Una decoración de pared que trae las montañas a tu casa

Será como asomarse a una ventana y ver las montañas nevadas. Te gustará este sencillo trabajo con el que decorar una pared a modo de cuadro o usarlo como zócalo. Quedará perfecto sobre un sofá pero también detrás de la cama en la habitación de tu hijo. Necesitarás un tablero de madera del largo que quieras cubrir (puedes crear varias piezas y unirlas). Dibuja con una regla los picos de las montañas y corta con la mini sierra circular. Lija los cantos para eliminar imperfecciones y pinta de color blanco (¡es Navidad! Y lo más seguro es que las montañas estén cubiertas de nieve). Cuando seque, perfila con pintura de otro color los bordes superiores de la montaña y su cima de nieve y realiza otra fila de montañas más bajas con pintura de otro color. Puedes ayudarte de cinta de pintor para marcar las líneas que deberás seguir con el pincel. ¡Menuda cordillera! En el paso a paso te dejamos todos los detalles de cómo hacerlo.