Mejora la calidad del aire en tu casa con consejos fáciles

Seguro que quieres que se respire un ambiente más sano en tu hogar. Aunque parezca mentira, dentro en una vivienda suele haber más contaminación que en el exterior. Por eso, es muy importante que te conciencies de que, adoptando una serie de pequeñas elecciones y determinados productos, podrás cuidar el aire que respiras, a la vez que respetas el medio ambiente.

A la contaminación de la calle se une la que producimos nosotros con nuestras actividades diarias: calefacción, productos de limpieza, ambientadores… Los materiales de construcción están evolucionando y son cada vez más saludables, pero algunos tipos de alfombras, aislamiento, pinturas y barnices emiten compuestos orgánicos volátiles (COV) que reducen la calidad del aire interior y son nocivos para la salud. Por eso es importante elegir siempre los más saludables.

Renueva el aire y controla la tasa de humedad 

El aire demasiado seco, con una humedad inferior al 30 % provoca sensación de tener la garganta seca, electricidad estática… Los humidificadores equilibran la sequedad del aire, lo cual mejora en gran medida la calidad del aire en el ambiente. Los modelos más eficientes utilizan un sistema de ultrasonidos para controlar la humedad del aire y evitar que sea demasiado seco.

Mejorar la calidad del aire en casa

¿Cuáles son sus principales ventajas? Contribuyen a la lucha contra la aparición de faringitis, catarros, infecciones respiratorias, alergias y sequedad en los ojos y la piel; reducen el riesgo de desarrollo de alergias; ayudan a proteger las plantas; son muy útiles durante los períodos en los que el aire es muy seco y se pueden utilizar tanto en invierno como en verano.

Mejorar la calidad del aire en casa

Por el contrario, también puedes recurrir a los deshumidificadores que sirven para regular el exceso de humedad en una habitación. El vapor de agua se condensa en las paredes por la noche, cuando disminuye la temperatura dentro y fuera de la casa. Este fenómeno genera humedad que tiene consecuencias para la salud: irrita la mucosidad de la nariz, la boca y los pulmones, y afecta a las personas con asma y alergias. La solución para captar el agua en el aire es colocar un deshumidificador. Usar uno en estancias húmedas permite tanto ahorrar en consumo de calefacción como mejorar los niveles de confort de la propia habitación y evitar problemas de salud.

Y también están los purificadores, ionizadores o depuradores de aire que eliminan las partículas que están en el aire (los ácaros, el polen, pelos de mascotas, polvo, microorganismos…) gracias a los filtros que contienen. Además, previenen la aparición de moho lo que contribuye a evitar reacciones alérgicas mejorando, de este modo, la calidad del ambiente y reducen los alérgenos en el aire mediante la eliminación de las partículas perjudiciales para la salud que vienen del exterior. Otra de sus ventajas es que eliminan los malos olores. Su uso es especialmente recomendable para personas con asma, alergias, dermatitis atópica, etc.

Los extractores son dispositivos eléctricos discretos para airear y ventilar la estancia, así como para reducir el moho y los malos olores. Además, ayudan a mantener las paredes, techos y juntas en buen estado por más tiempo, a pesar del vaho y la humedad, porque evacuan el aire hacia el exterior y evitan así la condensación.

Mejorar la calidad del aire en casa

Los higrostatos renuevan el aire de una estancia (normalmente del cuarto de baño) y eliminan el exceso de humedad. Aunque su consumo eléctrico no es muy alto (unos 30 W), el higrómetro es un dispositivo que detecta la humedad para ponerse en funcionamiento de forma automática solo cuando sea necesario.

Se puede mejorar la calidad del aire en interiores utilizando aparatos de aire acondicionado, ya que tienen filtros para purificar el aire y retienen los ácaros del polvo. Hay varios tipos de filtros. Los electrostáticos son muy eficientes para eliminar los alérgenos y el polvo en suspensión. Los filtros de carbón activo absorben los malos olores y el humo. Los de plasma y neoplasma son los más avanzados: capaces de purificar y desodorizar el aire, se recomiendan para personas con alergias o asma.

Opciones saludables para el suelo

En contra de las creencias, la alfombra es una opción saludable para el revestimiento de suelos. Por lo general, se compone de fibras sintéticas que no favorecen el desarrollo de los alérgenos siempre que limpien regularmente con aspiradoras con filtros de alta eficiencia (HEPA). Diversos estudios señalan que las alfombras contribuyen a eliminar las partículas contaminantes del aire aunque los primeros días de su colocación es necesario ventilar la estancia.

Mejorar la calidad del aire en casa

Los suelos de vinilo son una buena alternativa para revestir el suelo: los hay que están compuestos exclusivamente de materias primas naturales como la resina de pino, la madera y el polvo de corcho o el aceite de linaza. Tienen la mejor clasificación posible con respecto a la emisión de compuestos orgánicos volátiles.

Mejorar la calidad del aire en casa

Hay adhesivos con base acuosa respetuosos con el medio ambiente. Se trata de productos libres de disolventes que, además, no son inflamables ni peligrosos para el usuario.  Otra de sus ventajas es que no generan residuos tóxicos. Puedes encontrar soluciones específicos para pegar diversos materiales como moqueta o suelos de madera.  

En cuanto a los esmaltes, los formados al agua no contienen compuestos orgánicos volátiles que dañen la capa de ozono y tu salud. De igual modo, los esmaltes Ecolabel emiten menos contaminantes y garantizan un aire más saludable en el interior de tu hogar.

Por último, puedes decantarte por el tipo de pintura fotocatalítica. Esta utiliza la luz para eliminar las sustancias contaminantes y la suciedad que se encuentren en el aire y que entrar en contacto con su superficie. Además, destruye los malos olores y reduce la presencia de hongos y bacterias.

Mejorar la calidad del aire en casa

Hábitos recomendables para el resto de la casa

Ventila todas las habitaciones de la casa abriendo las ventanas con regularidad. También puedes instalar un sistema de ventilación centralizada o extractores de aire.

Mejorar la calidad del aire en casa

Utiliza ropa y textiles para la casa sin componente perjudiciales para la salud. Por ello, te recomendamos que vistas tu hogar con textiles certificados con los sellos Made in Green y textiles de Confianza ambos garantizan la ausencia de sustancias nocivas para la salud de estos productos.

Antes de iniciar una reforma, infórmate sobre la toxicidad de los materiales.

Procura eliminar o alejar los aparatos eléctricos durante las horas de sueño puesto que emiten campos eléctricos y magnéticos (CEM) con efectos negativos para la salud.

Y, en líneas generales, asegúrate de que los productos que utilizas para el mantenimiento del hogar y de higiene personal no contienen elementos contaminantes. Se trata de elegir productos de limpieza basados en activos biodegradables, que limitan el impacto en el medio ambiente. Se diferencian por incluir la etiqueta Ecolabel, un reconocimiento europeo que garantiza un alto índice de protección medioambiental.

Por último, para tener un hogar sano también te recomendamos usar cubos de basuras con diferentes compartimentos para cada tipo de residuo (papel, plástico, vidrio, basura orgánica…) contribuyen a reciclaje ya que facilitan la tarea de separar la basura.

Mejorar la calidad del aire en casa