20 plantas purificadoras de aire para conseguir un hogar más sano

Las plantas purificadoras de aire absorben las sustancias en suspensión que son perjudiciales y las filtran para proporcionar una aire más puro en nuestras casas. Con estas 20 plantas, ¡respirarás mejor!

Aunque no lo creas, las plantas purificadoras de aire ¡existen! De hecho, esta capacidad depuradora de algunas plantas en espacios interiores ha sido estudiada científicamente desde los años 80. De hecho, la NASA llevó a cabo un estudio en 1989 en el que determinó cuáles son las plantas purificadoras de aire más eficaces. El análisis se realizó teniendo en cuenta los contaminantes presentes en el aire, las características de cada especie y la facilidad de reproducción. La conclusión fue que algunas plantas ayudan a filtrar sustancias como benceno, xileno, amoniaco, tricloroetileno y formaldehído.

Muchas de estas especies son muy conocidas y de fácil cultivo, como hiedras y helechos. Si quieres hacerte con un ejemplar eficaz en el filtrado de contaminantes, busca la etiqueta Air So Pure. Tendrás una planta vigorosa, decorativa y que te ayudará a tener un hogar más saludable.

Plantas purificadoras de aire

Estas son algunas de las plantas purificadoras de aire: 

1. Pothos o potos, la purificadora más fácil

El poto (Epipremnum aureum) es una de las plantas purificadoras de aire más fáciles de mantener. Es característica por sus hojas de corazón, que más verde estarán cuanta más luz les dé, aunque prefiere la luz indirecta. En cualquier caso, puede prosperar en estancias con poca luz y temperaturas algo más frías que las de nuestra casa. Es perfecta para cualquier interior, desde oficinas a salones, pero también muy adecuada para el baño o la cocina. Purifica el aire absorbiendo el monóxido de carbono y el formaldehído. Es una de las recomendadas en el estudio de la NASA. 

2. Palmera de bambú

También Areca Palma, palmera china o Dypsis lutescens. Es otra de las 5 plantas purificadoras de aires clasificadas por el organismo estadounidense. Puede llegar a medir 3 metros de altura y se caracteriza por sus hojas verdes plumosas. Es muy resistente y no necesita mucha cantidad de luz. Limpia el ambiente de formaldehído, xileno y amoníaco.

3. Sansevieria o lengua de suegra

Se la conoce también como lengua de tigre y espada de San Jorge. Esta planta purificadora de aire es una de las más utilizadas en decoración y lo mejor es que aguanta igual de bien tanto altas temperaturas como bajas. Se encarga de limpiar el ambiente de benceno, xileno, amoniaco, tolueno, tricloroetileno y formaldehído. 

Plantas purificadoras de aire

4. Espatifilo, la más purificadora

El Spathifillium es una planta de interior –también en el listado de la NASA– conocida por su capacidad para purificar el aire. Sus hojas son alargadas y de color verde oscuro y sus inflorescencias blancas y muy duraderas. Se desarrollan bien en un sitio luminoso sin luz directa y con un riego moderado. Reduce el formaldehído, el xileno y el tolueno, además de acetona, tricloroetileno y benceno. Colócala en el baño y agradecerá la humedad que se produce en el ambiente.

5. Chamaedorea elegans o palmera de salón

También se la conoce como palmera bambú, debido a sus largos y finos tallos, similares a los de las cañas de bambú. Es una de las especies de palmera más conocidas entre las purificadoras de aire. Los cuidados de la palmera de salón son muy sencillos: una ubicación en sombra o semisombra, buen drenaje y humedad –riego moderado y evitando el exceso de agua–. Además es muy decorativa y con un porte muy elegante para cualquier salón. 

6. Cintas, una planta superviviente

Es conocida también como malamadre, araña o lazo de amor y es típica en interiores gracias a sus sencillos cuidados. También forma parte de la clasificación hecha por la NASA de plantas purificadoras de aire. Tolera bien la falta de luz y el frío, pero también la escasez de agua –sus raíces cuentan con un depósito de agua de donde aprovecha los nutrientes si se te olvida regarla–. Tanto el Chlorophytum comosum y el Chlorophytum lemon son ideales para neutralizar sustancias como formaldehído, xileno, benceno y dióxido de carbono. 

Plantas purificadoras de aire

7. Hiedra, la trepadora que se adapta

Esta trepadora típica de exterior también tiene cabida para el interior de nuestras casas y ayudar a purificar el aire. La hiedra común (Hedera Helix) es una planta de fácil cultivo que necesita luz indirecta, así como humedad y evitar las corrientes de aire. Para que se desarrolle frondosa, hay que podarla al menos una vez al año. Tiene capacidad para filtrar el benceno, el tricloroetileno y el formaldehído.

8. Ficus Benjamina, decorativo y purificador

Aunque es una conocida planta de interior, sus cuidados no son tan sencillos como los de otras especies purificadoras de aire. Para desarrollarse necesita una ubicación luminosa pero sin sol directo y que se mantenga entre los 13 y los 24 ºC. Hay que regarlo de forma que su sustrato se mantenga con una ligera humedad, abonarlo cada 15 días (en primavera) y aportar hierro al agua (una vez al mes). 

