Nueva vida para una maceta de barro

¿Y si damos una oportunidad a una maceta de barro y la convertimos en mesita? Quedará perfecta en el porche, en la terraza o, incluso, en el interior de tu casa. Necesitarás una maceta, mejor un tamaño grande, y su plato, que se convertirá en el sobre de la mesa. Pega ambas piezas (la maceta y el plato, base con base) con cinta de doble cara y pinta tu nueva mesa con pintura a la tiza. Aplica la pintura con una brocha ancha y deja que se aprecien los brochazos para conseguir un acabado descuidado, como el que ves en la imagen. Aplica cera incolora para terminar. ¡Quién lo diría! Esta manualidad engancha por su sencillez.