¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar?

Si buscas el mejor sistema de calefacción para tu casa, te contamos soluciones muy convenientes. Para tener una vivienda más acogedora y confortable, y a la vez, controlar tu consumo energético. Además, si apuestas por las energías renovables, contribuirás al cuidado del planeta.  

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para identificar el mejor sistema de calefacción para tu hogar. ¡Toma nota!

El sistema de calefacción que más te conviene

Lo primero a tener en cuenta es que no hay un sistema de calefacción ideal válido para todo el mundo. Por ejemplo, no es lo mismo calentar un piso pequeño que un chalet de fin de semana. Además, depende de tus necesidades concretas e incluso del momento vital en el que te encuentras. ¿Es tu casa “para toda la vida” en la que quieres y puedes invertir? ¿O buscas una solución temporal para salir del paso?

Por lo tanto, el mejor sistema de calefacción es el que se adapte a tu casa, a tus necesidades y a tu presupuesto. Teniendo esto en mente, te contamos soluciones que tienen muchas ventajas y que se pueden convertir en tu mejor sistema de calefacción. Todas ofrecen confort y permiten ahorrar con respecto a otros sistemas similares.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar?

A la hora de valorarlas, ten en cuenta estas variables:

  • El aislamiento. Una casa bien aislada consume menos en energía destinada a la calefacción. Si estás gastando mucho en tus facturas, revisa primero este aspecto.
  • El clima. La elección de un sistema u otro también depende de dónde vives. No es lo mismo buscar una solución para inviernos más bien cortos y moderados que para zonas muy frías.
  • La disponibilidad y precio de la energía o combustibles en tu zona. En este punto, toca sacar cuentas y comparar. Por ejemplo, si solo dispones de energía eléctrica y te estás planteando darte de alta en gas natural, ten en cuenta que deberás sumar el importe del término fijo, además de lo que consumas. Revisa también las distintas tarifas que ofrecen las compañías.
  • La instalación y el mantenimiento. Hay sistemas muy eficaces (mucho calor, por poco consumo) que requieren una elevada inversión inicial para su instalación. Si puedes afrontarla, te conviene: terminarás por amortizar tu inversión con el ahorro en consumo. Con respecto al mantenimiento hay sistemas que apenas lo necesitan y otros que requieren limpieza, revisiones o recambio de piezas con cierta periodicidad.
  • Ayudas públicas. Aerotermia, geotermia, calderas de pellet… La instalación de sistemas más respetuosos con el medio ambiente, como los basados en energías renovables, suelen recibir ayudas municipales, autonómicas o nacionales. O bien incentivos, como reducción de impuestos o bonificaciones.

1. Calefacción con aerotermia

La aerotermia es una energía renovable que aprovecha el aire exterior para su funcionamiento. Te permite tener calefacción en toda la casa. Es como si tuvieras calefacción central con caldera de gas o gasóleo, pero mucho más económica y ecológica. Se trata de una bomba de calor de alto rendimiento, parecida a la de los aires acondicionados. En lugar de generar aire frío (o caliente), calienta el agua que circula por radiadores o suelo radiante.

Es una excelente solución para viviendas de nueva construcción o si vas a hacer una reforma. Pero también si ya tienes un sistema de calefacción central con caldera de gas o gasóleo porque podrás aprovechar parte de la instalación. Se adapta a todo tipo de viviendas: unifamiliares, pareados, pisos…

Ventajas:

  • Calor limpio, sano, seguro y confortable para toda la casa.
  • Opción ecológica. La aerotermia es una energía renovable respetuosa con el medio ambiente.
  • Puedes ahorrar hasta un 75% de tu consumo energético con respecto a un sistema eléctrico. Si se compara con caldera de gasoil, se calcula un ahorro del 40% y un 20% si la caldera es de gas.
  • Producción de agua caliente sanitaria. Al igual que una caldera, calienta también el agua que sale por los grifos.
  • Puedes aprovechar la instalación existente, si ya tienes calefacción con suelo radiante o radiadores. ¡No tendrás que hacer obras!
  • Con refrigeración en verano. Los sistemas de aerotermia también sirven para climatizar tu casa cuando hace calor. ¿Cómo? Generan agua fría que circula por el suelo radiante. También puedes instalar fancoils en las habitaciones: son pequeños aparatos que emiten aire frío, como si fueran un aire acondicionado.
  • Es combinable con paneles solares fotovoltaicos. Aunque la bomba aerotérmica funciona con electricidad, consume muy poco. ¿Cómo reducir aún más este gasto? Produciendo tu propia electricidad a partir de la energía solar.

