Papeles que te harán imaginar

Son fáciles de colocar y los hay en colores, diseños y texturas de todos los estilos. Además, son capaces de disimular desperfectos y manchas en las paredes y se limpian fácilmente. Puedes combinar varios estampados y tonos afines en una sola habitación. O tirar del dúo papel y pintura: también hacen una buena pareja.

Geometrías que decoran

Los estampados geométricos son un valor en alza, tanto para ambientes modernos como retro. Y, como remate, el zócalo pintado en el mismo tono.

Papeles para imaginar

Distintos pero en la misma frecuencia

Dos estampados diferentes pero absolutamente compatibles. Las rayas en distintos tonos de azul son buena compañía para motivos más discretos, como estas ramas en gris neutro y fondo blanco.

Papeles para imaginar

Piel de cebra

La imitación de pieles animales es una sofisticada alternativa. Menos llamativos son los papeles inspirados en el mundo vegetal y mineral: bambú, piedra, madera, etc.

Papeles para imaginar

Papeles que engañan la vista

Maderas, ladrillos, bloques de hormigón... Los papeles que imitan diversos materiales están de moda. Como este, con el que el muro parece revestido con pizarra blanca.

Papeles para imaginar