Para toda la casa

Las alfombras también son para verano

Decoran y hacen más confortable la pisada. En verano, las alfombras también tienen su hueco reservado tanto dentro como fuera de casa. ¡No te olvides de ellas! Sencillamente, solo hay que adaptar los diseños y tejidos a los meses más calurosos del año. Cuando llega la primavera, las alfombras cálidos en lana y pelo largo ceden su lugar a otras más livianas y refrescantes en fibras naturales o repletas de color en materiales que soportan perfectamente el sol y el agua junto a la piscinia o en una terraza descubierta. Imagina tu rincón chill out en el porche con cojines de colores sobre una alfombra de yute o ese espacio tan especial en el que relajarte al vaivén de un balancín mientras los pies descalzos rozan las fibras de una alfombra de exterior. ¡Hazlo realidad!

Alfombras de fibras naturales
Para toda la casa

Alfombras de fibras naturales

Hechas a mano, son perfectas para decorar en los meses calurosos porque aportan frescura y se trata de fibra natural