Ideas decorativas con las macetas más bonitas

Las plantas dan frescor, color, aroma... vida. Tan importantes como ellas son los recipientes que las contienen. Sus novedosos diseños y variados materiales hacen de tiestos y jardineras bellos elementos ornamentales. Para darle chispa y alegría a tu casa, ¡elige las macetas más bonitas!

Las macetas más bonitas: materiales

Los tradicionales materiales de fabricación de tiestos y jardineras conviven con otros nuevos, que aportan ligereza y resistencia, así como acabados estéticos que se adaptan mejor a los diferentes estilos decorativos: urbano, rústico, moderno, minimalista, vintage... Si tienes en cuenta la estética de tu casa a la hora de elegir los modelos, tus macetas más bonitas añadirán un plus de estilo.

Cerámica de barro o gres.  ¿Eres de gustos sencillos y clásicos? Seguro que pensarás que los tiestos de barro son los mejores. Este material es perfecto para exterior, ya que mantiene la necesaria humedad de las plantas, y resiste muy bien el sol y las heladas. Con el tiempo puede crear una pátina vegetal preciosa, que le da un aspecto envejecido muy atractivo. Los diseños, además, son muy variados. Hay macetas con forma de cántaro, tinaja, ánfora... Colocadas entre las plantas de tu jardín o terraza, añaden un toque romántico a cualquier rincón.

Las macetas más bonitas

Resina. Las macetas de este material apenas pesan, se pueden mover fácilmente y ofrecen originales acabados. Para animar un espacio de tu casa, coloca una composición de tiestos de diferentes colores formando un conjunto armonioso. O, por el contrario, alterna diseños muy distintos entre sí, para crear un llamativo contraste.

Las macetas más bonitas

Polietileno. Imita con total convicción cualquier material: piedra, madera, fibras naturales como el mimbre o el ratán... Es ligero y duradero, por lo que las macetas de este material resultan magníficas para adornar interiores y exteriores. 

Las macetas más bonitas

Madera. Las macetas suelen estar fabricadas en pino y tratadas con autoclave, lo que ofrece gran resistencia a la humedad y a la pudrición. El material se integra muy bien en todos los ambientes y en estéticas urbanas y camperas. Además, si las macetas están al aire libre, en jardines y terrazas, puedes mantenerlas como el primer día aplicando un tratamiento específico para maderas de exterior. Hay varias posibilidades. Lasures, barnices, aceite de teca... Los lasures penetran en el poro del material dejándolo abierto, lo que permite la regulación de la humedad y una perfecta adaptación a los cambios de temperatura. Además, no se cuartean con el paso del tiempo y su mantenimiento es más sencillo, ya que no precisan lijado previo. Puedes dar a tus tiestos un acabado mate o satinado, el primero resulta más natural, aunque el segundo dura más. También son muy indicados a la hora de renovar y nutrir la madera de forma eficaz el aceite de teca y los barnices para exterior... Y a todo ello se añade un plus: los productos protectores pueden ser incoloros o  con distintos colores, con el fin de armonizar mejor con el resto de la decoración y de reforzar la protección solar.

Las macetas más bonitas

Coloca tus plantas en balcones, terrazas, jardines... o, por supuesto, dentro de la casa: tendrás garantizada calidez y belleza natural. 

Así lucen más bonitos tus tiestos

El tipo de macetas que elijas cuando decores con plantas es muy importante para conseguir buenos resultados. Pero no lo es menos la forma en que las coloques. Ese aspecto puede modificar por completo el ambiente. Escoge las macetas más bonitas y originales, por ejemplo con forma redonda o poligonal, y pon plantas colgantes. Suspendidas del techo a distintas alturas, el efecto será estupendo.

Las macetas más bonitas

Otra propuesta es colgar los tiestos alineados cerca del ventanal del salón o la cocina, transmitirán un sensación de orden y calma. En el cuarto de baño también quedan de lujo. Llénalos de plantas y crea un refrescante ambiente "selvático".

¿Y qué tal si colocas tus macetas sobre una escalera? Dispón encima de los peldaños diferentes tipos de tiestos, con materiales, formas y colores variados. Agrúpalos de dos en dos o haz combinaciones más numerosas. ¡El conjunto no pasará inadvertido!

Las macetas más bonitas

Celosías o espalderas. Elementos versátiles y decorativos, resultan un magnífico soporte para exponer tus macetas más bonitas. Añaden un toque diferente en espacios al aire libre. Se pueden fijar a la pared, a la barandilla... y de ellas colgar los tiestos con las plantas. Juega con los diseños. Puedes mezclar distintas formas y acabados para dar movimiento y color. O, por el contrario, optar por modelos iguales, para que la composición sea uniforme y elegante. ¡Una gran idea!

Las macetas más bonitas

Jardineras bonitas y recicladas

Echa la imaginación a volar y utiliza para tus plantas los contenedores más variopintos. Les darás una segunda vida, ya que, de otra manera, acabarían en la basura. Estas son algunas ideas de reciclaje para reconvertir viejos objetos en las macetas más bonitas.

Las macetas más bonitas

De neumático a jardinera. Una sugerencia genial para adornar un camino en el jardín, o para añadir color a una zona de estar al aire libre: un neumático pintado de blanco y plantado con pequeñas flores. Lo convertirás en un divertido macetero en forma de gran centro ornamental.

Las macetas más bonitas

Canalones de tejado. Cualquier objeto sirve para colocar tus plantas favoritas. Si renuevas los canalones de tu casa, no los tires, puedes colocarlos sujetos a las paredes de tu terraza, a modo de jardineras. Tienen mucha cabida para plantas, ocupan poco y quedan espectaculares.

Las macetas más bonitas

Contenedores vintage. También puedes hacer una composición original con tus macetas y objetos antiguos de jardinería. Una regadera de metal, una jarra de zinc, etc., agrupadas en el suelo o colgaads de la pared o el techo dan gracia a los espacios y lucen con encanto.

Las macetas más bonitas

Crea tu rincón verde

Las plantas tienen muchos beneficios: mejoran la calidad del aire, crean un ecosistema saludable, nos conectan con la naturaleza, nos relajan... Instalar un rincón de jardinero en tu terraza para hacer trabajos básicos -tansplantar las macetas más bonitas, podarlas, retirar las hojas muertas, etc.-, te resultará muy gratificante. ¿Y qué tal un minihuerto con fresas, tomates, judías? Si colocas unas jardineras apropiadas para siembra y plantación, será muy fácil cultivar tus propias verduras en la terraza. ¡Un huerto urbano en casa!

Las macetas más bonitas