Inconvenientes:

  • Un equipo de aerotermia tiene un precio más elevado que una caldera de gas o gasoil.
  • Si no tienes suelo radiante o radiadores de agua, tienes que sumar el coste de la instalación.
  • El sistema necesita electricidad para su funcionamiento, aunque consume solo una cuarta parte de la energía que produce.
Calefacción con aerotermia

En LEROY MERLIN estudiamos tu caso y te ayudamos con tu proyecto. ¡Consulta en tu tienda!

Solicita presupuesto

En este vídeo te explicamos cómo funciona la aerotermia:

2. Calefacción con geotermia

La geotermia también es una energía renovable. Los equipos de aerotermia aprovechan el calor almacenado en el subsuelo para generar el agua caliente que circula por el suelo radiante o los radiadores.

Es una excelente opción para viviendas muy grandes, con terreno suficiente para soterrar las tuberías y con gran consumo en calefacción. Si este no es tu caso, descarta la geotermia. 

Ventajas:

Son similares a las de la aerotermia.

  • Calefacción limpia y confortable en toda tu vivienda.
  • Solución ecológica. La geotermia es una energía respetuosa con el medio ambiente.
  • Gran ahorro. Un sistema de geotermia gasta la mitad que una caldera de gasoil.
  • También produce agua caliente sanitaria.
  • Si ya tienes calefacción con suelo radiante o radiadores, puedes aprovechar la instalación.
  • Climatización todo el año. Los sistemas de geotermia también pueden refrigerar tu casa en verano aprovechando el suelo radiante. Puedes sumar fancoils y reemplazar completamente el aire acondicionado en toda la vivienda.
  • Combinable con paneles solares fotovoltaicos. La bomba geotérmica solo consume un cuarto de la electricidad que produce. Si generas tu propia electricidad a partir de la energía solar, puedes recortar aún más este gasto.

Inconvenientes:

  • El coste de un equipo de geotermia es más elevado que el de una caldera de gasoil.
  • Hay que sumar el importe de la instalación de las tuberías soterradas. Según sea el terreno, las tuberías se pueden instalar en horizontal, más superficiales, o en vertical (más eficaces). Para ello, hay que perforar el terreno más o menos metros.
  • Si no tienes una instalación de suelo radiante o radiadores, tienes que añadir el coste de la instalación.
  • La bomba necesita electricidad para funcionar, aunque consume solo una cuarta parte de la energía que produce.
Calefacción con geotermia

Es un sistema ideal si vas a construir una casa o remodelar la que tienes

Ver producto

¿Quieres saber más sobre cómo puedes aprovechar las energías renovables en tu vivienda? No te pierdas este artículo.

Descubre en este vídeo cómo funciona la geotermia en casa:

3. Calderas de gas con radiadores o suelo radiante

Las calderas de gas con radiadores son el sistema más habitual en España.  Al igual que en los sistemas de aerotermia y geotermia, el agua caliente circula hasta los radiadores o por el suelo radiante.

¿Suelo radiante o radiadores?

  • El suelo radiante tiene una instalación más costosa que los radiadores pero ofrece tres ventajas importantes:
  • No ocupa espacio.
  • El calor que ofrece es aún más confortable .
  • Mayor eficiencia (es decir, menor gasto energético) que los radiadores convencionales. La razón es que trabajan a menor temperatura. Aunque en la actualidad existen radiadores que también funcionan a baja temperatura (como los que utilizan los sistemas de aerotermia y geotermia) y, por lo tanto, son más eficientes.

 ¿Y la caldera? Las calderas por condensación son más eficientes que las convencionales: consumen hasta un 30% menos. Además, generan menos emisiones contaminantes  la atmósfera. Por ello, si tienes que sustituir tu caldera, es tu oportunidad para comenzar a ahorrar. Las calderas convencionales ya están prohibidas en España.

No te pierdas este vídeo donde nuestros expertos explican algunas claves a tener en cuenta sobre las calderas de gas:

Ventajas:

  • Gran poder calorífico para toda la vivienda.
  • La caldera provee también de agua caliente sanitaria.
  • Confort y ahorro. Añadiendo termostatos inteligentes o válvulas termostáticas puedes regular y programar la calefacción, incluso en cada estancia.
  • El precio del gas es más económico que el de la electricidad.
  • El coste de las calderas de gas es menor que el de un equipo de aerotermia o geotermia.
Calderas de gas

Perfectas para viviendas de todo tipo, en climas fríos y con suministro de gas natural

Ver artículo

Inconvenientes:

  • Necesita acceso a una red de suministro de gas natural.
  • La caldera requiere revisiones periódicas.
  • El valor de la energía (kWh de gas) está sujeto a fluctuaciones.
¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu hogar?

