Revestimientos que rompen moldes. ¡Mezcla materiales y texturas! 

Pasa la mano por la madera y siéntela cálida y acogedora. Toca la cerámica: es sólida, fresca y bella. Acércate al cemento y empápate de su alma industrial y potente. Si estos materiales te gustan para decorar la casa, imagínate lo que puedes conseguir cuando se fusionan. Combinaciones llenas de interés visual que te ayudarán a separar espacios, crear ambientes y aportar un plus de atractivo a cualquier habitación de la casa.

Cerámica, madera, cemento… En la variedad está el gusto 

Pisar con los pies descalzos sobre un suelo de madera pulida es un placer para los sentidos. Y cuando llega el verano y los días son muy calurosos, la sensación de caminar sobre las baldosas fresquitas no se paga con dinero… Imagina poder combinar ambas emociones en una sola. Las tendencias decorativas actuales tienden a la mezcla y la fusión: los suelos no podían ser menos. Deja la uniformidad para los más aburridos y entra de lleno en el mundo de la mezcla de materiales. Tu casa parecerá otra cuando combines madera, cerámica y cemento en los suelos, creando espacios personales y visualmente independientes. ¿Te animas?

Revestimientos que rompen moldes

Tú a la cocina, yo al comedor 

Lo cierto es que vas a encontrar muchas opciones para mezclar y combinar, y todas ellas logran diseños muy interesantes basados en el contraste. Frente a la madera, un material natural, el cemento y la cerámica despliegan su pétrea estructura. Como las baldosas cerámicas pueden incorporar estampados (esta temporada deslumbran los que se inspiran en las maravillosas baldosas hidráulicas antiguas), te servirán para añadir un toque de color a tus suelos.

Revestimientos que rompen moldes

Antes de hacerte con el material, dibuja un boceto de cómo te gustaría que quedase el suelo, ve fotos, imagina… ¡sueña! ¿Deseas crear una cenefa o un paño, tipo alfombra, realizado con baldosas cerámicas? ¿O te apetece dividir el pavimento mediante una separación radical? Ten en cuenta el tamaño del espacio, el uso que le vayas a dar, los colores y la luz antes de elegir un diseño u otro.

Los espacios abiertos que aúnan cocina, salón y comedor (el famoso open concept de los realities de decoración americanos) llenan las casas de luz. Son ideales para viviendas tipo loft, esos ambientes de ensueño que a todos nos encantan. Están pensados para disfrutar en compañía: unos charlan en el sofá, un grupo toma una copa en la barra, hay quien cocina mientras disfruta de la conversación... El suelo cobra protagonismo en la decoración de este tipo de casas, ya que puede crear la separación visual necesaria para dotar a cada zona de personalidad.

Revestimientos que rompen moldes

Suelos que se suben por las paredes

Es el momento de soltarse la melena y vivir a tope la decoración, llevando la mezcla y la fusión hasta el infinito… y más allá. La idea es que los materiales típicos de los suelos “se vengan arriba” y suban hasta el techo, revistiendo las paredes para crear efectos sorprendentes y magníficos. Seguimos con la idea de separar ambientes mediante el uso de los materiales, sin tabiques ni divisiones.

Revestimientos que rompen moldes

Anímate a combinar madera y cerámica para crear un espacio tipo spa, con reminiscencias japonesas en el baño, por ejemplo. Imagínatelo: suelo de madera clara (puedes colocar vinílico, que la imita perfectamente y resiste la humedad), la pared de la ducha en azulejos blancos biselados tipo ladrillo (estilo “metro”), un plato de ducha color gris antracita a ras de suelo, a imitación del cemento, y algunas plantas que llevarán la naturaleza al interior. Un espacio zen, donde dejar los problemas y el estrés detrás. Solo faltan el albornoz blanco y las zapatillas… Si quieres añadir un toque de color muy personal, la opción de fusionar baldosas de inspiración hidráulica con cerámica blanca cobra peso.

