Los mejores filtros de agua domésticos

¿Quieres purificar el agua potable de casa para beber y cocinar? Así ahorras en la compra de agua envasada y generas menos residuos. Hay muchas soluciones. Desde los equipos de ósmosis inversa hasta pequeños dispositivos que se acoplan en el grifo. Descubre aquí los mejores filtros de agua domésticos.

1. Sistemas de ósmosis inversa

Los equipos de ósmosis inversa son, sin duda, uno de los mejores sistemas de purificación de agua en el hogar. Eliminan un elevado porcentaje de las impurezas del agua, como calcio, sodio, sulfatos, cloruros, plomo… Reducen eficazmente la dureza del agua. Y, al minimizar la cantidad de sales suspendidas en el agua, reducen también su conductividad.

Se instalan debajo del fregadero, conectados a un grifo auxiliar. Este grifo puede estar incluido en el equipo. También se puede comprar uno aparte. Los filtros se reemplazan cada 6-12 meses, según la cantidad de agua filtrada, en función del uso previsto y como medida higiénica.

Ósmosis inversa

Eficaces incluso en aguas duras. Eliminan todo el cloro.

Ver productos

Los equipos de ósmosis inversa tienen varios componentes:

  • Prefiltros de sedimentos. Retienen las pequeñas partículas en suspensión, lodos y arenillas.
  • Prefiltros de carbón activo. Eliminan cloro, compuestos organoclorados y pesticidas, entre otras sustancias.
  • Membrana semipermeable. Reduce la concentración de nitratos y elevados porcentajes de metales, como el plomo. También algunos tipos de arsénico, entre multitud de compuestos.
  • Depósito. Acumula el agua ya filtrada.
  • Postfiltro de carbón de coco. Mejora el sabor del agua.

¿Cómo funciona un equipo de ósmosis inversa? El agua va pasando por los distintos filtros hasta llegar, purificada (es decir, osmotizada) al grifo auxiliar. En la mayoría de los equipos, la filtración se produce en 5 etapas. En las tres primeras, el agua pasa por los prefiltros. En la cuarta etapa, pasa por la membrana. Así llega a un pequeño depósito estanco de distinta capacidad, según el modelo.

Los mejores filtros de agua domésticos

Cuando abres el grifo dispensador, el agua pasa antes por la quinta etapa: el postfiltro de carbón de coco.

Algunos fabricantes suman una sexta etapa. Pueden incluir un filtro que aporta minerales, como calcio o magnesio. Así, se remineraliza el agua osmotizada y se ajusta el pH. Otra opción es incorporar un sistema de radiación ultravioleta germicida que elimina los microorganismos que pudieran existir.

Hay que tener en cuenta que para obtener 1 litro de agua osmotizada, se necesitan entre 3 y 11 litros de agua. ¿Para qué? Para poder arrastrar y desechar los compuestos eliminados por la membrana. Por ello, conviene reutilizar el agua descartada para el riego, por ejemplo. Solo tienes que prever un desagüe. Además, es recomendable optar por equipos con bajo rechazo de agua, es decir que necesitan la menor cantidad posible de agua en el proceso de purificación.

Aprende todo sobre cómo instalar un purificador de agua en tu cocina

2. Equipos de ósmosis inversa con bomba incluida

Para un correcto funcionamiento, los equipos de ósmosis inversa sin bomba de presión incorporada, necesitan una presión del agua superior a 3 bares e inferior a 6 (por seguridad). La cifra exacta varía según el modelo y fabricante. Por ello, si en casa tienes una presión inferior, la mejor forma de purificar el agua es con un equipo de ósmosis inversa con bomba incorporada.

  • Si ya tienes un equipo de ósmosis inversa sin bomba, puedes adquirir una eléctrica o mecánica en tu tienda.
  • Si te haces con un equipo con bomba incorporada y ves que no la necesitas, puedes desconectarla para no consumir electricidad. También puedes incorporar un limitador de presión a la entrada del equipo, según su presión máxima de trabajo. Así lo proteges y mejoras su rendimiento.
ósmosis inversa con bomba de agua

Sistema perfecto para casas con la presión de agua baja

Ver productos

3. Descalcificadores de agua

Dentro de los mejores sistemas de tratamiento de agua domésticos están los descalcificadores. Evitan que la cal se acumule en las tuberías y se dañen las instalaciones. Y como la cal precipita a mayor velocidad con temperaturas altas, los descalcificadores protegen especialmente electrodomésticos como termos, calentadores, calderas, lavaplatos o lavadoras.

Y tienen más ventajas. Al ablandar (descalcificar) el agua permiten reducir la cantidad de jabón y detergentes utilizados para la higiene y la limpieza. Además, ayudan a cuidar la piel y el pelo. Y el agua adquiere mejor sabor.

Aprende más sobre descalcificadores.

Descalcificadores

Ideales para zonas con aguas duras o muy duras

Ver productos

4. Equipos de ósmosis inversa con descalcificador de agua

Para aunar las ventajas de un descalcificador y un sistema de filtración de agua, vienen kits que incluyen un equipo de ósmosis inversa y un descalcificador.