4. Estufas de pellet

El pellet es un combustible de la biomasa con gran poder calorífico. Tener una estufa o chimenea de pellet es una opción ecológica y ahorradora. Hay un montón de soluciones distintas que funcionan con pellet. Cada una cubre necesidades diferentes, por ejemplo:

  • Para dormitorios. Hay modelos estancos que no necesitan rejilla de ventilación. No existe el riesgo de que emitan gases a la habitación.
  • Para varias habitaciones. Las estufas canalizables permiten llevar el aire caliente a otras estancias.
  • Para calentar toda la casa. Las hidroestufas (o termoestufas) de pellet calientan el agua y la reparten por el circuito de radiadores o suelo radiante.
  • Para calentar toda la casa y producir agua caliente sanitaria. Para este caso, están las calderas de pellet.
  • Sin conexión eléctrica. Existen modelos que no requieren electricidad para funcionar. Otros sí, para ofrecer prestaciones extra muy interesantes, como programación y suministro automático de combustible.

Siempre que puedas instalar una salida de humos en casa, podrás tener una solución de pellet.

Ventajas:

  • Diversidad de soluciones que se adaptan a distintos tipos de vivienda y necesidades.
  • Ecología. El pellet es un combustible renovable y respetuoso con el medio ambiente. Se fabrica con residuos de madera triturados y comprimidos. Esto ayuda a limpiar los bosques.
  • Ahorro. El pellet es económico y tiene gran poder calorífico.
  • Fácil almacenamiento. El pellet ocupa menos espacio que la leña.
  • Sin contratos ni gastos fijos con empresas distribuidoras de energía.

Inconvenientes:

  • Necesitan instalación de salida de humos al exterior.
  • Limpieza (aunque apenas generan residuos) y revisiones periódicas.
  • Es necesario comprar y almacenar el combustible.
Estufas de pellets

La opción más ecológica y eficiente con un combustible con bajas emisiones de CO2

Ver productos

5. Estufas de bioetanol

Si quieres disfrutar de la visión del fuego en casa pero no quieres o no puedes instalar una chimenea o estufa con tubos de evacuación, las estufas de bioetanol pueden ser tu mejor solución. Pueden calentar un salón entero o un estudio.

Ventajas:

  • La visión del fuego hace los ambientes muy acogedores.
  • Generan calor rápidamente.
  • El bioetanol (o bialcohol) es un combustible líquido de la biomasa, más respetuoso con el medio ambiente que los combustibles fósiles (petróleo, carbón o gas natural).
  • No necesita instalación de tubos de evacuación de gases. Es una diferencia importante frente a las estufas o chimeneas de leña o pellet.
  • Son muy decorativas y hay modelos potentes capaces de calentar espacios de hasta 40 m2.
  • No generan cenizas ni residuos.

Inconvenientes:

  • No es un sistema apto para calentar toda la casa.
  • Aunque apenas generan C02 en la combustión, es necesario ventilar la estancia cada dos horas aproximadamente.
  • Es necesario almacenar al menos un bidón de bioalcohol en casa para cargar la estufa cuando sea necesario.

¿Quieres saber más sobre las estufas o chimeneas de bioalcohol?  No te pierdas este artículo.

Estufas bioalcohol

La alternativa decorativa y funcional para disfrutar de la visión del fuego sin instalación

Ver productos

6. Chimeneas eléctricas

Si quieres disfrutar de la visión del fuego sin ningún tipo de instalación ni almacenamiento de combustible, las nuevas estufas o chimeneas eléctricas son una alternativa interesante. Si te haces con una potente, podrás calentar una estancia de hasta 30 m2.

Ventajas:

  • Dan un calor limpio y rápido.
  • Puedes colocarlas en un dormitorio con completa seguridad.
  • Son muy decorativas y aportar gran sensación de confort. Imitan a la perfección las chimeneas de leña tradicionales o las estufas de hierro fundido. Algunos fabricantes, como Dimplex, han conseguido un realismo extraordinario del fuego ardiendo.
  • Sin obras, sin instalación de tubos…Son fáciles de colocar, usar y mantener.