Plantas purificadoras de aire

9. Ficus Robusta o planta de caucho

Este otro tipo de ficus es característico por sus anchas hojas de un verde intenso. Tiene un mantenimiento muy sencillo y, además es muy utilizada con fines decorativos en interiores. En maceta puede llegar a los 2 m de altura. Tiene que estar a una temperatura superior a los 14ºC, pero tolera bien el calor, y en un lugar en el que tenga luz, pero no le dé directamente. Al colocar esta planta en tu casa, conseguirás reducir el formaldehído. 

10. Tronco de Brasil, la elegancia que purifica

Su nombre científico es Dracaena fragans y es una de las plantas purificadoras de aire más fáciles de cuidar. Destaca por sus hojas con matices en distintos tonos de verde, que van cayéndose según crece su tronco. Es una planta con un porte muy decorativo que prefiere las zonas luminosas, aunque no el sol directo. Requiere riegos moderados, aunque se pueden pulverizar sus hojas varias veces a la semana. Es capaz de reducir el tricloroetileno y el xileno del ambiente. 

11. Los helechos también purifican

Y además, varias especies: el helecho azul (Phlebodium aureum), helecho nido (Asplenium antiquum) y helecho Blechnum. Esta planta que ha ganado un especial protagonismo en los últimos años, crece de forma frondosa en las condiciones adecuadas de luz (semisombra) y agua (abundante). Sirven para eliminar del ambiente sustancias como el tolueno y el xileno.  

Plantas purificadoras de aire

12. Aloe Vera, cura y purifica

Esta crasa es muy conocida por sus propiedades curativas, ya sea como cicatrizante, antiinflamatorio o antibacterias. Pero es que también purifica el aire, ya que es capaz de liberar grandes dosis de oxígeno al ambiente y de neutralizar el formaldehído. Lo mejor es que es una planta de fácil cuidado. Requiere una exposición a pleno sol y es resistente a la sequía y los parásitos, aunque hay que tener especial cuidado con la humedad y que la temperatura no descienda de los 10 ºC. 

13. Crisantemos, da alegría y es bueno para el aire

Esta planta destaca por su belleza y gran cantidad de colores que pueden ofrecer sus flores, pero se conoce a los crisantemos por tener una gran capacidad de absorción de sustancias volátiles. De hecho, es capaz de eliminar del ambiente el benceno, xileno, amoniaco y formaldehído. Sus cuidados son muy sencillos: sol indirecto más de 8 horas, riego cuando el sustrato esté seco y que la temperatura ambiente no ascienda de los 20 ºC. 

14. Drácena marginata, muy resistente

La drácena es una especie capaz de captar los tóxicos volátiles y deshacerse de ellos. De hecho, sus hojas absorben el xileno que desprende el tabaco y la pintura, por ejemplo. Se caracteriza por sus finas hojas, con matices de diferentes colores. Según crece, sus hojas van creciendo, dejando a la vista un fino tallo. Es una planta purificadora de aire muy utilizada en la decoración de interiores.  

Plantas purificadoras de aire

15. Palmera enana

También conocida como Palmera de Roebelen, es característica por su porte elegante. Puede llegar a medir 5 metros, aunque su tronco nunca superará el metro de altura. En interior, lo mejor es colocarla en una zona en la que dé mucha luz, como cerca de la ventana, ya que de lo contrario no prosperará. También es necesario pulverizarla a diario para aumentar la humedad del ambiente. 

16. Gerbera, da color y purifica

Esta planta, con flores similares a las de la margarita (se la conoce también como margarita africana), llenará de hogar tu alegría, pero también se encargará de purificar el aire de tu casa. Para que se mantenga sana riégala moderadamente sin mojar hojas ni flores, asegura un buen drenaje y mantenla a una temperatura entre 18 y 24 ºC. Colócala cerca de una ventana, pero sin luz directa. 

Plantas purificadoras de aire

17. Begonia, la flor que hace el aire más puro

Esta planta purificadora de aire se encarga de eliminar del ambiente el benceno y otros químicos que se encuentran en los pegamentos y otros adhesivos. Su flor es muy característica y puede ser roja, blanca o rosa. Colócala en una zona luminosa de tu casa sin sol directo, mantenla entre 17 y 23 ºC y asegura un buen drenaje, ya que aunque le gusta la humedad, un exceso puede ser fatal. 

18. Philodendron, purificadora y venenosa

Esta planta es muy resistente, atractiva y fácil de cuidar y, además, te ayudará a purificar el aire de tu casa, eliminando el formaldehído y otros compuestos tóxicos. Su única pega es que es venenosa, así que si tienes mascotas o niños muy pequeños, es mejor decantarse por otra especie de planta purificadora de aire. 

Plantas purificadoras de aire

19. Calathea, doble color

Es también conocida por sus propiedades purificadoras del aire. Es una planta muy vistosa, que tiene el haz en tonos verdes, mientras que en el envés son más rojizos, casi tirando a morados. Al ser una planta tropical no es recomendable que esté a menos de 12 ºC. Es mejor evitar el sol directo y, ten en cuenta, que cuanto más variegadas son sus hojas, menos luz necesita.   

20. Crotón, color en sus hojas

Esta especie es ideal para llevar un poco de color a tu casa, al tiempo que eliges una planta purificadora de aire. De hecho, es una de las más purificadoras. Y sus cuidados son muy sencillos. A lo que más atención le tienes que prestar es que tenga siempre el sustrato húmedo, así como pulverizarla de vez en cuando. No le gusta el sol directo y hay que mantenerla entre los 15 y los 26 ºC. 

Plantas purificadoras de aire