Ósmosis inversa + descalcificador

Consigue agua saludable de baja mineralización

Ver productos

5. Equipos de ultrafiltración

Al igual que los equipos de ósmosis inversa, los de ultrafiltración funcionan con varios filtros y en distintas etapas. ¿Cuáles son las diferencias más importantes entre ambos?

  • En los sistemas de ultrafiltración el agua no necesita ser almacenada: se filtra al momento al salir del grifo. Como no tienen depósito, ocupan menos espacio debajo del fregadero.
  • Los equipos de ultrafiltración funcionan con presiones inferiores a 3 bares. Por lo tanto, no hace falta disponer de una bomba.
  • En el proceso de ultrafiltración no se necesita un caudal de agua que arrastre las sustancias retenidas por la membrana. Por cada litro de agua de la red se genera un litro de agua purificada.
  • El agua purificada por ultrafiltración no alcanza el grado de pureza de la osmotizada. 

Los equipos de ultrafiltración en 3 etapas constan de:

  • Filtro de sedimentos. Retienen las partículas de polvo, arenas y sólidos en suspensión.
  • Filtro de precarbono activo. Reduce el cloro y otros compuestos responsables del mal olor y sabor. Y también sustancias organocloradas.
  • Membrana UF. Elimina el 99,9% de las bacterias, sustancias, solubles y partículas.
Ultrafiltración

Recomendables en zonas de aguas blandas con baja salinidad

6. Purificadores con grifo incluido

Estos purificadores funcionan con carbón activado que reduce el cloro y las impurezas. Si buscas los mejores filtros de agua domésticos, este es un sistema sencillo y compacto. Tiene un solo cartucho filtrante que se coloca debajo del fregadero:

  • Puede purificar unos 1.200 litros. Después hay que sustituirlo.
  • Va unido a la toma de agua de la red y al grifo mediante latiguillos.
Purificadores con grifo

Consigue agua con buen color y sabor

7. Filtros de agua para acoplar al grifo

Si buscas un sistema sencillo de una sola etapa y súper fácil de colocar, los filtros que se acoplan al grifo son tu mejor opción. El filtro contiene carbón activado: gracias a un proceso electroquímico reduce el cloro y metales como el plomo. El resultado: agua con mejor olor y sabor, para beber o cocinar.

  • El agua se filtra en el momento, al abrir el grifo.
  • Cada cartucho filtra entre 600 y 1.200 litros, dependiendo del modelo. Después, hay que cambiarlo.

Hay modelos con ventajas extra, como contador de litros filtrados (para saber cuándo cambiar el filtro). O con función ducha para lavar frutas y verduras.

Filtros para grifos

Puedes seleccionar agua filtrada o no, según necesites

Ver productos

8. Las nuevas latas filtrantes

Las latas filtrantes son similares a los filtros de grifo, pero son totalmente descartables. Cuando se agota el filtro se desecha la lata. Se calcula que una lata es capaz de filtrar 300 litros de agua. El cartucho tiene una vida útil de unos 3 meses. Puedes instalarte una aplicación en tu teléfono que te recordará cuándo debes desecharla.

¿Cómo funcionan?

Se destapa la lata y se acopla directamente a la boca del grifo. Tiene un adaptador universal. Después de hacer correr los dos primeros litros de agua, se obtiene agua purificada. Pon un cazo debajo y aprovecha el agua no filtrada para fregar o regar las plantas. Cuando terminas de usar la lata, por ejemplo para llenar una jarra con agua purificada, solo tienes que taparla nuevamente y guardarla en la nevera.

La lata tiene en su interior un prefiltro de carbón activado. Reduce el mal olor y sabor del agua y retiene sedimentos. Además, filtra partículas orgánicas micrométricas.

Latas filtrantes

Hechas con materiales 100% reciclables

Ver producto

9. Jarras purificadoras

Las jarras son una solución básica y económica. Contienen un filtro que retiene el cloro, la cal y las impurezas. Mejoran el sabor y el olor del agua: una solución para beber y cocinar. Además, si utilizas el agua filtrada de la jarra para preparar café, té o infusiones, evitas la acumulación de cal en cafeteras o hervidores de agua.

Jarras purificadoras

Cada cartucho filtra unos 150 litros, luego hay que cambiarlo

Ver productos

10. Dispensadores de agua

Los dispensadores son muy prácticos para tener agua purificada siempre a mano. Solo tienes que abrir un pequeño grifo y colocar debajo un vaso o una taza, como cualquier dispensador. Son útiles en oficinas y también en casa. ¿Cómo filtran el agua? Depende del tipo de dispensador. Los más básicos incluyen filtros de carbón, como las jarras filtrantes. Otros, más sofisticados, funcionan con sistemas de ósmosis o con filtración ultavioleta.

Dispensador agua

Tanto para agua fría como caliente

Ver productos

Encuentra en tu tienda y online los mejores filtros de agua para tu casa o tu oficina. Y todos los repuestos que necesites. ¿No sabes cuál te conviene más? Aprende las claves para elegir tu sistema de tratamiento del agua.