Mejores pinturas para fachadas

¿Buscas las mejores pinturas para fachadas? Encuentra aquí las soluciones más duraderas para que tu casa luzca impecable por muchos años. Las hay para todo tipo de climas y soporte. Fáciles de aplicar, resistentes y con ventajas extra. 

1. Pinturas ecológicas fotocatalíticas 

Entre las mejores pinturas para fachadas están las fotocatalíticas y con tecnología de grafeno. Si buscas una solución ecológica, estas pinturas te sorprenderán. Incluyen un pigmento específico de dióxido de titanio capaz de provocar procesos fotocatalíticos: descompone elementos contaminantes y los transforma en compuestos inocuos. Así contribuyes a cuidar la calidad del aire.

Además, la tecnología del grafeno te brinda importantes ventajas:

  • Favorece la regulación térmica de las paredes, es decir mejora su aislamiento. Esto puede traducirse en un ahorro de calefacción y aire acondicionado.
  • Permite que la pared respire, evitando la aparición de bacterias y hongos.
Mejores pinturas para fachadas

2. Pinturas para fachadas con Siloxane

Las pinturas que incluyen Siloxane en su composición son perfectas para climas extremos y muy húmedos. Si vives en una zona con estas características y tu fachada está expuesta a la intemperie, no te lo pienses dos veces. Estas pinturas ofrecen 15 años de duración. Además:

  • Son impermeables y repelen el agua
  • Se limpian solas con la lluvia (autolimpiables).
  • Evitan la aparición de moho.

Para dar menos manos de pintura, elige una monocapa.

Mejores pinturas para fachadas

3. Pinturas para fachadas con hidropliolite

Las pinturas que tienen en su fórmula hidropliolite bridan una adherencia excelente. Con esto te ahorras dar una capa de imprimación previa. La pintura agarra incluso en fachadas arenosas o en mal estado. Además tienen una resistencia extraordinaria en climas secos. Y ofrecen una duración de hasta 12 años.

Mejores pinturas para fachadas

4. Pinturas para fachadas con elastómeros

Las fachadas de piedra o concreto se expanden y contraen con los cambios de temperaturas, lo que provoca que las pinturas tradicionales se rajen o escamen. Para estos casos, las pinturas con elastómeros son la solución. Tienen gran elasticidad y así previenen la aparición de fisuras. Además, son capaces de tapar pequeñas fisuras existentes en el soporte. 

5. Pinturas elásticas y anticarbonatación

Estas pinturas incluyen aditivos que protegen el hormigón de la oxidación. ¿Cómo? Evitan el descenso progresivo de la alcalinidad del hormigón que provoca la reacción de carbonatación. Además, incorporan elastómeros, lo que las hace flexibles frente a posibles fisuras: dos soluciones en una.

¿Quieres saber más sobre cómo elegir pinturas para fachadas? No te pierdas este consejo.

¿Decidido a ponerte manos a la obra? Aquí te contamos cómo pintar tu fachada.