Alma de cemento, piel de cerámica 

La madera y la cerámica son materiales de todos conocidos que llevan siglos vistiendo interiores. El cemento, por el contrario, siempre se ha asociado con espacios industriales, poco atractivos y con vocación funcional. Esto cambió hace unos años, cuando el estilo industrial irrumpió en las casas como un martillo de demolición, sacando a la luz antiguos ladrillos, paredes desconchadas y metal oxidado. El cemento y el microcemento encontraron un lugar protagonista gracias a esta tendencia; aunque este estilo está empezado a pasar a un discreto segundo plano, ambos materiales continúan levantando pasiones en decoración.

Revestimientos que rompen moldes

El microcemento te ayudará a llevar ese toque industrial y texturado a cualquier habitación, tanto en paredes como en suelos. Combinado con cerámica crea sensaciones evocadoras y permite diseñar estampados originales, dameros, cenefas… La mezcla entre el aspecto rugoso del microcemento y el encanto pulido de la cerámica (sobre todo cuando viste diseños y colores de estilo clásico) resulta irresistible, ¿verdad?

En compañía de la madera, el microcemento saca lo mejor de sí y crea fantásticas zonas de contraste. Permite revestir las paredes y los suelos más expuestos a la humedad, dejando la madera para lugares más protegidos. Las superficies revestidas de microcemento quedarán preciosas si las proteges con un acabado satinado, que además creará una película protectora frente al agua. En cuanto a las zonas de madera, ¿qué tal si eliges una especie tropical? Sus intensos tonos y su resistencia a la humedad son cualidades perfectas para vestir un baño contemporáneo. Estas soluciones también las puedes llevar a la cocina: el resultado te dejará sin palabras…

Revestimientos que rompen moldes

¿Tienes mucho arte? Sácalo a la luz

¿Te apasiona el estilo vintage, personal y original? Si es así, las baldosas hexagonales te ayudarán en tu proyecto de renovación. ¡Son preciosas! Da igual los años que pasen: siguen teniendo un encanto indefinible que nos retrotrae a espacios de nuestra infancia. Hoy día encontrarás diseños de inspiración nostálgica, con mil combinaciones a tu alcance. Puedes combinar los colores creando efectos simétricos o apostar por un diseño aleatorio, que revelará las inquietudes de tu alma creativa. En forma de zócalo y bajo una pared pintada, el resultado es espectacular.

¡Las ideas no dejan de fluir! Conseguirás un efecto degradado (tendencia ombré, que hace furor en ropa y en estilismo) colocando las baldosas más oscuras en la parte inferior, el tono medio en el centro y el blanco arriba. Es súper elegante, no lo dudes. Para el suelo, anímate a revestir una zona con madera y otra con baldosas hexagonales en distintos tonos de gris y blanco. De acuerdo: lleva bastante trabajo porque tendrás que encajar los extremos de las lamas de madera con el borde irregular del suelo cerámico. Pero el resultado, como puedes ver en esta foto, merece la pena: no se nos ocurre un efecto más original, estiloso y bonito…

Revestimientos que rompen moldes

Sea cual sea tu estilo, ¡apúntate a la fusión! 

Si algo nos enseña la vida es que en la mezcla está el futuro. En decoración cada material aporta su belleza, su espíritu y sus cualidades, que despuntan cuando se combinan con las de otros revestimientos. La calidez de la madera hace vibrar al rotundo cemento; los estampados clásicos brillan cuando se maridan con porcelana blanca…

Revestimientos que rompen moldes

Cualquier estilo es adecuado para apostar por la fusión. ¿Lo tuyo es el shabby chic? Un suelo de madera gris claro y baldosas en tonos suaves te harán soñar. ¿Prefieres la neutralidad del estilo escandinavo? Madera con microcemento: la mezcla perfecta. Y si apuestas por el boho chic, escoge una baldosa que evoque los antiguos suelos cerámicos y júntala con un suelo color pino o haya.

Soñamos con las mezclas y las llevamos a los suelos y paredes de la casa, desde los que despegan para alcanzar altas cotas en decoración. Haz tuyo este concepto e imagina un hogar donde reinan los materiales más bellos, creando contrastes que transmitirán sugerencias.