Decora con papel pintado autoadhesivo: fácil y rápido de poner 

¿Imaginas perderle el miedo al papel pintado? En todos los sentidos. Es posible con un diseño autoadhesivo, que se puede pegar y despegar hasta casarlo o colocarlo perfectamente en la pared. Es rápido, tan sencillo y fácil que en 20 minutos puedes tener la pared empapelada.

¿Te apetece decorar una pared de tu salón con papel pintado para darle un aire diferente y delimitar la zona del comedor? ¡Qué bien quedaría la pared del cabecero de tu dormitorio con un papel estampado! Está claro, sueñas con el papel pintado. Estás deseando que entre en tu casa, pero tienes miedo. Y es normal. ¿Sabré ponerlo? ¿Me quedará bien, sin arrugas ni bolsas? ¿Y si me canso con el tiempo del diseño que escojo?

¡MUY FÁCIL!

El papel pintado autoadhesivo es la solución para decorar cualquier pared de tu hogar

Ver productos

Pues todas estas preguntas tienen fácil respuesta con el papel pintado o los murales autoadhesivos, un tipo de revestimiento textil tejido para tus paredes, que hará que te animes. Es tan fácil de poner que engancha. Se pega y despega por lo que podrás rectificar la colocación de la tira una y otra vez hasta casar los motivos o que quede bien cuadrada en la pared. Es válido para cocinas y baños –salvo en la zona de la ducha o bañera- y se puede instalar sobre gotelé de pintura plástica, amortiguando la gota. ¿A qué estás deseando saber más?

Tus paredes, protagonistas

Pierde el miedo a decorar con papel pintado. Cubre una pared completa o decora solo un tabique, un mueble... las posibilidades son infinitas. Inspírate con estas ideas.

VER PAPELES PINTADOS AUTOADHESIVOS

¿Por qué es tan fácil y rápido de instalar el papel pintado autoadhesivo? 

Sus características son las que hacen que este tipo de papel gane adeptos y haga que cualquiera pueda empapelar una pared en casa. ¡Piérdele el miedo! Para que te hagas una idea: en 20 minutos puedes tener una pared empapelada sin complicaciones. ¿Por qué?

Es autoadhesivo. No necesita ni cola ni materiales extra. Olvídate de brochas, mezclar la cola o aplicar el preparado y esperar a que tire. Este tipo de papel incluye el adhesivo, solo hay que despegar el papel protector trasero a modo de pegatina y pegar la tira directamente en la pared.

Se pega con las manos. Si no quieres, no necesitas utilizar otras herramientas para instalarlo. Eso sí, es recomendable ayudarte en el pegado con una espátula, pues te facilitará la correcta instalación.

Pegar y despegar. El adhesivo que incorpora el papel pintado autoadhesivo es firme pero suave, lo que permite reposicionar las tiras, es decir, se puede pegar y despegar tantas veces como quieras. Así no tendrás miedo a equivocarte mientras lo instalas. Puedes rectificar.

Papel pintado fácil y rápido de poner

Las burbujas se eliminan cómodamente porque es transpirable. Al ser textil tejido es transpirable por lo que si aparece una pequeña burbuja, solo tienes que pasar la mano presionando suavemente sobre ella para que desaparezca. Lo que ocurre es que el aire se escapa a través del papel en sí sin necesidad ni de pinchar la burbuja ni de llevarla hasta un lateral de la tira como ocurre con el papel pintado convencional. ¿Y si la burbuja que se me ha formado es muy grande? Entonces despega hasta la burbuja y pega de nuevo.

Montaje recto. Sin sobrantes, necesitarás tantos paneles como tenga el ancho de tu pared. Los paños están pensados para que monten 1 cm uno encima de otro para que el casado de las tiras sea perfecto.

Papel pintado fácil y rápido de poner

Y cuando te canses, es tan fácil de retirar como de poner. Con solo tirar de él saldrán las tiras de papel de una pieza o el mural entero, sin residuos, dejando limpia la pared. Eso sí, asegúrate de haber usado una buena pintura de base o imprimación para no llevarte la pintura.

Papel pintado autoadhesivo, perfecto durante años 

Escoge el diseño de tu papel pintado autoadhesivo y que solo tengas que cambiarlo porque cambien tus gustos o te apetezca darle un aire nuevo a tu casa. Este tipo de papel aguantará perfectamente el paso del tiempo. No perderá color porque es resistente a la luz. Las tintas y el sistema de impresión de última generación aseguran la resistencia a la incidencia de la luz por lo que sus colores no se degradan.

Papel pintado fácil y rápido de poner

Además son lavables. Ante una mancha o roce puedes pasar un paño húmedo, siempre sin productos abrasivos.

SABÍAS QUE...

El papel pintado autoadhesivo es una manera asequible de renovar una estancia por completo

Inspírate. Todo lo que puedes hacer con este papel pintado 

Una pared, un par o todas las de la habitación. Seguro que ya estás imaginando cómo quedará el ambiente cuando pongas con tus propias manos el papel pintado. ¡Y sin complicaciones!

¿Te imaginas lo fácil que resultará sustituir el diseño de ositos de la habitación de tu hijo dentro de unos años cuando deje de ser un bebé y prefiera superhéroes por las paredes?

Papel pintado fácil y rápido de poner

Pero quizá no hayas pensado que también puedes instalarlo en el techo y darle un toque atrevido a tu casa. En la cocina es la opción perfecta para que la zona del office resulte muy acogedora o cambiar el aspecto general. ¿Y si llenas de formas geométricas o rayas el cuarto de baño? 

Papel pintado fácil y rápido de poner

Pero también te servirá para integrar las puertas en un frente y que prácticamente no se vean. Empapela las puertas y la pared con el mismo diseño. Haz lo mismo con los frentes de un armario o con otras tapas que tengas en la pared como las del cuadro de la luz. Y si estás pensando en decorar superficies más pequeñas con papel pintado autoadhesivo, echa un vistazo a este artículo donde te damos algunas ideas para personalizar y renovar con minirrollos autoadhesivos.