Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Los plastes y masillas son los productos más utilizados para restaurar superficies en la casa, tanto paredes, como techos. Con ellos puedes desde tapar una grieta, un desconchón o un agujero hasta hacer un enfoscado o un enlucido nuevo sobre las paredes, tanto exteriores como interiores.

Además hay pastas específicas para cubrir el gotelé o los azulejos que ya no gusten o para el rejuntado de azulejos o de las planchas de cartón yeso. Hay una amplia gama de productos muy fáciles de usar, que se encuentran en polvo o en pastas ya preparadas para su uso.

La preocupación por el medio ambiente ha dado paso a una generación de morteros más ecológicos, entre los que se encuentran los fabricados a base de cal y grafeno. También hay una gran variedad de envases, desde los más pequeños para restauraciones puntuales a los sacos de 25 kilos para trabajos más profesionales.

PLASTES Y MASILLAS

Perfectos para alisar o rellenar grietas y juntas, cubrir gotelé o reparar superficies

Ver productos

Pastas de relleno

Sus principales usos

El uso más universal de las pastas de relleno: reparar pequeñas grietas y tapar agujeros. Son pastas que proporcionan un acabado muy fino y que tienen una capacidad de relleno importante, de 1 a 3 cm generalmente, que permiten hacer infinidad de reparaciones en paredes y techos y en otras superficies.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Otro trabajo común a la hora de renovar paredes o techos es cuando se quita otro revestimiento, como puede ser al retirar papel pintado. Las paredes quedan imperfectas, con rugosidades o pequeños huecos. También puede haber grietas ocultas o restos de antiguos agujeros donde hubo taco o tornillo. La solución es sencilla, aplicando con llana o con espátula de enlucir pasta de renovación, ya lista o en polvo, sobre toda la superficie, igualando el acabado y dejándolo listo para pintar.

Características

  • Acabado muy fino y generalmente blanco.
  • Secan de manera rápida.
  • Se aplican fácilmente con espátulas o llanas.
  • Excelente adherencia y permite el lijado.
  • No merman y permiten volver a taladrar si es necesario.
  •  Sirven para muchos materiales, yeso, cartón yeso, morteros, cemento, hormigón, pinturas plásticas, madera o poliestireno.
  • Las hay para interiores y también aptas para interior y exterior.
  • Las superficies restauradas quedan listas para pintar.

Tipos de pastas de reparación y relleno

  1. Masillas listas para usar. Pensadas para un trabajo de ejecución rápida y sencilla, tanto para el profesional como para el aficionado. Estas masillas no necesitan ningún tipo de mezcla, únicamente aplicarla directamente desde el envase., que puede ser de varios tamaños: en pequeños tubos, muy útiles para pequeñas reparaciones, para tapar agujeros, hasta envases de 5 o 15 kilos, para usos más profesionales. Se aplican con espátulas, de hoja estrecha para trabajos más pequeños como tapar huecos, o de hoja ancha para enlucir una pared, por ejemplo, o hacer una reparación más grande.
  2. Masillas en polvo. Tienen la misma función que las masillas preparadas y listas para su uso, pero en este caso se mezclan con agua. Hay que mezclarlas en la proporción aconsejada por el fabricante, dejar reposar y aplicar también con pequeñas o grandes espátulas o, incluso, llanas. Encuentras este tipo de masillas en polvo desde en cajas de un kilo a sacos de 15 kilos. También, para grandes trabajos de restauración, palets con 30 o 60 sacos de 15 kilos.
Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

El lijado de las masillas

Por lo general, todas las masillas de reparación o relleno, al igual que las que cubren gotelé o azulejos, admiten el lijado. La manera más apropiada de lijar es utilizar una lija de grano fino e ir haciendo lijados circulares, tratando de igualar toda la superficie. Después hay que quitar muy bien el polvo, aspirando o con un trapo, para dejarlo listo para pintar. 

Para cubrir gotelé

Son masillas cuya principal función es tapar la rugosidad. Aunque el gotelé vuelva a estar de moda o algunos tengan verdadera pasión por esta técnica de pintura, lo cierto es que si no te gustan las paredes acabadas al gotelé, las puedes cambiar fácilmente, para dejar una superficie lisa.

