Tapetas para puertas: tipos y finalidad

Existen diferentes tipos de tapetas para puertas y cada una de ellas tiene una finalidad. Te enseñamos a elegir las que necesitas para tus puertas y cómo acertar con las medidas a la primera.

SABÍAS QUE...

Las molduras, jambas o tapetas para puertas ocultan la unión entre el cerco y el premarco

Ver tapetas

Las molduras para puertas de interior también se conocen como jambas o tapetas, mientras que al conjunto completo se le llama “guarnición”. La palabra jamba procede del árabe y significa “pierna” o “pata”; de hecho, cuando las jambas verticales se unen a tope con la horizontal también reciben el nombre de “patas”. No todas las puertas llevan el mismo tipo de molduras: es importante saber escoger las adecuadas para tu caso entre los cuatro tipos que hay. Además, también hay molduras que sirven para aumentar el grosor del cerco si el tabique es más grueso. En este artículo aprenderás a escogerlas bien.  

Tapetas para puertas de interior

Tapetas según el estilo y el material

Puedes encontrar tapetas para puertas molduradas o lisas fabricadas en distintos materiales: madera maciza, MDF rechapado, MDF melaminado o MDF lacado. Si la puerta es recta y lisa, de estilo moderno, conviene escoger tapetas planas y sencillas; por el contrario, las tapetas molduradas quedan bien con puertas clásicas. Por su parte, el color y el acabado se suelen coordinar con el propio de la puerta: en tonos madera, lacados, etc.

Tapetas para puertas de interior

Tipos de tapetas para puertas de interior

Según su instalación y la solución que aporten, las molduras para puertas de interior pueden ser de cuatro tipos. A continuación, te contamos cómo elegir cada tipo de tapeta sin miedo a equivocarte.

1. Tapeta o jamba plana

La moldura, tapeta o jamba plana es la más común en las puertas de interior. Su función es meramente embellecedora: tapar la unión entre el cerco y premarco. La medida según la cual se clasifican (al igual que el resto de las molduras) es el ancho de la pieza. Lo normal en tapetas planas es que tengan anchos de 7, 8, 9 y 11 cm. Si quieres que tu puerta parezca más alta, elige una jamba de 11 cm: el resultado es estupendo.

Tapetas para puertas de interior

2. Tapeta o jamba en L

A diferencia de las molduras planas, estas piezas tienen sección en L: de la propia moldura sale un lado más corto en ángulo recto que se inserta en el canal del cerco de la puerta. Este lado o pestaña sirve para encajar la moldura en su lugar, por lo que no tendrás que clavarla. 

Además de cumplir una función decorativa, estas jambas o tapetas (conocidas también como “molduras extensibles”) sirven para compensar desigualdades: que permiten corregir imperfecciones en el montaje de la puerta. Para ello, la pestaña lateral se puede introducir más o menos en el canal para ajustarla a la perfección. Lo normal es emplearlas en tabiques que tengan un espesor de más de 7 cm.

Tapetas para puertas de interior

3. Moldura de recrecido

En este caso, hablamos de una moldura rectangular que sirve para aumentar el ancho (recrecer) del cerco de la puerta cuando es demasiado estrecho para el premarco. La moldura cubre esa diferencia y evita tener que cambiar el premarco para instalar la puerta. 

Por ejemplo, si el premarco del tabique tiene 9 cm de ancho y el marco de la puerta tiene 7 cm, habrá que cubrir una diferencia de 2 cm. Para ello emplearemos una moldura de recrecido de 3 cm, ya que 1 cm de la pieza se debe encajar en el canal del cerco de la puerta. 

Tapetas para puertas de interior

4. Molduras de recrecido en puertas en block

Son las puertas más fáciles de instalar. En muchos casos es necesario colocar una moldura de recrecido para compensar el ancho del tabique donde vamos a instalar la puerta. Es un trabajo sencillo, pero que requiere precisión. En este artículo sobre cómo instalar puertas en block encontrarás toda la información que necesites, paso a paso.

Tapetas para puertas de interior

5. Molduras para casoneto

Se tratan de las molduras que sirven para embellecer el hueco de una puerta corredera montada con el sistema de armazón o casoneto. Su finalidad es recubrir los tabiques del hueco de la puerta y la parte superior de la misma donde está instalada la guía y por donde circula la puerta corredera.

Ya tienes todas las claves imprescindibles para elegir una tapeta para tu puerta con la seguridad de que quedará perfecta. En LEROY MERLIN tenemos distintos modelos de puertas, cercos y hojas que se adaptan a cualquier gusto y necesidad, y también las instalamos por ti. ¡Seguro que encuentras la que estabas buscando!

Tapetas para puertas de interior