Las mejores plantas para regalar

Aunque podamos pensar en que la floración se da mejor en jardines al exterior, hay plantas de interior que ofrecen unas flores increíbles durante todo el año. Si estás pensando en hacer un regalo, hay plantas con flor, como la orquídea o el Anthurium, perfectas para decorar una casa. Son alegres, vistosas, elegantes y la mejor manera de regalar una flor que dure para siempre.

Orquídea, una flor que emana elegancia

Las orquídeas son una de las flores más valoradas gracias a sus flores en forma de mariposa y carnosas hojas. Tanto la belleza de sus flores como sus llamativos colores la han convertido en el regalo perfecto. Si bien es cierto que es una planta delicada, no es tan difícil de mantener si recibe unos cuidados específicos. Así que, tanto si te han regalado una orquídea, como si estás pensando en regalarla, descubre cuáles son sus necesidades para que no pierda las flores al poco de llevarla a casa y siga florenciendo año tras año. La más común - y sencilla de cuidar - es la Phalaenopsis, que puede encontrarse con flores blancas, rosas y hasta azules, aunque estas últimas reciben esa viva tonalidad mediante tintes.

Las mejores plantas para regalar

Lo más importante al regalar una orquídea es saber qué cuidados requiere, ya que, en realidad, no son tan complicados. Gracias a su maceta transparente se puede ver el estado de sus raíces, lo que nos dará pistas sobre qué necesita la planta. Si están blanquecinas es que necesita agua con urgencia; sin son verdes, está bien hidratada; y si son marrones es que tienen exceso de agua. A diferencia de lo que se piensa, no es necesario que la luz incida sobre las raíces, así que elige un macetero decorativo para regalar y que combine con la orquídea que has elegido.

Las mejores plantas para regalar

En cuanto al riego, debes saber que el exceso de agua o la maceta encharcada provocarán que las raíces se pudran y la planta se muera. Lo mejor es observar la planta y, cuando las raíces adquieran un tono blanquecino, regarlas con cuidado de no mojar el tallo ni las hojas. Aunque, al ser una planta que adora la humedad, agracederá si, de vez en cuando, se pulverizan sus hojas. Si está muy deshidratada, utiliza el riego por inmersión: coge la maceta y sumérgela en agua (sin mojar el tallo ni las hojas) y asegúrate de que se ha escurrido toda el agua. Este paso es importante, ya que el contacto de las raíces con el agua hará que se pudran y la orquídea se muera. 

Puedes colocar un plato en la base para echar el agua, pero siempre asegurándote de que no toca las raíces. Para ello puedes colocar unas piedras que sirvan de drenaje. Otra opción para completar tu regalo es una maceta especial con doble fondo precisamente para eso. Sabiendo cómo se cuida una orquídea y lo fácil que es, ¿qué color vas a elegir?

Las mejores plantas para regalar

Orquídeas blancas y rosas, la propuesta más clásica

Estas flores tienen un gran poder decorativo. Son perfectas para estancias clásicas, y quedan igual de bien sobre un aparador, la mesa de centro del salón o encima de la cómoda en el dormitorio. Las flores blancas y rosas de la orquídea destacarán en la estancia gracias a su elegancia y delicado porte. Lo importante es colocarlas en un sitio en el que reciban mucha luz, pero sin que el sol incida directamente sobre sus hojas. Una posición privilegiada para una orquídea rosa o blanca –o de cualquier tonalidad– es cerca de una ventana, con una cortina que filtre la luz. Después, con los cuidados adecuados, conseguirás que florezca ¡varias veces al año!

Las mejores plantas para regalar

En estancias en las que predomina el blanco o el beige, una orquídea con tonalidades rosas dotarán de protagonismo a la planta y de calidez al ambiente. En cambio, en salones de tonos más oscuros, llamativos o incluso pastel, una orquídea blanca llenará el conjunto de elegancia y delicadeza propia de esta bella planta.

Orquídeas azules, el color más exclusivo

Si realmente quieres sorprender a alguien, una orquídea azul es el regalo perfecto. Son originales, decorativas, elegantes y su increíble color es conocido por ser sinónimo de calma y serenidad. Una orquídea azul será la artífice de llevar el color a cualquier estancia y aportar un toque fresco y vivo único.

Las mejores plantas para regalar

Esta exótica planta, procedente del sudeste asiático, es ideal también para un baño con ventana. De hecho, ¡es el ambiente perfecto! La humedad de esta estancia es ideal para cualquier tipo de orquídea. La corteza de pino que protege sus raíces –a la vista en una maceta transparente– y asegura un bien drenaje absorberá toda la humedad que necesita para crecer y florecer robusta y colorida. Eso sí, si regalas una orquídea Phalaenopsis azul, tienes que tener en cuenta que cuando vuelvan a brotar sus flores, serán blancas. El intenso tono azul del que presumen se consigue mediante pigmentos azules especiales.

Anthurium, la propuesta más original

También conocida como flor de flamenco o anturio, es una de las plantas de interior más peculiares gracias a su tipo de flor y que, con los cuidados adecuados, se puede conseguir una floración ¡durante todo el año! Sin duda, Anthurium es la mejor planta para regalar los amantes de las flores recién iniciados en la jardinería. Su mayor particularidad son sus inflorescencias, compuestas por un espádice (la espiga) con un montón de puntos blancos (cada una es una flor) y una espata, de aspecto ceroso, forma de corazón y de un rojo intenso (también puede ser rosa, verde o blanca, entre otros colores).

Las mejores plantas para regalar

Para conseguir que florezca todo el año y llene tu casa (o la de esa persona a la que vas a regalar) de color y alegría colócala en un espacio con algo de humedad ambiental y con mucha luz, pero sin sol directo. Para conseguir la humedad adecuada, pulveriza el Anthurium a menudo o coloca la maceta sobre una bandeja con guijarros con agua: las raíces no estarán en contacto con el agua pero se beneficiarán de la humedad que produce al evaporarse. También hay que protegerla de las corrientes de aire y mantenerla a una temperatura de más de 15 ℃, al fin y al cabo es una planta tropical.

Las mejores plantas para regalar

Con esa gran proliferación de flores, puedes cortarlas para colocarlas en un jarrón y decorar cualquier superficie y estancia. Desde la mesa del comedor, al mueble del recibidor o, incluso, el baño. Las flores del Anthurium duran ¡hasta 15 días después de cortadas!