Ligustrum texanum

El Ligustrum texanum es una de las especies principales del género Ligustrum, también conocido como Aligustre. Se trata de un arbusto de hoja perenne que florece en verano y otoño. 

Sus hojas de color verde oscuro, son grandes, brillantes, ovaladas y ligeramente arrugadas. Sus pequeñas flores blancas —a veces amarillentas— son muy aromáticas, crecen en racimos y se convierten en unos frutos oscuros, no aptos para el consumo.

De crecimiento rápido, el Ligustrum texanum es un arbusto muy adecuado para la creación de setos en jardines o terrazas. Puede servir de barrera contra el viento o el frío o simplemente para crear intimidad.

Ligustrum texanum

Además de atraer a los insectos polinizadores, tan beneficiosos para el jardín, atrae a los pájaros que disfrutan comiendo sus frutos. Estas bayas son un buen alimento para ellos, aunque para los humanos sean venenosas.

Ligustrum texanum: cuidados

El Ligustrum texanum se puede cultivar directamente en el suelo del jardín o en macetas o jardineras y no necesita muchos cuidados. 

1. Suelo. Se desarrollo bien en cualquier suelo, aunque lo ideal es que sea fresco y arenoso, y esté bien drenado. 

2. Clima. Soporta bien el frío y prefiere los ambientes húmedos. Aguanta bien las zonas cercanas a la costa y a la contaminación.  

Ligustrum texanum

Puedes ubicar el Ligustrum texanum a pleno sol o en semisombra. Soporta bien la seguía, si bien lo que necesita es un riego moderado. 

3. Poda. Conviene realizar una poda de limpieza para eliminar todas las partes marchitas y que crezca en buen estado. 

4. Plagas. El Aligustre puede ser atacado por arañas rojas y pulgones, así que conviene hacer un tratamiento preventivo si aparece una plaga en el jardín.

5. Multiplicación. Este arbusto se puede multiplicar por semillas o por esquejes leñosos en otoño. Para llevar a cabo su plantación conviene esperar a finales de otoño o invierno.