Inconvenientes:

  • No es un sistema para calentar toda una vivienda. Es una solución complementaria.
  • Aunque hay modelos que incorporan sistemas de ahorro, como termostato y regulador de potencia, el precio de la electricidad sigue siendo elevado.

Descubre las claves para elegir una chimenea eléctrica.

Chimeneas eléctricas

Sin combustibles, funcionan exclusivamente con electricidad. ¡Escoge la tuya!

Ver productos

7. Emisores eléctricos inteligentes

¿Calentar toda la casa solo con electricidad? Si estás pensando en esta opción, tienes a tu disposición los emisores eléctricos. En apariencia son similares a los radiadores de agua que funcionan con calderas de gas. Salvo que estos son totalmente eléctricos y no dependen de la caldera.

Lo habitual es distinguir tres tipos de emisores térmicos: secos, de fluido y cerámicos. Los secos alcanzan la temperatura más rápidamente pero la conservan durante menos tiempo. Los cerámicos tardan más en calentar pero conservan mejor el calor cuando ya no consumen electricidad. Y los de fluido se encuentran en un punto intermedio.

Sin embargo, las nuevas tecnologías aplicadas a la calefacción eléctrica permiten grandes ahorros y mayores prestaciones. Son los emisores térmicos inteligentes.

Aquí tienes algunos ejemplos. Son de la marca EQUATION, de venta exclusiva en LEROY MERLIN. Y ofrecen una excelente relación calidad-precio.

  • Alutec Pro. Los controlas y programas desde tu teléfono móvil o tableta, mediante una app. Un ejemplo: el emisor del dormitorio se pone en standby cuando te levantas, mientras que el de la cocina ya ha calentado la estancia. Para alcanzar la temperatura del confort a la hora programada, el emisor se activa con la antelación necesaria para consumir la menor electricidad posible.
  • Ecotec Pro. Cuentan con autoprogramación: aprenden de tus hábitos y se programan solos, gracias a una memoria interna. Tienen sensor  de movimiento: cuando detectan que no hay nadie en una habitación durante media hora, se ponen en modo ahorro.
  • Ceratec Pro. Tienen GPS: se activan cuando estás  cerca de casa y se ponen en modo ahorro cuando te alejas.

Ventajas:

  • Calor limpio y homogéneo.
  • Fáciles de instalar. Sin obras.
  • Sin combustibles. Funcionan solo con electricidad.
  • Aptos para calentar toda la casa, como si fuera un sistema centralizado.
  • Fáciles de programar individualmente para conseguir mayor confort y ahorro.
  • Sin gastos en mantenimiento.

Desventajas:

  • A pesar del ahorro que ofrecen los emisores inteligentes, el coste de electricidad sigue siendo más elevado que otras energías.
  • Los emisores inteligentes y ahorradores suelen tener un coste superior a los tradicionales.
Emisores eléctricos inteligentes

Perfectos para necesidades de calefacción moderadas o como refuerzo de otros sistemas

Ver productos

Descubre cómo funciona el emisor inteligente EQUATION Ceratec Pro:

Mejor sistema de calefacción. 3 preguntas frecuentes

¿Qué sistema de calefacción es más eficiente?

Los sistemas de calefacción más eficientes son los que utilizan energías renovables, como la aerotermia, la geotermia o el pellet.

Y la energía solar, como solución complementaria Por ejemplo, puedes instalar paneles térmicos como apoyo a tu sistema de calefacción. El agua caliente generada hará que tu termo eléctrico o tu caldera trabaje menos. O si instalas paneles fotovoltaicos, producirás electricidad gratis que puedes utilizar para el funcionamiento de una bomba aerotérmica o geotérmica.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para un chalet?

Cuanto mayor sea la demanda de calefacción de una vivienda, mayor es la necesidad de buscar un sistema eficiente. Por lo tanto las mejores opciones son las que aprovechan las energías siempre disponibles y gratuitas, como la contenida en el aire, en el subsuelo o la solar. Es decir, para un chalet conviene centrarse en la aerotermia y la geotermia. Y valorar la posibilidad de instalar paneles solares fotovoltaicos o térmicos como apoyo.

Otra opción son las calderas que funcionan con combustibles de la biomasa, como el pellet.

¿Cuál es la caldera más eficiente?

Si vas a hacerte con una nueva caldera de gas, siempre será más eficiente que la antigua. ¿Por qué? Porque solo está permitida la instalación de las calderas de condensación que son más eficientes que las convencionales. Dentro de las calderas de condensación las más eficientes son las modulantes, capaces de adaptar su funcionamiento para ahorrar en consumo.