Suelos vinílicos: niveles de resistencia y tipos de instalación

No todos los suelos vinílicos son iguales. Los podemos encontrar con distintos niveles de resistencia y con dos tipos de instalación: con clic y adhesiva. Dependiendo del espacio donde lo vayas a colocar y del uso que vaya a tener, tendrás que escoger un tipo de suelo u otro. ¡Te decimos cómo!

Suelos vinílicos: claves para determinar su resistencia

Cuando elegimos un suelo para una habitación, los tres factores que influyen en la elección son la estética, la resistencia y el tipo de instalación. La resistencia es probablemente el factor más importante, junto con la estética. ¡Pero de nada sirve colocar un suelo bonito si se va a estropear en poco tiempo! Los suelos vinílicos se caracterizan por ser resistentes al desgaste y a las limpiezas, pero dentro de esta resistencia hay distintos niveles. La resistencia viene dada por dos aspectos:

  • Espesor de la lama o la loseta. Al ser más gruesas, las lamas aguantan mejor las pisadas y el trote. Por otra parte, aportan estabilidad. Los suelos en clic con lamas gruesas son más estables; las uniones aguantan mejor. Los espesores están entre 2,5 y 5 mm; estos últimos pueden incluso compensar ligeros desniveles en el soporte (hasta 3 mm).
  • Espesor de la capa de uso. La capa de uso es la capa transparente protectora que va sobre la lámina de acabado. Protege a esta del agua, el roce, el desgaste… Cuanto más gruesa sea, más resistente será el suelo. Como mínimo debe tener 0,2 mm; en los más resistentes alcanza los 0,55 mm.
Suelos vinílicos resistencia e instalación

Suelos vinílicos: Medio, Forte, Intenso e Intenso Plus

Para que elegir el suelo vinílico perfecto para los distintos espacios de tu casa te resulte más fácil, en LEROY MERLIN hemos clasificado nuestra gama en cuatro categorías distintas dependiendo de su resistencia. Tenlas en cuenta a la hora de escoger:

MEDIO. Son suelos de resistencia media para espacios con un uso moderado. Escógelos para dormitorios de adultos y segundas viviendas.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

FORTE. Los suelos vinílicos de esta categoría están pensados para espacios de uso intenso: salones, dormitorios muy transitados, habitaciones infantiles y juveniles e incluso cocinas.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

INTENSO. Son suelos para viviendas con un uso muy intenso, por ejemplo donde hay mascotas o con familias muy numerosas. Se pueden instalar en toda la casa, incluyendo baños.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

INTENSO PLUS. Ofrecen la máxima resistencia: son suelos para durar. También son perfectos para comercios, oficinas y negocios.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

Tipos de instalación: en clic, adhesiva y autoadhesiva

Los primeros suelos vinílicos fueron una evolución de los antiguos suelos de linóleo: rollos realizados con PVC que se fijaban al suelo con cola. Hoy esta opción sigue existiendo, pero también hay lamas vinílicas autoadhesivas y tarimas flotantes con unión en clic, similares a los suelos laminados. Cada tipo tiene sus características.

Instalación con adhesivo: Los suelos vinílicos en rollo se fijan al suelo (nivelado y limpio) con colas especiales. Son colas sin disolventes que se aplican con rodillo. Después se fija el suelo, previamente cortado a la medida. Los tienes disponibles en las cuatro categorías: MEDIO, FORTE, INTENSO e INTENSO PLUS.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

Instalación autoadhesiva: Estos suelos vinílicos están formados por lamas o losetas con un adhesivo potente en la base. El adhesivo  permite fijarlas directamente sobre un suelo limpio, liso y nivelado. Estos suelos son fáciles económicos y fáciles de instalar, pero una vez fijados es muy complicado retirarlos. Los puedes encontrar en niveles de resistencia MEDIO y FORTE. Cómo mejorar el agarre: Si el suelo de base no agarra bien el adhesivo o quieres asegurarte de que la instalación queda perfecta, antes de colocar un suelo vinílico autoadhesivo o en rollo puedes aplicar una imprimación especial. Estos productos se extienden sobre el soporte limpio con rodillo y ayudan a que la cola agarre bien, garantizando una colocación perfecta.

Suelos vinílicos resistencia e instalación

Instalación en clic. Las lamas de estos suelos llevan en los cantos ranuras y lengüetas que encajan unas con otras. Solo hay que presionar para que encajen; una vez conectadas, las uniones permanecerán estables. Estos suelos son de tipo flotante y se pueden quitar sin problemas. Además, son más aislantes y confortables que los adhesivos. Los hay en todos los niveles de resistencia: MEDIO, FORTE, INTENSO e INTENSO PLUS.

Si escoges bien el suelo vinílico para tus espacios, ganarás en calidez, aislamiento, estética y confort. Estos suelos son la mejor solución para una renovación rápida y sin obras de todas las habitaciones del hogar, con toda la garantía de los productos LEROY MERLIN. Los puedes instalar tú mismo o contratar el servicio profesional: nosotros lo hacemos por ti. ¡Estrena suelo… y estrena casa!

Suelos vinílicos resistencia e instalación