¿Tu bebé ya gatea? Haz de su habitación un lugar seguro 

¡Cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando nació tu bebé, y después de 8 meses, poco tiene que ver con aquel recién nacido que dedicaba la mayor parte del día a comer y dormir. Ahora es un pequeño aventurero que está deseando que le saques de la cuna para explorar el entorno a sus anchas. Tu bebé comienza a gatear y ahora lo importante es hacer de su cuarto un lugar seguro para él y sus excursiones a ras de suelo.

Te encanta ver a tu bebé gatear. Esas ganas de descubrir el mundo, su afán por moverse solito, su tesón cuando algo le resulta difícil… Todo eso transmite una ternura infinita. Y para que puedas seguir disfrutando de sus idas y venidas, de sus logros y aciertos, es importante que hagas algunos cambios en tu casa que te garanticen que es totalmente segura para él.

Un suelo para arrastrase sin peligro

Ya no quiere que le cojas en brazos y tampoco le gusta estar en la cuna cuando está despierto. Ahora que ha descubierto que puede moverse por sí mismo, solo quiere que le dejes en el suelo. Es ahora cuando el suelo de su habitación cobra importancia, ya que es el primer lugar que va a explorar tu bebé. Lo importante es que sea cálido, que tenga un tacto agradable y que sea antideslizante, para evitar resbalones cuando tu hijo comience a dar sus primeros pasos.

Puedes elegir la madera, un material confortable y acogedor por naturaleza que, además, es de una gran belleza. Eso sí, ten en cuenta que es delicada. Pero tienes un suelo laminado, cálido y confortable, más resistente. Hay tantos modelos y colores para elegir que seguro que encuentras el revestimiento que más se adapta a tus necesidades.

Su habitación un lugar seguro

En la habitacion del bebé puedes optar por un suelo vinílico. Es resistente, no resbala, y lo tienes disponible en un amplio repertorio de diseños y colores.

Confortables y divertidas, así son las mejores alfombras infantiles

Las alfombras no solo sirven para proteger el suelo de golpes y arañazos. También se utilizan para hacer los espacios más cómodos y para añadir calidez a un espacio. Por eso elegir una bonita alfombra es una gran idea a la hora de acondicionar el cuarto del bebé para sus continuos gateos. Busca una grande, que cubra la mayor parte del suelo de la habitación, y fíjala poniendo debajo una rejilla antideslizante o utilizando cinta de doble cara específica para instalar moquetas. Es muy práctica y no deja residuos al retirarla.

Su habitación un lugar seguro

¿Cómo es la alfombra perfecta para la habitación del bebé? Ha de ser mullida pero de pelo corto, para evitar que se acumule la suciedad. Hay alfombras especiales fabricadas con materiales antialérgicos que repelen el polvo. O también puedes optar por un modelo lavable en la lavadora. Encontrarás un montón de alfombras para niños decoradas con bonitos diseños infantiles.

Su habitación un lugar seguro

Lisa y discreta o estampada y rebosante de color. Elige la alfombra que más te guste, procurando que armonice con el resto de la decoración. Si las paredes y el mobiliario son de colores claros y luminosos, puedes apostar por poner una muy colorista o que tenga dibujos llamativos. La habitación de tu bebé será a partir de ahora mucho más divertida.

Todo en orden y a buen recaudo

Despejar su cuarto y dejar el espacio libre es la clave, ahora que tu pequeñín estará rondando libremente por ahí. Guarda los juguetes que no sean adecuados para su edad y, tanto en su cuarto como en el resto de la casa, ten mucho cuidado con las cosas pequeñas que pueden suponer un peligro para él. Necesitas espacios de almacenaje adecuados. Tienes a tu disposición un sinfín de cajas de diferentes tamaños y materiales, para tenerlo todo a mano y lejos del alcance del bebé.

Su habitación un lugar seguro

De plástico, de tela o de mimbre, las cajas son perfectas para colocar en una estantería, y como las tienes de todos los colores, podrás elegir las que mejor se adapten a la decoración de su habitación.

La seguridad ante todo

Aunque el cuarto de tu bebé esté en orden y pueda gatear sin problemas por un suelo cómodo y acogedor, hay otros posibles riesgos que debes controlar. Y para que no se te escape ninguno te proponemos una idea que te dará todas las claves: ¿por qué no te tiras al suelo y miras atentamente a tu alrededor? Fíjate en todo lo que puedes alcanzar a esa altura y valora si es peligroso o no para tu pequeñín. Descubrirás un montón de enchufes (que conviene que tapar), cajones y puertas a la altura del bebé (tendrás que instalar cierres de seguridad), muebles en los que podría encaramarse, etc.

Su habitación un lugar seguro

Desde este punto de vista, el mismo que tiene el bebé que gatea, no se te escapará ningún detalle y podrás tomar todas las precauciones necesarias para hacer de tu casa un paraíso de diversión para tu hijo.