Mamparas de ducha opacas: gana en privacidad

A la hora de pensar en escoger mampara para la ducha, quizá no quieras cristales transparentes. Hay dos motivos para escoger mamparas de ducha opacas, es decir, con vidrios que limitan la visión del interior: por decoración y por intimidad. Un cristal opaco o con alguna decoración que limita la visibilidad cuando la ducha se está usando, concede privacidad. En LEROY MERLIN encontrarás muchas posibilidades y opciones de mamparas opacas a medida. Echa un vistazo al artículo y toma nota, este tema te interesa.

Lo hacemos por ti

¿Estás pensando en renovar tu baño? Te damos soluciones que se adapten a tus necesidades

Solicita presupuesto

La importancia de los cristales al elegir la mampara

Las hojas de una mampara pueden ser acrílicas o de vidrio. En este último caso (de mayor calidad que el anterior) son de vidrio templado de seguridad. El grosor indica la resistencia pero no solo hay que pensar que a mayor grosor, más calidad. El grosor influye también en el peso y, a su vez, en los rodamientos. Las hojas de una mampara, según el diseño y tipo de apertura, varían en grosor entre 6, 8 y 10 mm. Los vendedores de LEROY MERLIN te aconsejarán e informarán para tu caso concreto.

Mamparas serigrafiadas

Te dejamos ideas de mamparas de ducha con vidrios decorados para que te inspires.

VER TODAS LAS MAMPARAS

Mamparas que aportan intimidad

Aunque la mayoría de los vidrios de las mamparas son transparentes, existe la posibilidad de personalizarlos con serigrafías al ácido que, si bien no son como una mampara de ducha opaca, sí conceden algo de privacidad a la zona que cubren. Así, si el baño es compartido y alguien lo usa mientras te duchas, tendrás cierta intimidad.

Mamparas de ducha opacas: gana en privacidad

Lo mismo sucede con otro tipo de decoraciones para los cristales como las imágenes. Si se colocan en todo el cristal o en la parte baja de la mampara quedará opaca esa parte. Así, aunque no se trata de mamparas de ducha 100% opacas, sí se gana intimidad al cubrir una parte del cristal.

Mamparas de ducha opacas: gana en privacidad

Hay dos técnicas que se usan para hacer serigrafías y dibujos en color en las mamparas:

- La técnica de arenado. Con ella se ‘araña’ el cristal para hacer la serigrafía mediante una pistola de arena a presión y un molde en el cristal con el dibujo elegido, por ejemplo 3 franjas. Es la que se usa principalmente en mamparas estándar.

- La técnica de impresión digital. Se imprime digitalmente en el cristal (dentro del mismo) con una impresora específica cualquier tipo de serigrafía, en color, en ácido, opaco… La ventaja es que los “motivos” se quedan en el interior del cristal, con lo que no hay riesgo de que se deteriore, por ejemplo, si se usa por equivocación un producto abrasivo de limpieza (algo que nunca se debe hacer).

Mamparas de ducha opacas: ventajas y tipos

Si lo que quieres es una mampara de ducha opaca que mantenga el interior del plato oculto desde fuera para que no se vea nada cuando se usa, entonces necesitas un cristal o vidrio 100% opaco. La desventaja es que acortas el cuarto de baño al no permitir la continuidad visual. La ventaja principal, la privacidad que se gana.

Mamparas de ducha opacas: gana en privacidad

Un tipo de mampara de ducha opaca es la que tiene cristales con acabado espejo. Este refleja por la cara exterior del plato de ducha mientras que por la interior es una superficie ciega sin más.

Por otro lado están los vidrios en color opaco, es decir, vidrios no ahumados transparentes que oscurecen ligeramente la tonalidad de la mampara. Si estás interesado en adquirir uno, en cualquiera de nuestras tiendas encontrarás una selección de modelos de vidrios para mamparas hechas a medida o personalizadas. 

MAMPARAS A MEDIDA

En LEROY MERLIN te ayudamos a encontrar la mampara que se adapta a tu espacio

Ver mampara de ducha

En LEROY MERLIN, además, trabajamos con fabricantes destacados que hacen mamparas de ducha a medida que cuentan con opciones de vidrios opacos tecnológicos. Estos incorporan una tecnología que permite que el cristal sea transparente cuando la ducha no se usa, y que se oscurezca cuando alguien entra en ella. De esta manera, puedes tener una mampara de ducha opaca sin que reste profundidad visual al cuarto de baño cuando no se utiliza, es decir, la mayoría del tiempo.