Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

Cuando el espacio a decorar y acondicionar no es demasiado grande, hay que planificar cada detalle para lograr sensación de amplitud y comodidad en el uso. En el caso del cuarto de baño, si la zona de ducha es pequeña, la mampara también debe adaptarse en diseño para que resulte funcional y no entorpezca ni el paso al interior de la ducha ni la circulación en el baño. En LEROY MERLIN somos conscientes de que cada caso precisa de unas soluciones concretas y tenemos la mampara de ducha pequeña que necesitas, sin renunciar a la estética.

UN BAÑO MÁS CÓMODO

Gana en seguridad y confort con una mampara adaptada a duchas pequeñas. ¡Escoge la tuya!

Ver mamparas

Mamparas para duchas pequeñas

La mampara protege de salpicaduras, es decir, evita que el agua se salga de la zona de la ducha pero también decora con su diseño. Otra de sus características principales es la de ofrecer seguridad y confort con una estructura estable y vidrio templado, creando un ambiente cálido en el interior del plato de ducha. Cada una de las piezas de una mampara -perfiles, vidrios, rodamientos, tiradores…- es muy importante e interviene en el resultado final.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

Las mamparas de duchas pequeñas se adaptan a las dimensiones del plato de ducha y del baño. Lo habitual en un baño pequeño (de 3,5-4,5 metros cuadrados) es encontrar un plato cuadrado (de 70 x 70 u 80 x 80 cm) o uno semicircular o angular de dimensión parecida. En el caso de un diseño rectangular, suelen tener 70 cm de ancho x 80-90 cm de largo.

Trae las medidas de tu baño y del plato de ducha, así como la ubicación de los elementos que queden cerca (sus dimensiones y distancia hasta el plato) a LEROY MERLIN y te aconsejaremos acerca de la mampara para ducha pequeña más adecuada.

Ambientes bien diseñados

Inspírate con estos baños con duchas y mamparas pequeñas y toma nota de cada revestimiento, grifería y otros accesorios.

VER ACCESORIOS PARA LA DUCHA

La forma del plato de ducha en un baño pequeño

Según la forma del plato de ducha tendrás que optar por un tipo de mampara u otro.

1. Platos semicirculares

Para este tipo de platos de ducha, las mamparas son específicas con esa forma. La apertura suele hacerse por el lado curvo a través de una o dos puertas correderas o abatibles. Debes saber que en LEROY MERLIN contamos con sistemas correderos que cuidan el diseño de los perfiles para que sean mínimos e incorporan un sistema que facilita la limpieza al sacar fácilmente y con seguridad la hoja del carril.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

2. Platos cuadrados

En los platos de ducha pequeños de forma cuadrada se instala una mampara en función de la ubicación en el baño. Si queda en una esquina, apoyado en dos paredes, el acceso se suele hacer por la esquina que queda libre con dos puertas que se unen en el vértice de apertura corredera o abatible. Las puertas abatibles ocupan más y necesitan contar con un espacio despejado hacia el baño, es decir, libre de sanitarios o mobiliario. Si las dimensiones del plato de ducha lo permiten, la apertura puede ser hacia el interior del plato (piensa que una vez dentro tienen que poder cerrarse sin hacer malabarismos).

En caso de que el plato de ducha cuadrado quede entre dos paredes, seguramente debas optar por una mampara de ducha pequeña a medida para ajustarla al único hueco de acceso frontal. De nuevo podrás optar por una puerta abatible instalada directamente en la pared con bisagras, dos puertas o una puerta y un fijo.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

3. Platos rectangulares

Entre paredes. El plato está encastrado y solo cuenta con un lado libre. Puedes tener medidas que encajen con alguna mampara para ducha pequeña estándar o quizá tengas que optar por diseños a medida. Las de fabricación estándar cuentan con la ventaja de ser muy completas y tener precios competitivos, pero la dificultad reside en que quizá no encuentres la opción exacta que buscas con un vidrio de color u opaco o una perfilería concreta. Con la opción a medida podrás elegir cada detalle.

En este caso, según las dimensiones del plato podrás optar por un panel fijo (que siempre se fija a la pared y se le da estabilidad con un brazo del vidrio a la pared opuesta) y un panel fijo con puerta abatible o corredera. Incluso, como ves aquí, un fijo más extenso y un panel móvil que facilita la entrada pero que no cierra por completo.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

En esquina. El plato está en contacto con la pared por dos lados (uno corto y otro largo). Aquí, de nuevo según dimensiones del plato y distribución del cuarto de baño, se puede optar por un fijo sin puerta, que cubra todo el lado largo y se acceda por el extremo; por una mampara para ducha pequeña en L con apertura por lado largo o corto mediante puerta abatible; o acceso por el lado largo con puerta abatible o corredera. El acceso por la esquina con dos puertas abatibles o correderas es menos habitual pero puede ser la solución que necesita tu baño.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

El plato de ducha rectangular solo está en contacto con la pared por uno de los lados (largo o corto). Esto no es habitual en un baño pequeño porque se desaprovecha espacio. Es más normal en baños amplios donde se quiere dar protagonismo a la zona de la ducha y se opta por una mampara a medida que cubra dos lados largos (cuando el plato apoya en la pared por el lado corto) y se deja abierta la entrada sin puerta en un extremo corto. O bien se aísla todo el plato con mampara y se deja un espacio de entrada en un lateral largo sin puerta o con una abatible o corredera.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

Otros detalles a tener en cuenta al elegir mamparas de duchas pequeñas

En el caso de las mamparas de duchas pequeñas, si el baño lo es, lo más aconsejable es optar por vidrios transparentes que darán sensación de amplitud. Pero si quieres privacidad, no es mala idea un vidrio en acabado espejo que se la concederá al interior de la ducha, reflejando también la luz. El punto intermedio son los vidrios de mamparas serigrafiados o impresos. Consulta en nuestras tiendas todas las opciones.

Mamparas de duchas pequeñas: poco espacio, mucho que decir

Los perfiles pueden ser en color cromado, blanco o negro. La tendencia es a que sean minimalistas, de manera que se concede espacio a la superficie acristalada. No descartes una mampara de ducha pequeña extra decorativa con barrotillos o cuarterones en color negro. Lo importante es que combines esos detalles en negro en la mampara, grifería o complementos con revestimientos de colores suaves y luminosos. Así tendrás un baño mini pero de tendencia.

Lo hacemos por ti

En LEROY MERLIN te instalamos la mampara de baño. ¡Fuera preocupaciones!

Solicita presupuesto