Un plan de barbacoa perfecto

Tienes ganas de disfrutar de tu terraza o jardín. Los días son más largos, hay más horas de luz y una buena opción puede ser cocinar al aire libre preparando deliciosas barbacoasElige la que mejor se adapte a tu espacio y a tus necesidades y prepárate para disfrutar y ¡comer más sano!

De obra, portátil, eléctrica… ¡Hay una barbacoa para ti!

¿Cómo es tu jardín? Grande, pequeño, cuadrado, rectangular. ¿O tal vez dispones de una terraza o un pequeño porche? Existen tantos tipos de barbacoas que podrás transformar cualquier espacio exterior de tu casa en el mejor de los rincones para cocinar al aire libre.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

¿Tienes un jardín con muchos metros? Entonces, puedes permitirte perfectamente una parrilla de obra o mampostería, es decir fija. Suelen pesar 500 kilos y para su correcta instalación necesitan alrededor de 2 metros cuadrados de superficie.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

¿Tu jardín es una monada pero no precisamente grande? Elige una barbacoa eléctrica si tienes cerca una toma de electricidad. Es perfecta para espacios pequeños, muy sencilla de usar y suele venir provista de una tapa y una cuba de aluminio colado. Si te apetece preparar los alimentos rápidamente y tenerlos listos en poco tiempo para disfrutar más del placer de conversar, una barbacoa de gas en una excelente elección porque alcanza temperaturas elevadas en poco tiempo y se pueden encender y apagar con rapidez. Además, su manejo es muy sencillo, pudiendo regular su temperatura.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

Lo tienes claro. Quieres organizar muchas barbacoas al aire libre cocinando a la plancha, aunque tengas una terraza o un porche pequeños. Un modelo de barbacoa portátil hará tu sueño realidad. Cabe en cualquier rincón y cuando no la uses en invierno la podrás guardar sin problemas dentro de casa. Practiquísimo. Existen numerosos modelos para elegir, que se diferencian entre sí por el tipo de combustible con el que funcionan y también por su diseño.

Ya te lo estás imaginando. Ese rincón de casa al aire libre preparando lentamente los alimentos en la parrilla, con el sabor inconfundible de las brasas del carbón o del aroma y sabor de la leña sobre tus carnes, pescados y verduras. Tu opción está clara. Elige una barbacoa de carbón vegetal y leña. Suelen llevar ruedas, muy útiles para transportarla o cambiarla de sitio en el jardín. Con el carbón encenderás rápidamente la barbacoa y crearás brasas en poco tiempo, además de controlar fácilmente el momento adecuado para incorporar los alimentos a la parrilla. Si utilizas leña, todos los alimentos tendrán su delicioso sello al degustarlos.

Alrededor de la barbacoa. ¡El rincón perfecto! 

 ¿Y el rincón elegido para situar la barbacoa? Busca un lugar cómodo y observa la dirección del viento para que el humo no moleste a los vecinos cuando esté funcionando. La sombra de un árbol cercano, o de una zona de arbustos, es perfecta para resguardarte del sol mientras cocinas, Ahora toca planificar junto a él un lugar confortable donde colocar todo lo relacionado con la barbacoa y poder trabajar cómodamente. Si te apetece equipar la zona con mesas y sillas para comer sentados y disfrutar de sobremesas distendidas, busca una zona de unos diez metros cuadrados. De está manera podrás situarlas alejadas del calor que proporcionan las parrillas.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

Y pensando en tu comodidad y seguridad a la hora de preparar los alimentos, la zona donde coloques la barbacoa debe ser llana y lisa. Si no existe, es fácil preparar una superficie y cubrirla con un pavimento antideslizante de exterior. Un truco para que se pueda limpiar fácilmente de posibles manchas de grasa y salpicaduras es que no sea excesivamente poroso. Para que no falte nada, coloca justo debajo de la parrilla una alfombra ignífuga: evitarás manchas y retardarás la combustión en caso de que salte alguna brasa. Además, podrás limpiarla fácilmente con agua. 

