Mantenimiento de la desbrozadora

Para poner a punto y realizar un correcto mantenimiento de tu desbrozadora, lo más importante es comprobar el nivel de mezcla de combustible, la cantidad de hilo de nailon y el estado del cabezal.

Lo más importante es comprobar el nivel de mezcla de combustible, la cantidad de hilo de nailon y el estado del cabezal. Es importante que conozcas cómo cambiar el hilo de la desbrozadora y también cómo poner el disco y el cabezal

Mantenimiento de la desbrozadora

No es lo mismo una desbrozadora de gasolina que una eléctrica o de batería. Ni una máquina que se usa a diario, frente a otra que se usa una vez por semana, por ejemplo. Pero cuando hablamos de desbrozadoras, podemos dividir las tareas de mantenimiento en tres grupos: las que debes hacer después de casa uso, las que conviene vigilar con cierta frecuencia, y las que hay que llevar a cabo solo de vez en cuando.

Tareas de mantenimiento después de cada uso

Como sucede con el resto de maquinaria del jardín, es fundamental limpiar la desbrozadora después de cada uso, para evitar que se deterioren sus piezas. Si utilizas arnés, comprueba también que no esté dañado siempre que lo uses. Asegúrate también de que la empuñadura, el manillar, el mando de detención y los casquillos aislantes del mango estén intactos.

Mantenimiento de la desbrozadora

También debes controlar después de cada uso que no haya ninguna fuga en el motor, el depósito o los conductos. Cuando el motor se quede sin combustible, antes de nada comprueba que la tapa y el filtro no estén obstruidos.

Tareas de mantenimiento frecuentes

Cada poco tiempo, conviene que controles el mecanismo de arranque y la cuerda del mismo. Ten en cuenta además que la bujía de la desbrozadora se puede ver afectada por el mal estado del carburador, un filtro de aire sucio o una mezcla inadecuada del aceite y la gasolina. Si la potencia de la máquina disminuye debes limpiar la bujía y comprobar la separación de los electrodos.

Mantenimiento de la desbrozadora

Por otro lado, es necesario limpiar el carburador tanto por fuera como por aquellas zonas situadas a su alrededor. Además, el engranaje angulado debe tener la cantidad de grasa necesaria.

El mantenimiento a largo plazo

Hay otras tareas que conviene realizar con menor frecuencia, depende del uso que hagas de tu desbrozadora.

El filtro de combustible debe estar limpio y su manguera no tener desperfectos. En caso de que haya algún problema con él, se debe cambiar el componente.

Debes revisar que los cables y las conexiones no sufren ningún defecto o que no estén rotos.

Mantenimiento de la desbrozadora

La bujía se debe cambiar cuando la máquina lleve aproximadamente un mes de funcionamiento.

Mantenimiento de la desbrozadora eléctrica y a batería

Si tu desbrozadora es eléctrica o a batería no tendrás que realizar todas aquellas tareas relacionadas con el uso de combustibles.

Debes prestar atención a la limpieza de la máquina después de cada uso, pero en este caso no conviene usar nunca agua. Asegúrate de que los mangos están secos, limpios y sin aceite ni grasa. Fíjate también en que los botones de activación y desactivación funcionan correctamente y no tienen ningún daño.

Para que el trabajo con la máquina se haga con la mayor seguridad posible, debes comprobar que el bloqueo del gatillo de alimentación funciona de forma óptima.

Mantenimiento de la desbrozadora

La protección y el cabezal de corte también tienen que estar en buenas condiciones, es decir, sin ningún desperfecto, golpe o grieta. Comprueba que los tornillos y las tuercas están apretados.

En los modelos eléctricos conviene prestar atención al buen estado del cable. En el caso de las desbrozadoras de batería, hay que comprobar que la batería, su carga y el cargador están intactos. De vez en cuando también hay que comprobar las juntas, conexiones y cables , así como las conexiones entre la batería y la máquina.

¿NECESITAS RENOVAR?

Descubre las mejores desbrozadoras para poner a punto tu jardín

Saber más