Muebles de baño de calidad

Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta para elegir los muebles del cuarto de baño pero, sin duda, uno de los más importantes es la calidad. Si prestas atención al material de fabricación y al acabado, seguro que das en el clavo.

Lo primero que pensamos normalmente cuando vamos a elegir un mueble de baño es en la estética. Es lógico, puesto que el cuarto de baño es una de las estancias de la casa que más utilizamos. Precisamente por eso, los muebles están sometidos a un gran desgaste, más aún si tenemos en cuenta que se trata de un entorno húmedo.

Si quieres que tus muebles sean resistentes y te duren mucho tiempo, conviene que te asegures de que son de calidad. Te damos las claves para lograrlo.

Muebles de baño de calidad

Fíjate en el material de fabricación

Los muebles de baño pueden estar fabricados a partir de varios materiales. Estos son los principales:

  • Aglomerados: Son tableros fabricados a base de virutas de madera encoladas a presión con una resina sintética. Destacan por su fácil manejo y bajo coste. No se recomiendan para un mueble de baño que se vaya a mojar mucho, puesto que pueden deteriorarse con la humedad.
  • MDF: Son maderas seleccionadas y trabajadas para conseguir un material estable y homogéneo. Su manipulación es sencilla, son uniformes y reciben muy bien el tratamiento con pintura y laca. Tienen una alta resistencia a la humedad.
  • Madera maciza: Es el más habitual en muebles de estilo rústico y naturales. Su estructura tiene gran estabilidad y solidez, y permite realizar trabajos decorativos en distintas partes del mueble. Su tolerancia a  la humedad depende del acabado.
Muebles de baño de calidad

Ten en cuenta el acabado

Además del material que conforma la estructura del mueble, el acabado también influye en su calidad y, sobre todo, en su resistencia a la humedad y al desgaste.

  • Melaminado: Es una hoja decorativa que se aplica sobre superficies de MDF y aglomerado que no estén expuestas directamente a la humedad. Es de fácil mantenimiento.
  • Laminado decorativo: Fabricados en PVC o poliéster. Se emplean para el revestimiento de frontales y están disponibles en distintos colores y acabados. Son muy resistentes al desgaste y la humedad.
  • Lacas y barnices: Los muebles acabados con estos productos son muy duraderos y decorativos. Estos tratamiento sirven para crear superficies totalmente estancas y resistentes a la humedad y el desgaste.
Muebles de baño de calidad

El tipo de lavabo y encimera

El lavabo y la encimera son también importantes para determinar la calidad de un mueble de baño en su conjunto. Una vez más, conviene fijarse en el material con el que están fabricados estos elementos.

  • Porcelana: Los lavabos de porcelana son muy sólidos, resistentes al desgaste y fáciles de limpiar.
  • Cristal: Además de la solidez y la resistencia de este material que se utiliza para fabricar lavabos y encimeras, destaca por crear piezas muy decorativas.
  • Resina: Los lavabos y encimeras de resina son rígidos, resistentes a los golpes y a los arañazos, y fáciles de limpiar. Además, son antibacterias, ya que su material no es poroso.
Muebles de baño de calidad

Detalles que marcan la diferencia

Por último, fíjate en pequeños detalles que mejoran la funcionalidad y la comodidad de tus muebles, además de su durabilidad.

  • Cajones y puertas con cierre amortiguado. Este sistema de cierre favorece la durabilidad del mueble ya que evita los golpes bruscos. Además, anula los ruidos.
  • Cajones con extracción total. Son cajones que se abren totalmente, con lo que permiten tenerlo todo a la vista y a mano.
  • Apertura push. Este sistema prescinde de los tiradores o pomos, y permite abrir fácilmente el cajón o la puerta del mueble con tan solo un ligero toque en la parte frontal. Además de facilitar la apertura, alarga la vida útil del mueble ya que el mecanismo evita los golpes bruscos en el cierre.
Muebles de baño de calidad