Personaliza una estantería con una puerta corredera y pizarra 

Práctico y decorativo. Imagina un proyecto con el que ganes orden en la habitación de los peques y además ellos disfruten. ¡Aquí está! Se trata de instalar una puerta en una estantería para ocultar parte de los compartimentos tras ella y que, además, se convierta en una pizarra gigante para que tus hijos la decoren a su antojo con tizas. Tendrás que cortar seis listones en DM que harán de guías (dos para la parte superior y dos para la inferior) y la puerta en el mismo material. Pinta con rodillo las guías en el mismo color que la estantería y la puerta con pintura de pizarra. Una vez estén secas las piezas, une dos listones en forma de L con clavos y atornilla a la estantería, arriba y abajo. Después, fija otro listón frontal con clavos a cada guía, pasando de formar una L a una U. Ahora encaja la puertas de pizarra entre las dos guía y… ¡deja que los pequeños artistas den rienda suelta a su creatividad! 

Descubre aquí el paso a paso.