Mallas porcelánicas: pequeñas reformas que cambian vidas, ¡y sin obras!

Pasan los años, pasan las modas… Las casas cambian y se renuevan. Pero la cerámica permanece en nuestras vidas desde tiempos inmemoriales. Eso sí con nuevos diseños y formatos que conquistan. Los revestimientos en formato mosaico (tipo gresite) fueron tendencia en los años 70, y han vuelto con una estética más acorde a nuestros tiempos. Las ecomallas son un fantástico ejemplo con variedad de tonos y texturas. Superficies que recrean madera y piedra natural, en tonos de tendencia y con las que podrás renovar paredes, ¡e incluso muebles!

Alma solidaria para un material lleno de posibilidades

Las ecomallas son mucho más que un revestimiento. Detrás de este material se encuentra un proyecto que promueve la integración socio-laboral de 250 personas con discapacidad intelectual. Son planchas realizadas con cuidado y al detalle, de forma artesanal: cada pieza va delicadamente fijada a la malla de base, creando combinaciones equilibradas donde cada tono de color combina perfectamente con el resto de la superficie. Un  total de catorce centros participan en la iniciativa, y los beneficios de la venta del producto revierten íntegramente en cada proyecto.

Mallas porcelánicas reformas que cambian la vida

Ahora seguro que te estás preguntando: y eso de las ecomallas… ¿qué es exactamente? Son planchas formadas por tacos de cerámica porcelánica, a modo del gresite o mosaico de vidrio, unidas a una base de malla flexible que configura la superficie. Con este producto se logran paredes continuas con una “chispa” muy especial, creada gracias a la suave gradación tonal de los tacos. Gracias a las cualidades del gres porcelánico, las piezas reproducen fielmente el aspecto y el tacto de la piedra o la madera. Imagínate este revestimiento en tu cocina. Aunque también en otras paredes como en el baño o en el suelo de la ducha.

Detalles y cenefas que iluminarán tu baño 

¡Vamos a cambiar el chip! Sí, porque un revestimiento cerámico no tiene por qué cubrir toda la pared. ¿Qué te parecería utilizar las ecomallas para crear una cenefa de remate sobre un elegante zócalo? Imagina una zona inferior de la pared pintada en color, la superior en otro y, en el punto de unión, una cenefa realizada con ecomalla. Se coloca con adhesivo de montaje y, una vez seco el adhesivo, se aplica una pasta para juntas. 

Mallas porcelánicas reformas que cambian la vida

Un uso decorativo diferente: ecomallas que se convierten en cuadros 

¡Qué idea! Crear un cuadro o una composición original en la pared a modo de cuadro con planchas de ecomalla, fijadas directamente en la pared. Y con esta idea piensa, imagina, sé creativo. Puedes decorar una pared o una zona de la pared que quieras destacar, por ejemplo, la parte trasera de donde tienes la estufa o una tira que enmarca una maxi planta. 

Mallas porcelánicas reformas que cambian la vida

Piel de cerámica para tus armarios y cajones. ¡Créetelo! 

¿Cerámica en una puerta de armario? ¿Baldosas en el fondo de una estantería? Si estas propuestas te sorprenden… “open your mind”. Aprovecha lo que te sobra tras la reforma y usa las ecomallas para decorar muebles, siempre y cuando la superficie sea lisa y estable.

Mallas porcelánicas reformas que cambian la vida

Pegar con el adhesivo, un poco de pasta para las juntas, un trapo húmedo para limpiar… Y habrás creado un mueble de auténtico diseño. ¡Anímate a usar las ecomallas para las ideas más originales en decoración!