Y tú... ¿procrastinas con el bricolaje?

¿Sabías que donde más procrastinamos los españoles es en nuestras casas? ¿Y que hacer bricolaje es la segunda tarea doméstica que más pereza nos da, después de planchar? Te animamos a aprovechar el otoño para romper con la estadística y ponerte manos a la obra. Con nuestros consejos, pasarás de procrastinador... ¡A “pro del bricolaje”!

Estás durmiendo tranquilamente y escuchas ese “plop, plop, plop…”, que te acompaña noche tras noche. Sí: es el grifo que gotea desde hace varios días, y que siempre te prometes arreglar mañana mismo. Suena el despertador, te levantas tras haber dormido mal e intentas encontrar las zapatillas, la ropa…. Sin éxito, porque están en medio del caos. “De hoy no pasa: tengo que montar el armario (o el zapatero)”. Pero después pasan los días y siempre hay una tarea más urgente, más importante o que te apetece más hacer (aunque busques excusas para darle prioridad). Esto que estás haciendo es exactamente la palabra de moda: PROCRASTINAR.

¿Pocrastinar? No, no es así ¿Procastinar? Ufff, tampoco, Procrastinar, ¡ahora  sí! Esta palabra, una de las más buscadas en el diccionario online de la RAE en los últimos tiempos, no puede ser más difícil de pronunciar. Y desde luego, tan complicado es decirla o escribirla como dejar de practicarla. Es el hábito al que se refiere el castizo refrán “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, el culpable de que tu casa siga a medio decorar, organizar o renovar. Es el momento de tomar cartas en el asunto y sacar partido a un montón de trucos, ideas, consejos y propuestas que te convertirán en todo un ex procrastinador. ¡Por lo menos, en bricolaje!

¿Bricolaje? Vaya, ¡hoy no me viene bien!

Según un estudio encargado por Leroy Merlin, la tarea doméstica en la que más procrastinan los españoles es… planchar. ¿Sabes cuál es la segunda? Has acertado: ¡hacer bricolaje! Y ya puestos, lo que más pereza nos da es hacer reformas (59,9%), las obras de albañilería (52,7%), pintar (51,2%) y lijar (48,5%). Es precisamente lo que haces cuando miras esa pared con manchas o con la pintura descolorida, y piensas: “un día tengo que pintar…”.

¿Procrastinas con el bricolaje?

Un dato curioso: la mayoría de los españoles (70,6%) piensa que el verano es la época del año en que más procrastinamos a la hora de renovar la casa. Las vacaciones, las terracitas, la playa… ¡Es normal! Pero en cambio, el otoño es la estación más propicia para el bricolaje. Venimos con las pilas cargadas y nos apetece volver a una casa renovada, más acogedora. ¿Por qué no aprovechar estos días frescos para dar una vuelta a la decoración, y realizar esas pequeñas mejoras fáciles que tanto tiempo has dejado en el tintero?

Guía para combatir la pereza. 5 puntos para empezar a renovar (y no parar)

¿Estás dispuesto a pasar a la acción y ponerte manos a la obra? Este otoño, tu casa parecerá “de revista” gracias a estos cinco consejos, esenciales para combatir la pereza y dejar de procrastinar. No pueden ser más fáciles. ¡Toma nota!

1.     PLANIFICA (Y HAZ LISTAS). No es fácil cambiar el grifo que gotea si no tienes un grifo nuevo para sustituirlo, ¿verdad? Si cada vez que piensas en hacerlo te pones esa excusa, es el momento de decir: se acabó. Elige uno que te guste y vete a por él. No olvides hacer antes una lista de materiales y herramientas para que no se te olvide nada. Alicates, guantes, silicona… Y Si tienes dudas, pregunta al especialista de la tienda. Esto vale para todas las tareas que tengas que hacer, aunque no sea ese mismo día: rodillo y cubeta para la pintura, cajas de suelo laminado, una nueva lámpara para la cocina…

¿Procrastinas con el bricolaje?

2.     BUSCA UN ALIADO. ¡Todos juntos es más divertido! Y no solo eso, sino que se tarda menos y es más fácil solucionar los problemas. Los cuñados sirven para más cosas que para hacer chistes; si al tuyo le gusta ayudar, llámale. A los niños les encanta hacer bricolaje (a su medida, claro). Pídeles que arranquen el viejo papel pintado, que pinten con el rodillo o que te ayuden a extender la base del suelo laminado. Puede ser tu pareja, tus amigos o cualquier persona que quiera echarte una mano. Notarás la diferencia.

¿Procrastinas con el bricolaje?

3.     PONTE METAS (ALCANZABLES). Elige un plazo para hacer cada tarea… y cúmplelo. Apúntalo bien visible en una pizarra o cuelga un cartel de un imán de la nevera. Eso sí, ¡no pienses que vas a renovar el baño el sábado por la mañana! Mejor, plantéate objetivos semanales o mensuales. Esta semana pinto la habitación; la siguiente, cuelgo el estor de la ventana; la tercera coloco el suelo laminado y la siguiente cuelgo la lámpara y los cuadros. Increíble: esa habitación que llevaba años sin ninguna gracia se ha convertido en la estrella de la casa. ¡En solo un mes! Y eso se merece un premio. Imagínate tu recompensa antes de ponerte mano a la obra y lo conseguirás antes.

¿Procrastinas con el bricolaje?

4.     QUE SEA FÁCIL… Y TE GUSTE. Si buscas tareas que se te den bien y te gusten, es mucho más probable que las hagas. ¿Lo tuyo es pintar? Empieza por las paredes y los techos. ¿Te encantan las herramientas? Coge el taladro atornillador y monta una estantería para los libros de los niños. Cuando termines la primera tarea y veas lo fácil que resulta, estarás deseando empezar con algo nuevo (y un poquito más complicado). De aquí a convertirte en “pro del bricolaje”, hay un paso…

¿Procrastinas con el bricolaje?

5.     PIDE AYUDA. En Leroy Merlin estamos dispuestos a ayudarte a dejar de procrastinar y renovar tu casa este otoño. Encontrarás toda la información para ponerte en marcha en nuestros tutoriales, consejos paso a paso, vídeos prácticos, talleres… Y por supuesto, en la Comunidad de Leroy Merlin. Y si prefieres, ¡lo hacemos por ti!

La satisfacción de realizar uno mismo las tareas para renovar la casa es una de las mayores ventajas que tiene dejar de procrastinar. De hecho, el 61,3% de los españoles opinamos que es la mejor razón para llevarlas a cabo… Y terminarlas.  Además, dejar de procrastinar engancha: cuando empieces, estarás deseando seguir hasta tener una casa impecable. ¿Por qué crees que hay tantos amantes del bricolaje que siempre están dispuestos echar una mano a los demás? Y es que pintar, renovar, decorar o arreglar las habitaciones son actividades que desarrollan la creatividad y aumentan la autoestima.

¿Procrastinas con el bricolaje?

Se nos ocurren mil cosas que puedes hacer para mejorar tu casa y disfrutar de ella. Pero la primera es la más importante: dejar de procrastinar, ¡y empezar hoy mismo!