Microcemento, descubre esta tendencia en decoración

El microcemento es tendencia en decoración y cada vez son más las personas que se interesan por este tipo de acabado o revestimiento, extra versátil y resistente; cuando se plantean una reforma. Es apto para interiores y exteriores; se puede aplicar sobre la superficie existente; no tiene juntas por lo que ofrece un efecto de continuidad muy estético y apropiado tanto para espacio grandes como pequeños; y está disponible en varias tonalidades. En LEROY MERLIN queremos acercarte todo lo que el microcemento puede hacer por tu casa.

Todo lo que imagines

Descubre la gama de de pinturas con efecto de LEROY MERLIN y da textura a tus paredes

Ver productos

¿Dónde se puede aplicar el microcemento?

Tanto en paredes como en suelos, pero también se usa para revestir muebles de obra como módulos de cocina y encimeras, bancos, muebles de lavabo, bañeras o platos de ducha. El microcemento es impermeable y su ausencia de juntas lo hace especialmente indicado para espacios con humedad como cocina y baño, donde se evita la aparición del molesto moho en las uniones. Esa continuidad que mencionábamos para suelos y paredes también alcanza a los elementos que amueblan una estancia pudiendo, por ejemplo, proyectar la bañera o ducha y sus paredes en el mueble principal del lavabo.

Microcemento descubre esta tendencia en decoración

Puede que ahora mismo estés pensando en fabricar un mueble a medida y revestirlo con microcemento. Es posible. Cualquier superficie de hormigón o pieza creada con placas de yeso o DM pueden rematarse con este revestimiento.

Ambientes decorados con microcemento

Inspírate en estos ambientes decorados con pintura efecto microcemento en diferentes tonalidades. Desde la cocina hasta el baño, pasando por el salón…

▸ VER PINTURAS CON EFECTOS

Apto para cualquier estilo decorativo

Se podría decir que el microcemento es un revestimiento neutro y versátil que se adapta a todos los estilos. Atrás queda la idea de que encaja con estilos industriales o más comerciales. Cada vez más se usa en proyectos particulares, en suelos de espacios abiertos sin tabiques, en espacios exteriores, en baños y cocinas… y tanto en estilos más tradicionales y rústicos actualizados como en minimalistas o contemporáneos. El tono que escojas para su terminación te ayudará a marcar el estilo.

El acabado puede ser mate, satinado o brillante (en este último caso se pule con máquina) y tiene diferentes texturas (gruesa, media o fina) que son detalles de acabado que pueden influir en el aspecto final, creando un microcemento más artesanal, de textura irregular y aspecto rústico u otros más pulidos y lisos (hay microcementos también aptos para piscinas y suelos exteriores que no se alteran con los rayos ultravioletas y soportan las temperaturas extremas).

Microcemento descubre esta tendencia en decoración

¿Cómo se aplica el microcemento?

Lo habitual es aplicar este revestimiento continuo en capas -de diferente grosor-sobre una superficie lisa ya nivelada y estable. En el caso de que se aplique en el suelo es recomendable instalar una malla de fibra de vidrio para evitar fisuras posteriores. Entre capa y capa, el microcemento se pule para que quede una superficie regular. La capa final sella el material para que no se ensucie con facilidad y es la que hace que sea tan resistente e impermeable. Tras la aplicación de la última capa de microcemento hay que esperar entre 8 y 14 horas hasta poder pisarlo.

A partir de este momento, el mantenimiento posterior es sencillo. La limpieza habitual se hace con agua y jabón neutro y, cada cierto tiempo, se pueden aplicar ceras autobrillo diluidas con agua para renovar la capa protectora. Si quieres saber exactamente cómo revestir una pared de microcemento, te ayudamos aquí.

Soluciones que imitan el microcemento

En LEROY MERLIN encontrarás microcemento y los productos asociados que necesitas para su aplicación como resinas o poliuretano; pero también otras soluciones que imitan el acabado microcemento sin serlo. Así, es posible disfrutar de las estéticas aguas de este material con una pintura efecto microcemento o con cerámica de gran formato y rectificada, es decir, sin juntas; que imita el acabado.

Microcemento descubre esta tendencia en decoración

Tanto estas ideas como el propio microcemento combinan bien con otros materiales con los que decorar la casa como madera, lacas, fibras naturales, cualquier tejido, cerámica, baldosa hidráulica…

El microcemento, un revestimiento continuo

Este material está compuesto por una base cementicia mezclada con polímeros, fibras, aireadores, áridos ultrafinos y acelerantes, a los que se añaden pigmentos de colores para darle el acabado deseado. El microcemento se aplica sobre cualquier superficie rígida -es muy adherente- sin necesidad de retirar el revestimiento original y solo añade 2-3 mm de grosor. Por eso es una opción interesante a considerar no solo por su estética y propiedades sino también porque permite reformar sin retirar el material existente. Se coloca en poco tiempo (unos 35 m2 por día). Si bien es cierto que su aplicación no es barata (sí el material), su precio desciende cuanto mayor sea la superficie a cubrir.

Microcemento descubre esta tendencia en decoración

Una de las características más interesantes del microcemento es que crea superficies continuas que eliminan las juntas. Y en cuanto a su estética, son sus características “aguas” las que le dan encanto y personalidad. Se aplica manualmente por lo que su textura es irrepetible y única.