Guantes, pinzas, parrillas… El equipo completo

Ya casi está todo listo para disfrutar de tu jardín o terraza con la barbacoa perfecta. Has planificado el escenario más apropiado, la colocación ideal de las mesas y las sillas… ¿No echas nada en falta? Preparar una buena barbacoa también requiere rodearse de los accesorios que simplifiquen tus tareas al cocinar y te garanticen el éxito total. Necesitarás parrillas o elevadores, guantes, pinzas y espátulas. Se pueden adquirir por separado o en elegantes maletines con todos los útiles.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

Te imaginas cómo será tu primera barbacoa. Un plan de lo más divertido y apetecible que comienza en el momento mismo de encenderla. Lo ideal es que utilices astillas finas o piñas, y cuando estas prendan, añadas poco a poco el carbón vegetal o la madera que vayas a utilizar. Una escena cálida y relajante, contemplando el inicio del fuego. Recuerda que este necesita oxígeno, de manera que no se deben añadir de golpe cartones o papeles que lo ahoguen, pues generarían una humareda molesta. Un truco infalible para rebajar las llamas si se avivan de repente al caer grasa de los alimentos sobre el carbón es echar sobre ellas sal gruesa.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

¿Y qué hacer cuando la barbacoa toque a su fin? Recurre a los limpiadores especiales para parrillas, que te permitirán limpiar eficazmente la barbacoa, y a una funda para cubrirla y protegerla del polvo y de las inclemencias del tiempo. Opta por un modelo que, además de funcional, resulte decorativo para este espacio de la casa. 

Chef por unas horas ¡Qué divertido! 

La idea de cocinar al aire libre en tu paraíso exterior de casa, ya sea un jardín una pequeña terraza o un porche, te hace feliz. Si das rienda suelta a tu imaginación podrás preparar cenas y comidas sanas y divertidas. Todo muy informal, como mandan los cánones culinarios de una buena barbacoa, a base de ensaladas, brochetas con verduras y, por supuesto, carnes a la brasa y pescados ahumados.

Si se te dan bien los preparados de carne, ¡adelante! Sorprende a los tuyos con homenajes gastronómicos a este alimento. Según el tipo de carne y el corte que elijas podrás organizar una fiesta argentina, una jornada brasileña o una parrillada al más puro estilo tejano. Recurre a todas tus habilidades culinarias y prepara las carnes acompañadas de distintas salsas, con marinados o con una buena guarnición de verduras a la brasa. Una música de fondo autóctona y unos toques decorativos propios del país harán el resto para que la jornada sea un éxito.

Plan cocinar al aire libre la estrella es la barbacoa

¿Y viajar a través de la cocina? ¿Por qué no? Tal vez lo que quieres es ofrecer una reunión muy gourmet, transformándote por unas horas en un chef de alta cocina en ese rincón del jardín con la barbacoa como protagonista. Haz una puesta en escena impecable, pon a prueba tu olfato y presenta una selección de hamburguesas a base de innovadoras combinaciones. 

El olor del pescado ahumado o a la plancha te trae gratos recuerdos de tus veranos en la playa y de viajes junto a mares paradisíacos. ¿Te apetece rescatar esos sabores y aromas para tu barbacoa? Ya te la imaginas. Primero engrasarás la parrilla bien caliente con aceite en spray o una brocha, después prepararás una selección de pescado menudo, como sardinas y algunos mariscos, y a continuación piezas más grandes, ¿qué tal un salmón o un atún frescos? Sabes que el pescado graso es el mejor porque aguanta bien el calor y que en general hay que tener cuidado con los pescados porque son más delicados y es más fácil que se peguen. El plan será un éxito.

¡Son tantas las propuestas culinarias que puedes hacer en tu barbacoa! Puede que a tus comensales les guste más la opción de las verduras a la parrilla, o incluso las frutas. Quedarán perfectas. Antes de cocinarlas, colócalas en bandejas perforadas, y ponlas a un fuego poco intenso.