Plantas de invierno para dar vida a tu casa y jardín

Las plantas de invierno son tan bellas y hermosas –o más– como las que florecen durante el resto del año. Aunque es cierto que es en los meses de más calor cuando más prestamos atención a nuestro jardín, también durante los meses más fríos hay plantas que ofrecen su flor y mucho verdor tanto a tu exterior como al interior de tu casa. Y podrás seguir disfrutando durante el resto de la temporada de la belleza de estas plantas de invierno.

1. Ciclamen, una flor que prospera en invierno

El ciclamen (Cyclamen) es una de las plantas de invierno más bonitas. De hecho, necesita del frío para florecer. Aunque es una planta de exterior (oriunda de las zonas boscosas de la zona del Mediterráneo oriental), también puede desarrollarse en interior, con especial cuidado de la temperatura. Lo ideal es que se mantenga a menos de 16 ºC, ya que con más temperatura puede pensar . Es mejor colocarla en una zona de sombra, ya que no le gusta el sol directo. El ciclamen es una planta bulbosa y hay que controlar el exceso de riego. Sumerge la maceta en agua durante 15 minutos y colócalo sobre un plato con gravilla para que expulse el agua sobrante. 

Plantas de invierno

2. Brezo, el rosa invernal

Otra de las plantas típicas de otoño e invierno. Sus colores rosados son perfectos para dar a tu jardín el toque de color que necesita durante los meses más fríos del año. Una de las especies más comunes es la Calluna Vulgaris, un término que procede del griego y que significa ‘barrer’. De hecho, durante años se utilizó como escoba. Si la tienes en exterior, colócala en una zona soleada, y en interior, igual: ponla cerca de una ventana. Lo importante es que el sustrato no se quede seco del todo, por lo que hay que vigilar su riego y ni excederse ni quedarse corto. 

3. Pensamientos, una flor de invierno de color

Los pensamientos son unas plantas de invierno características por sus hermosas flores, que comienzan a brotar desde finales del otoño hasta casi la primavera. Los hay de muchos colores, desde blancos y amarillos, hasta violetas, rojos o bicolores. Es una planta de exterior que aguanta el frío sin problema, aunque es necesario un baño de luz diario de entre 6 y 12 horas. Si no es así, sus flores serán más pequeñas y escasas. Los riegos han de asegurar la humedad sin encharcar el sustrato.

Plantas de invierno

4. Durillo o falso laurel, flores blancas, frutos azules

Este arbusto de exterior, conocido como laurel salvaje, es una planta de invierno perfecta para dar verdor a tu jardín o terraza. Sus hojas son ovaladas, de un verde intenso, y sus flores brotan en macizos. Puede llegar a medir 4 metros y sus frutos son de un color azul muy oscuro que tienen un gran valor ornamental. Puede estar colocada a pleno sol o a semisombra y, aunque soportan el frío, no aguantan bien las heladas intensas. 

5. Prímula, color al final del invierno

Esta planta con flor de invierno, también conocida como primavera, es perfecta para decorar tu jardín y tu casa. Sus flores pueden ser rojas, rosas, amarillas, blancas o bicolores. Tienen un follaje muy frondoso y sus hojas son perennes, así que aunque pierdan su flor, llenarán tu jardín de verdor todo el año, aunque también puede estar en el interior. Necesita un lugar fresco y luminoso (sin sol directo si está en el interior) y riegos abundantes dejando secar la tierra entre ellos. 

Plantas de invierno

6. Jazmín nudiflorum o jazmín de invierno

Esta planta es un tipo de arbusto procedente de Asia y Europa. Sus hojas caducas son pequeñas y opuestas y presenta pequeñas florecillas sin olor, pero muy decorativas. Lo más llamativo es que estas florecillas aparecen antes que las hojas y, de hecho, su nombre lo recibe precisamente por eso. Y porque sus flores brotan a finales del verano y principios de primavera. Sus cuidados son sencillos: riego moderado –prefieren poca agua que mucha–, poda tras la floración y una exposición al sol, pero protegidos del viento y las heladas. 

7. Croton, la opción de interior para invierno

Si las plantas con flor no son lo tuyo, pero te encantaría disfrutar del colorido de las plantas de invierno, el croton es tu planta. Es una de las especies de interior más fáciles de cuidar, pero es que además es una de las más decorativas. Sus hojas de intensos verdes, amarillos, naranjas y rojos mezclados entre sí la hace muy vistosa. Después, para mantenerla es importante darle la humedad que necesita, no solo en el sustrato, también conviene pulverizar sus hojas, especialmente en invierno cuando se enciende la calefacción. También la temperatura es importante: entre 19 y 21 ºC se desarrollará frondosa y fuerte.

Plantas de invierno

8. Rosa de alabastro o echeveria, de interior y exterior

Esta especie de crasa es una de las más bonitas entre las suculentas, y la incluimos en esta selección de plantas de invierno por el característico color violeta de sus hojas que se disponen a modo de roseta. Son gruesas, ovaladas y puntiagudas y sus cuidados, muy sencillos. Le gusta el sol, por lo que lo mejor será colocarlo donde reciba muchas horas de luz al día. Pero si antes estaba a la sombra, esa transición hay que hacerla poco a poco. Se desarrolla mejor en el exterior que en el interior, por lo que es perfecta para decorar una terraza o balcón, también en invierno. 

