan en casa al practicarlo.

La pared que compartimos

Quizá en Navidad, es el momento de dejar a un lado esos pequeños roces. Todos en algún momento molestamos más con los ruidos, pero una vez le toca a uno soportarlos y otra hacerlos. La idea de “hoy por mí y mañana por ti” queda bien recogida en este corto.

La pared que compartimos

Un árbol de Navidad y fin del conflicto

Y es que la Navidad es un momento para reconciliarse y dejar a un lado los roces. En la mini película de LEROY MERLIN es precisamente un árbol de Navidad y la decoración navideña lo que une a estos dos vecinos protagonistas. Ambos adornan su árbol, colocado en el mismo lugar de la pared que los separa (o une), con la misma ilusión. Dos personalidades, dos casas, una única Navidad. Y por fin, silencio al otro lado de la pared. Puede que hasta Clara y Julián echen de menos los ruidos del bricolaje… Fin de la historia o solo el principio: queremos que tú nos cuentes la tuya, tu anécdota con el bricolaje y los vecinos. ¡Anímate! Déjanos un breve relato en redes sociales con los hashtags: #LaParedQueCompartimos #MisIdeasLeroyMerlin #Navidad y #Decoración. 

La pared que compartimos