Características

  • Masillas específicas para tapar la rugosidad de las paredes.
  • Las encuentras en pastas ya preparadas o en sacos en polvo, para mezclar con agua.
  • Se aplican de manera sencilla con espátulas de enlucir, mínimo de un ancho de hoja de 18 cm. También puedes emplear un kit específico de herramientas par tapar el gotelé. Son dos rasquetas, una con hoja estriada y la otra lisa, para aplicar la pasta y después dejarla lisa, para dejar secar, rematar y pintar.
Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Para restaurar y alisar superficies de interior

El yeso es uno de los materiales más utilizados para relleno de huecos o grietas y para alisar paredes. En una pared de construcción nueva, lleva normalmente dos procesos. Primero se aplica un yeso más basto, conocido como yeso gris o negro, y después uno más fino.

Para restauraciones puedes emplear yesos de acabado extrafino, al no necesitar mucha capacidad de relleno. Con este puedes igualar superficies, tapar instalaciones, como tubo corrugado de electricidad o de fontanería, tapar grietas y huecos o alisar toda una pared o techo o partes de ellos. Se encuentra en cajas de 1,5 kg o sacos de producto en polvo, para mezclar con agua en la proporción necesaria. Endurece de manera rápida y seca también rápidamente. Se aplica con espátulas o llanas.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Para juntas de azulejos

Existen masillas específicas para tapar las juntas entre azulejos y, por lo general, en toda la cerámica puesta en vertical, tanto en exterior como en interior, como en cocinas y baños. Rellena la junta, devolviendo todo el alicatado a su aspecto original. Hay masilla en varios colores para escoger el apropiado. Es conveniente quitar y rascar en la medida de lo posible el rejuntado antiguo y no dejar desperfecto alguno para que la nueva pasta agarre bien.

Tiene buena capacidad de relleno, es una masilla resistente al agua y de fraguado rápido. Se aplica con una espátula pequeña y se limpia antes de que la pasta fragüe.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Para la restauración de revocos

Las paredes exteriores requieren para su restauración de plastes que sean más resistentes a la humedad y a las inclemencias ambientales. Con las pastas y masillas para exterior puedes tapar todo tipo de grietas y desconchones, teniendo en cuenta la capacidad de relleno de cada producto. Son muy útiles en la reparación de superficies de cemento, hormigón, hormigón liso, ladrillo, piedra, en balcones, cornisas, esquinas.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Tienen una capacidad de relleno de hasta 6 mm de grosor. Por lo general, no sirven para trabajar sobre yesos o escayolas. Encuentras pastas ya listas para su uso o en polvo para mezclar con agua según la proporción indicada. Dejan una superficie muy dura y resistente y transpirable, que se puede lijar y dejar lista para pintar. Estas pastas son muy útiles para dejar las paredes exteriores en buenas condiciones e igualadas para su pintura posterior. Se aplican con espátulas, llanas o paletas.

Pasta para juntas

Para juntas en cartón yeso y yeso laminado. Los trasdosados y paredes hechas con yeso laminado o cartón yeso son cada día más comunes. Son fáciles de realizar, incluso por los aficionados, a partir de perfiles metálicos como parte de la estructura. Una vez puestos los paneles a los perfiles hay que rematar todas las juntas entre ellos y entre el techo. Para esas juntas lo más apropiado es utilizar pasta específica para juntas, que puede encontrarse ya lista para usar o en polvo para amasar con agua, según la proporción indicada por el fabricante. 

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Escayola en polvo

Para restaurar y colocar molduras, cornisas, rosetones. La escayola es uno de los materiales tradicionales de la decoración y la construcción. Es un polvo muy fino y puro, que proporciona un acabado muy liso y blanco en las superficies. Se utiliza como pasta de agarre para la colocación de planchas de escayola en falsos techos y, mezclada con esparto, para la sujeción de cercos, puertas y ventanas. Endurece de manera rápida.

Es idónea también para realizar los acabados finos en la decoración con molduras de escayola, rosetones, cornisas en interiores y, por lo general, en cualquier pared o techo. Se vende en sacos en polvo, para mezclar con agua en la proporción recomendada por el fabricante. Es un producto que funciona bien como aislamiento contra el ruido aéreo y es muy resistente al fuego.

Masilla con fibras

Para grietas difíciles. Para determinados trabajos es necesario utilizar masillas y plastes que aporten una mayor dureza o resistencia. Es el caso de determinadas grietas, especialmente en aquellas que se detecte que puede haber cierto movimiento estructural.

Para taparlas y hacer un posterior alisado conviene emplear masillas que incorporan fibras en el producto. De esta manera se consigue una estructura más estable. El producto indica la capacidad de relleno, a veces hasta 1 cm. Se aplica de igual manera, con espátula, llana o paletas y se puede lijar después del secado, entre 24 y 48 horas. Los acabados son muy finos.

