Equipa tu terraza con un toldo-cortina 

¿Y si cierras tu terraza con un improvisado toldo a modo de cortina? Encuentra intimidad y resguárdate del sol en tu terraza creando un práctico “toldo” corredero. Con una decorativa tela de exterior o un hule compón el cobijo perfecto y que más combine con la decoración de tu terraza. En la parte inferior haz un dobladillo y coloca una barra para darle peso y estabilidad a la lona. A continuación, instala en el techo un discreto cable de cortina de pared a pared que completarás con unas anillas con pinzas en las que colgarás el toldo. ¡Disfruta de tu terraza lejos de miradas indiscretas!