¿Techos inclinados? Sácales partido con armarios que se adapten a los huecos

Si nunca tienes sitio suficiente para guardarlo todo en casa, piensa en utilizar esos espacios desaprovechados que hay en todos los hogares. Por ejemplo, los rincones con techo inclinado del ático o la buhardilla. ¡Anímate a darles un nuevo uso con un armario extra!

¿Alguna vez te has planteado que ese espacio muerto que crees que está perdido puedes recuperarlo y convertirlo en un vestidor bajo pendiente? Explota el potencial aprovechando la inclinación de los techos para crear un rincón armonioso y funcional. A partir de ahora cuando veas un techo inclinado lo verás como una oportunidad –y no como un obstáculo- para acondicionar esa estancia y ganar en sitio para el almacenaje.

Armarios para techos inclinados: cuándo, cómo y dónde

Los espacios situados bajo las cubiertas, como los áticos y las buhardillas, pueden tener techos desnivelados que hagan imposible (o muy incómodo) transitar. Ocupar estos rincones con soluciones de almacenaje es una gran idea para sacarles partido. Y si decides diseñar un armario a la medida, aprovecharás hasta el último centímetro con un resultado eficiente y muy decorativo. Estas son las claves para acertar:

  • ¿Cuándo poner un armario bajo un techo abuhardillado? Siempre que no quites mucho espacio alrededor. Y por supuesto, cuando el techo sea tan bajo que resulte difícil utilizar esa zona. Aunque puedas transitar agachándote, lo más probable es que termines golpeándote la cabeza. Por la misma razón, tampoco es buena idea colocar camas.
  • ¿Cómo hacerlo? Tienes varias opciones. Una de ellas es colocar módulos de armario que encajen bien en el hueco: es la solución más práctica, asequible y fácil. