Suelos vinílicos SPC: resistentes, estables y muy fáciles de instalar

Son lo último y más avanzado en suelos vinílicos. Las siglas SPC (Solid Polimer Composite) indican que están fabricados con PVC de alta calidad mezclado con polvo de piedra caliza. Esto hace que presenten mayor densidad, estabilidad y resistencia al desgaste que un pavimento vinílico convencional.

Los suelos vinílicos SPC Artens están pensados para revestir cualquier habitación de la casa y para durar mucho tiempo, por lo que son perfectos también para comercios y otras zonas de alto tránsito, tanto por su gran resistencia como por la continuidad estética que ofrecen, al no necesitar juntas de dilatación en superficies muy amplias (de hasta 400 m2). Te contamos cuáles son sus puntos fuertes.

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Muy fácil de instalar

Es una de las mayores ventajas de los suelos vinílicos SPC Artens frente a otros pavimentos. Se instalan sin problemas, sin necesidad de colocar previamente base aislante y sin tener que acometer complicados trabajos que generen polvo, suciedad o ruido. Como se cortan fácilmente con la única ayuda de un cúter y una regla metálica, puedes instalarlos tú mismo sin herramientas complejas.

Hazlo tú mismo
Fácil de cortar

Únicamente necesitas un cúter y una regla metálica.

Instálalo sin ayuda
Manejo sencillo

Tras cortar, parte las lamas con una ligera presión.

Basta con ir montando las lamas o losetas directamente sobre la solera o, incluso, sobre superficies irregulares, mediante un sistema de unión en clic que facilita enormemente el trabajo. Todo son facilidades a la hora de renovar el pavimento de tu casa con los suelos laminados SPC Artens.

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Suelos continuos, sin perfiles de transición ni juntas de dilatación

En los pavimentos vinílicos SPC no es necesario dejar juntas de dilatación (se pueden instalar hasta 20 x 20 m sin ellas) ni perfiles de transición entre estancias, con lo que se consigue una mayor continuidad estética de los suelos.

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Gran estabilidad y resistencia a los cambios de temperatura

El material es rígido y no se dilata ni se contrae por los cambios bruscos de temperatura, ya se trate de calor o frío intensos. Se pueden instalar, incluso, al lado de un ventanal ya que no se deforman, aunque reciban mucho calor del sol a través del cristal. Tampoco se decolora o cambia de color por efecto de la luz o de la radiación solar. 

La composición del núcleo del tablero es más compacta ya que en su formulación se emplea un mayor porcentaje de cargas minerales respecto a los propios componentes plásticos. Todo ello hace que su densidad sea de 1.900 Kg/m3 frente a 1.300 Kg/m3 del WPC, un vinílico más flexible.

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Adecuados para todas las estancias

Muy adecuados para toda la casa, también para cocina y baños, pues toleran perfectamente la humedad. También son indicados en locales comerciales con tránsito intenso, gracias a su gran resistencia.

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Son rígidos, duros y resistentes al paso del tiempo

Gracias a una capa de protección especial denominada premium coating aguantan perfectamente impactos y rayaduras. Su mantenimiento es muy sencillo: se limpian con agua y un limpiador multiusos del hogar. 

Suelos vinílicos SPC de nueva generación

Resultan muy estéticos

Su acabado es realista, imita el aspecto y el tacto de la madera, reproduciendo con precisión sus poros y vetas. Hay disponibles acabados en imitación madera y losetas de cemento.  

Suelos vinílicos SPC de nueva generación