Personaliza tu zona de lavandería con módulos combinables

Si hay un espacio muchas veces olvidado en los hogares es la lavandería. Para quienes les gusta el orden en todos los rincones de la casa, existen distintas posibilidades para hacer que tu zona de lavado parezca la de un profesional. Los armarios modulares son una buena opción. ¡Y hay 14 modelos que puedes combinar entre sí! Las opciones son infinitas.

Tener un espacio en el que poner la lavadora y la plancha, disponer de los diversos utensilios para limpiar, así como de una zona para depositar la ropa cuando está sucia y guardarla después de doblarla, harán que estas tareas sean mucho más fáciles y te ocupen menos tiempo.

La versatilidad de los armarios modulares

Hay varias estancias de tu casa en las que puedes colocar la zona de lavandería. Lo idóneo es contar con un cuarto individual; pero si no dispones de uno, siempre puedes instalarla en el baño, la terraza, la cocina o el espacio bajo las escaleras. Y los armarios modulares ofrecen toda la versatilidad que necesitas para instalar esa zona de lavandería en tu casa.

Puedes destinar un pequeño espacio con dos armarios modulares, uno para la lavadora y otro para los productos de limpieza y la ropa sucia, por ejemplo; o hasta una composición de 14 módulos diferentes y varias baldas para que puedas crear, incluso, una zona de lavandería con un montón de espacio tanto para la ropa como para los productos de limpieza. ¿A que ya te lo estás imaginando?

Personaliza tu zona de lavandería

La gran ventaja de los muebles modulares es que todos los modelos encajan entre sí, ofreciendo un número de posibilidades amplísimo para crear tu zona de lavado y planchado, además de ser muy funcionales y prácticos. Además, estos muebles están fabricados en madera certificada por la Asociación para la Certificación Española Forestal y procedente de bosques sostenibles.

Para tener todo ordenado en tu lavandería, dispón los módulos de manera que se adapten al espacio y según sean tus necesidades y las de tu familia. Por ejemplo, si quieres colocar la zona de lavandería en una zona con techo abuhardillado o bajo la escalera, gracias a la amplísima variedad y versatilidad de los armarios modulares, podrás aprovechar todo el espacio fácilmente.

Incluye en tu composición un armario para la lavadora y otro para la caldera –si están en la misma estancia –. Puedes elegirlos con puertas, y así mantener los electrodomésticos ocultos, y añadir algún módulo más para el cesto de la ropa sucia y los productos que necesitas para hacer la colada. Las posibilidades de los muebles modulares para lavandería son infinitas.

Personaliza tu zona de lavandería

Si tienes espacio suficiente, incluye una zona de planchado. ¡Hacer la colada y planchar la ropa nunca había sido tan cómodo! Guarda la plancha en una columna de armario o cuélgala de un gancho en la pared. Incluye también una superficie cómoda en la que puedas doblar la ropa según la vas recogiendo del tendedero o la secadora: las superficies de los módulos te servirán como centro de planchado.

Qué tipos de módulos puedo poner en mi lavandería

Hay múltiples opciones para conseguir un espacio ordenado, con el almacenamiento que necesitas para los productos de limpieza, y hacer la colada cómodamente. Hay varios tipos de módulos que puedes incluir en tu zona de lavandería:

  • Mueble para lavadora. Tienes varias opciones. Una es un módulo bajo con dos puertas abatibles que sirve para cubrir y proteger el aparato. La otra es un despensero, que dispone de una parte de armario y una balda, con espacio suficiente para almacenar los productos que necesitas para hacer la colada. También hay modelos que incorporan varias barras para tender la ropa y una más para colgar las perchas con la ropa. Sus formatos están pensados para sacar el desagüe y las tomas de agua y luz cómodamente.
  • Muebles para la ropa sucia. Coloca el cesto de la ropa sucia en el interior de un armario con puerta abatible en la zona inferior, que impide que se vea el interior. Coloca varios armarios: uno para la ropa blanca, por ejemplo, y otro para la de color. Pueden ir apilados o uno al lado del otro.
  • Armario escobero. Perfecto si utilizas la zona de lavandería para guardar también los utensilios de limpieza. Estos armarios tienen varios compartimentos: uno especialmente indicado para la escoba, fregona y cubo y otros en los que almacenar trapos, detergentes, etc. Con este mueble tendrás todo lo necesario para la zona de lavandería, obteniendo una zona recogida y bien utilizada.
  • Mueble para productos de limpieza. Con una o dos puertas abatibles, el espacio de almacenamiento de estos armarios te ayudan a tener la zona recogida y aprovechada. Los hay bajos y de colgar en la pared. 
  • Mueble cubre calderas. Tanto si tienes la zona de lavandería en la misma ubicación que tu caldera, como si están separados, puedes cubrir el aparato con un armario que lo esconde y protege.
Personaliza tu zona de lavandería

Gracias a las baldas regulables de los armarios para lavandería, puedes adaptarlos a tus necesidades y sus puertas te ayudarán a almacenar la ropa, los productos de limpieza, las pinzas, etc. sin perder la combinación de funcionalidad y estética.

Personaliza tu zona de lavandería