Mortero de reparación

Para restaurar grietas, fisuras, suelos, paredes, peldaños, fachadas. Los morteros de reparación son siempre muy recurrentes para infinidad de reparaciones en las superficies por lo general de exterior. Son morteros preparados, ya con el aporte de arena apropiado, que solo hay que mezclar con agua para usar.

Son de gran resistencia y se emplean tanto en interior como exterior. Los usos son infinitos, en todas aquellas superficies con acabados de piedra natural o en morteros de todo tipo. Puedes rellenar grietas o fisuras de hasta 5 cm o arreglar un peldaño de escalera roto; además de todo tipo de reparaciones parciales en los revocos de fachadas o techos de hormigón. También sirve para el relleno entre las estructuras o cercos de puertas y ventanas. La superficie se puede pintar.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Para cubrir azulejos

Masilla resistente a la humedad. Si no te gustan los azulejos de la casa, si quieres lograr una decoración distinta y por muy poco dinero, una solución es cubrir los azulejos, totalmente o en parte. Para ello lo puedes hacer sin necesidad de trabajos engorrosos como picar y quitar todo el alicatado de la cocina o el baño. Con las pastas específicas para azulejos puedes taparlos sin problemas, consiguiendo una superficie lista para pintar del color que quieras.

Características

  • Alta resistencia a la humedad.
  • Rellena y cubre.
  • Gran capacidad de agarre sobre todo tipo de azulejos.
  • Hasta 4 mm de relleno por capa.
  • Deja superficies lisas y se puede lijar.
  • Hay productos para interior y exterior.

Para combatir la humedad

Impermeabilizante en polvo. La humedad es uno de los grandes problemas que pueden surgir en las paredes. Puede ser causa de la capilaridad que llega del terreno, por filtraciones en defectos de impermeabilización en la fachada o por goteras en los tejados. Para solucionar el problema de las humedades en el interior se pueden aplicar morteros específicos para tratarla.

Existen plastes para tratar soportes de mampostería con humedad. Se mezclan con agua en la proporción indicada por el fabricante, se remueve hasta conseguir una pasta correosa sin grumos y se deja reposar los minutos recomendados. Se aplican con paletas, espátulas, llanas o rodillos. Deja superficies transpirables que impiden que la humedad cree problemas de condensación, en los muros y el interior de las estancias. Existe normalmente en colores blanco y gris.

Plastes y masillas para obra nueva y reparaciones

Morteros a base de cal con grafeno

Tecnología para morteros ecológicos. Estos morteros de nueva generación incorporan pequeñas fibras de grafeno a su composición, además de la base de cal hidráulica tradicional, que los dota de una mayor flexibilidad, dureza y homogeneidad. Se utilizan tanto para la composición de pinturas al grafeno como en morteros de restauración y obra nueva. En su presentación incorpora ya los áridos necesarios para aplicarlo directamente después de amasar con agua en la proporción necesaria. Hay envases con pasta ya preparada para usar, sin necesidad de mezcla.

Características

  • Incorpora áridos gruesos y fibras de grafeno.
  • Baja absorción de agua.
  • Excelente adherencia en todo tipo de superficies.
  • No se cuartea y es muy flexible.
  • Se aplica con llana, proyectado y con fratás.
  • Existe producto en pasta ya preparada lista para usar.

Mortero de cal

Para enfoscados, restauración y rehabilitación o rejuntados. La cal es un producto ancestral utilizado en la construcción. Se empleaba de manera artesanal desde tiempos muy lejanos. Las modernas cales añadían productos hidraulizantes artificiales que la dotaban de un mayor poder impermeabilizante.

Pero hay cales que apuestan por la producción ecológica y se fabrican con los mismos métodos que hace cientos de años. Los morteros a base de cal hidráulica artesanal de extraordinaria pureza son inmejorables para las construcciones modernas y en rehabilitaciones cuando se quiere aportar un mayor compromiso con la sostenibilidad. Por eso se convierten en recomendables, no solo por la manera de fabricarse sino por las bondades que aportan a los muros de los edificios, mejorando los aspectos saludables en el interior de las viviendas.

Características

  • Elimina CO2, mejorando la calidad del aire.
  • Buena resistencia mecánica y comprensiva.
  • Incorpora áridos.
  • Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores.
  • Libre de compuestos orgánicos volátiles (COVS).
  • Producto en polvo para mezclar con agua en la proporción indicada.
  • Se puede utilizar como mortero de agarre y como primera capa de regulación.