Llena de felicidad tu mesa navideña

¿Y si preparas una mesa de Navidad sencilla pero con mucho gusto? Lo bonito no está reñido con la sencillez. Si eres de los que van contrarreloj al organizar tus reuniones en Navidad, esta manera de vestir tu mesa será ideal para ti porque no lleva mucho tiempo ni esfuerzo. Haz un centro de mesa con un bajo plato y un pedestal de tartas con un par de pisos. Rellénalo con adornos, caramelos, figuritas y una composición de adornos pegados entre sí con silicona caliente. Coloca un camino en el centro de la mesa y sobre él unas casitas luminosas. Por último, presenta los platos, la cubertería y la servilleta de cada comensal haciendo la forma de un árbol. ¡Preparar la mesa de Navidad nunca había sido tan sencillo!