Una cocina low cost y sin obras en 5 pasos

✓ Reto: De una cocina oscura a una luminosa y moderna 

¿Te apetece renovar la imagen de tu cocina sin hacer obra? Con un toque de pintura, unos tiradores nuevos y un suelo que la actualiza, tu cocina parecerá otra y tu bolsillo apenas lo notará. ¡Es posible! Te contamos cómo hacerlo.

En muchas ocasiones soñamos con una cocina nueva porque la nuestra no está en mal estado pero su estética es algo anticuada. Sin embargo, puede que no tengas las ganas suficientes para meterte en una obra o no quieres hacer esa inversión. Es posible renovar la cocina sin obras y con un presupuesto ajustado. Solo hay que seguir unos sencillos pasos y verás qué cambio. ¿Te animas? Pintura, un suelo que se instala sobre el existente y tiradores nuevos. ¡Y presume de cocina! Fíjate en el antes y después de esta cocina y seguro que querrás ponerte manos a la obra.

ANTES

Renueva la cocina sin obras


DESPUÉS

Renueva la cocina sin obras

1. Pinta la cerámica

Los cambios de color siempre funcionan. Así que vamos a aplicar pintura a la cerámica con un esmalte adecuado para este tipo de superficies. En un par de pasadas tendrás las paredes actualizadas. Este tipo de pintura es ultrarresistente al agua, por lo que no tendrás que preocuparte por las salpicaduras en la zona del fregadero.

Te lo explicamos paso a paso

Pinta los azulejos de la cocina y renueva su aspecto en poco tiempo

Saber más

2. Da color a los muebles

Seguimos con los muebles. Pinta los frentes y olvídate de ese color que tan poco te convence. Ahora puedes optar por los más actuales. Los esmaltes para muebles son ultralavables y resistentes a manchas, golpes y grasa. Lo mejor es que quites las puertas y frentes de cajones y los tiradores a cada pieza. Así cubrirás bien cada recoveco. Deja secar, coloca de nuevo ¡y listo! Puedes aplicar encima un barniz protector que mejore la resistencia de la pintura y proporcione un acabado lacado o mate.

NUEVO LOOK

Deja los muebles de la cocina como nuevos con pintura

Saber más

3. El turno de la encimera

¿Encimera nueva? ¡Casi! De nuevo, la pintura obra milagros. Aplica un tono que te encaje con los frentes del mobiliario.. Se trata de una pintura específica para esta superficie, con una nueva fórmula resistente a golpes, manchas y grasa y de secado ultrarrápido. En un día podrás volver a usarla. 

Renueva la cocina sin obras

4. Un nuevo suelo

Estrena suelo. Notarás la diferencia. Y aunque te parezca mentira, sin obras. Tienes que escoger un modelo de pavimento vinílico. Se instala directamente sobre el suelo que tengas y se corta con un cúter. No necesitas herramientas adicionales más que una cinta métrica y un lápiz. Hay modelos que se colocan con un sistema de clic (piezas machihembradas que encajan unas con otras) y otros son adhesivos.  

HAZLO TÚ MISMO

¿Quieres colocar el suelo vinílico en tu cocina? Descubre los pasos y las claves

Saber más

5. Cambia los tiradores

Los detalles importan y no imaginas cómo se nota el cambio de tiradores. Esto es lo que falta a los muebles para parecer otros diferentes. Sustituye los antiguos por los nuevos teniendo en cuenta que estos últimos deben encajar en los agujeros de los antiguos o al menos cubrirlos.

Renueva la cocina sin obras

Solo queda colocar un nuevo estor en la ventana y tendrás resuelto el cambio de cocina sin apenas manchar y por un presupuesto que ronda los 200 euros (incluye: esmalte para azulejos y para muebles, pintura de encimera, barniz efecto deco, tiradores y suelo vinílico).