Sal a comer al jardín 

Prepara tu jardín o terraza para convertirlo en el mejor lugar de reunión y disfruta de un día perfecto. Buena compañía, aire libre y buen tiempo, ¿qué más se puede pedir? 

Cuando preparas una comida al aire libre miras la previsión meteorológica, piensas en el menú y quieres que todo sea perfecto. Ahora que viene el buen tiempo, te animamos a que organices un día de barbacoa. Con estas ideas, nosotros te ayudamos con los muebles adecuados, la mejor barbacoa para ti y otro tipo de detalles que harán tu plan perfecto.

El centro de la reunión: la barbacoa 

Sin duda, la reina del verano. La barbacoa. Si hay una, el éxito de las reuniones está prácticamente asegurado. Nadie se resiste a una invitación en la que se diga “el viernes preparo barbacoa en casa”. Y es que con ella la cocina también sale al jardín.

Sal a comer al jardin

En LEROY MERLIN tenemos muchos modelos para que puedas elegir la barbacoa ideal para ti en función de tu espacio y tu pericia gourmet. ¿Te consideras un verdadero chef y te gusta cocinar a fuego lento? Te recomendamos entonces una barbacoa de carbón; las tienes de diferentes tamaños, con ruedas para desplazarla con facilidad y doble parrilla para cocinar en dos niveles.

Si estás dispuesto a sacar el máximo partido al verano y a las comidas fuera, hazte con una barbacoa multicooking, con horno y parrilla dos en uno. Podrás preparar desde verduras, carne y pescado a un pollo asado, una pizza o dar un golpe al arroz. Incluso hay modelos con tapa que permiten conservar el sabor ahumado en los alimentos. Y si estás pensando en cocinar todos los días, elige una barbacoa de gas. Tienes múltiples opciones y seguro que encuentras una barbacoa a tu medida.

Sal a comer al jardin

Y si buscas una verdadera cocina en el jardín, y el espacio te lo permite, construye una con las barbacoas de obra modulares. De carbón y leña, con diferentes diseños y con módulos para completar la barbacoa en sí, como una zona preparación o de lavado.

Sal a comer al jardin

Crea tu espacio ideal alrededor de la barbacoa

Para disfrutar del plan completo queremos darte una serie de recomendaciones para que las tengas en cuenta. Sé previsor y tenlo todo preparado para evitar imprevistos de última hora.

Sal a comer al jardin

Lo más importante es el mobiliario porque tiene que ser cómodo para segurar una buena sobremesa. Según el espacio del que dispongas o de la cantidad de familia y amigos que estés acostumbrado a reunir alrededor de la mesa, elige un diseño fijo o extensible. Alrededor, sillas con o sin brazos, que puedes completar con otras plegables. Y si buscas un extra de confort puedes elegir un conjunto de sillones con mesa alta donde también podrás comer.

La sombra y el sol también son importantes. Porque en verano cuando el sol luce… se agradece un respiro. Para proteger la zona de comedor en las horas centrales del día, puedes escoger entre un toldo, un parasol, una pérgola principalmente. 

Sal a comer al jardin

Con el parasol, te llevas la sombra casi donde necesites. Colócalo en el centro de la mesa (cuando esta lleva un agujero en el sobre para introducir el mástil) o en un lado, con mástil central o excéntrico –el mástil queda desplazado a un lado-, algunos incluso rotan 360º para ajustar la proyección de la zona sombreada. En LEROY MERLIN encontrarás modelos de varios tamaños, con tejidos de diferentes colores e índices de protección solar, con manivela para facilitar su apertura y con panel solar para alimentar una luz led central y los led instalados en las varillas, como el modelo Samos.

Si quieres delimitar y crear un ambiente exclusivo para el comedor exterior, decántate por una pérgola o cenador. Tienes diversos materiales, estilos y tamaños, en función del espacio que ocupe tu mesa con las sillas.

Sal a comer al jardin

Los toldos son una solución fija, que se instala en la fachada de la casa. Así que son una opción cuando el comedor queda cerca, junto a la salida. Además de proteger la zona exterior del sol, también ayudan a rebajar la temperatura interior de la vivienda. Hay toldos de tamaño estándar o a medida para que se ajuste a la necesidad de tu casa, ya sea por particularidades concretas o porque debe cumplir las normas de tu comunidad de vecinos. Y para más comodidad, monitorízalo o automatízalo con sensores.

¿Una opción que puedas recoger y guardar? Entonces considera también los gazebos (más pequeños y ligeros que las pérgolas) y las velas de sombreo.

Soluciones de ocultación que garantizan vuestra intimidad 

No se trata de que tengas nada que ocultar ni de que vayas a invitar a famosos a tu casa (o sí), pero a todos nos gusta tener cierta intimidad y saber que estamos protegidos de las miradas de los vecinos o de la gente que pasa por la calle. Detecta cuál es el punto de exposición e instala ahí la mejor solución: paneles y celosías (algunas incorporan hojas artificiales), una valla o panel de composite –con diseños actuales y en varios colores–, mimbre (natural o artificial), brezo, setos artificiales, cañizo, bambú o mallas plásticas. Lograrás un extra de intimidad.