Suelos de PVC, caucho y resina para tu jardín

Estos suelos son la solución perfecta si buscas funcionalidad y a la vez economía en un pavimento exterior. Son, con diferencia, los más fáciles de instalar, retirar y mantener.

PVC: buen aislante del frío y el agua

Este material plástico suele presentar una superficie alveolada de efecto antideslizante. Está disponible en lamas o losetas de diferentes medidas y grosores, con un sistema de fijación adhesivo o por unión mediante pivotes encastrables. Se puede conseguir en varios colores. Resiste perfectamente la intemperie, la abrasión y el contacto constante con el agua. No se pudre, no da lugar al desarrollo de hongos, bacterias y ácaros, no acumula electricidad estática y aísla de la humedad.

Suelos de PVC caucho y resina para tu jardin

Caucho reciclado: ideal para zonas infantiles

Es ideal para el área de juegos de los niños por su textura antideslizante y su capacidad para amortiguar los impactos y ruidos. Lo encontrarás de distintas medidas, espesores y colores. Es muy resistente a los factores climáticos y gracias a su impermeabilidad evita que se formen charcos. Las losetas se pegan al suelo con una cola especial. Al ser reciclado, este material se considera respetuoso con el medio ambiente.

Suelos de PVC caucho y resina para tu jardin

Resina: resistente y fácil de instalar

Los suelos de resina son otra solución resistente, fácil de instalar y que no requiere mantenimiento para acondicionar tu terraza o jardín. Están disponibles en distintos acabados, que imitan otros materiales como la madera o la pizarra. Son antideslizantes, resistentes al agua, a la humedad y a los rayos UV del sol, y evitan el ataque y la proliferación de hongos. No requieren tratamiento previo ni apenas mantenimiento, y son muy fáciles de instalar, gracias a su sistema de clic o machihembrado, que no precisa tornillos ni herramientas, ni ningún tipo de masilla o adhesivo.

Suelos de PVC caucho y resina para tu jardin