Una estantería con forma de árbol para los peques

¿Y si sorprendes a tus hijos con una divertida estantería-árbol? ¿Quién dijo que las librerías tenían que ser aburridas y todas iguales? Olvídate de lo convencional y decora la habitación infantil con baldas atornilladas sobre unos tablones grandes, a los que previamente habrás dado la forma de árbol con la caladora. Dale rienda a tu creatividad: puedes pintar todos los tablones y estantes del color que desees, no es obligatorio que sea un árbol realista con tonos marrones y verdes. ¡La imaginación y la naturaleza al poder!