9. Brassica oleracea, la col que decora

La col ornamental es una planta de invierno muy original. Es característica y muy llamativa debido a sus hojas recortadas y rizadas. Aunque al principio estas salen verdes, cuando baja la temperatura, se vuelven moradas, rosas, amarillas o blancas. Para que prospere, es mejor colocarla en el exterior, ya que necesita temperaturas inferiores a 15 ºC. Necesita un suelo con buen drenaje y mucha agua.

Plantas de invierno

10. La bella flor del Narciso

Esta planta bulbosa es característica por su llamativa flor, que nace a finales de invierno. Aunque lo habitual es que sean amarillas, también pueden ser blancas y anaranjadas. Durante el otoño es el mejor momento para plantar los bulbos y poder disfrutar de ella cuando termina el invierno. Colócala en un lugar fresco en semisombra y con un plato con guijarros y agua en la base, para que aproveche la humedad y no le falte agua. 

Plantas de invierno

11. Acebo, el arbusto más invernal

El brezo es una de las plantas más representativas del invierno. Un jardín nevado con sus rojos frutos es perfecto. Sus hojas son perennes y sus frutos de un brillante color rojo (no se pueden comer porque son venenosos). Lo ideal es colocarla en una ubicación en la que no reciban luz directa, es mejor una zona de sombra. Asimismo necesita buenas cantidades de agua.

Plantas de invierno

12. Lavanda, la aromática que aguanta el frío

La gran virtud de la lavanda es que es una planta que soporta hasta -15 ºC. Es una planta todoterreno que aguanta perfectamente el invierno y que, además, aporta mucho colorido y aroma al jardín. Eso sí, tendrás que tener cuidado con los encharcamientos, ya que en invierno especialmente pueden llegar a ser muy perjudiciales. 

Plantas de invierno

13. Rododendro, el arbusto ideal

Esta planta de invierno con flor es una de las más apreciadas por la belleza de sus flores aunque este arbusto debe estar protegido de las heladas, que pueden ser fatales. Aunque lo habitual es que florezca en primavera, se puede forzar la floración también en invierno con abonos específicos para plantas acidófilas. Las azaleas son un tipo de rododendro.

14. Caléndula, una planta de invierno con flor

Si la has plantado en primavera, la caléndula te ofrecerá sus flores a lo largo del otoño, pero también durante el invierno. Aunque no es aconsejable plantarla en zonas en las que hay heladas, ya que no las soportarían (aguanta hasta -3 ºC). Ubícala donde reciba mucha luz, a ser posible, a pleno sol. Hay que tener precauciones en sus riegos, ya que no soportan la humedad. La puedes poner en una maceta o en el jardín directamente. 

Plantas de invierno

15. Abelia grandiflora, una preciosa flor de invierno

La Abelia ofrece una increíble floración, que se produce en otoño e invierno. Tiene la capacidad de aguantar bajas temperaturas, lo que la convierte en una planta de invierno perfecta para decorar tu jardín. Además, sus cuidados son muy sencillos: un buen drenaje en el sustrato, abono orgánico, ubicación a pleno sol para una mayor floración y podas periódicas para que crezca fuerte.

16. Nandina, rojo en tu jardín

Esta planta de invierno, originaria de China y Japón, es ideal para dar color a tu jardín durante los meses más fríos, ya que aguanta hasta -10 ºC. Lo más llamativo de esta planta son sus rojos frutos, que aparecen en otoño, permanecen durante todo el invierno hasta primavera, cuando brotan unas pequeñas florecillas blancas. Colócala donde le dé la luz y riégala con frecuencia, una vez durante todo el año y hasta 3 en verano.

Plantas de invierno

17. Abeto, hay más vida allá de Navidad

¿Por qué no comprar un abeto natural este año para Navidad? Adquiérelo en una maceta y, cuando las fiestas terminen, dale un lugar predominante en tu jardín. Lo mejor es que es perenne, por lo que prosperará hasta el año siguiente y decorarlo cada año, ¡pero en el exterior! Además, esta planta de invierno desprende un agradable aroma en tu jardín. 

18. Laurel, otra aromática para tu jardín en invierno

La virtud de esta planta reside en su adaptabilidad a diferentes climas, también a los más fríos. Pero si hace hasta -10 ºC tendrás que protegerla contra las heladas, ya que podría ser fatal. De hecho, si la tienes en maceta, es mejor que, durante el invierno, coloques la planta en el interior.

Plantas de invierno

19. Alhelí, delicadeza en invierno

Esta planta llenará tu jardín de color y un dulce aroma a finales de invierno y principios de la primavera. Sus flores pueden ser blancas, rosas, púrpuras y hasta amarillas. Su gran ventaja es que sus cuidados son muy sencillos, aunque solo prospera si las temperaturas no bajan de los 5 ºC. Riégala con moderación.

20. Camelia japónica, una planta de invierno con una floración espectacular

 Las grandes flores de esta planta de invierno son espectaculares. Comienzan a parecer a finales de diciembre y lo hacen durante los siguientes tres meses. Para su cuidado y adecuada floración, asegúrate de aplicar periódicamente un abono específico de plantas acidófilas o de floración. Riégala con moderación. 

Plantas de invierno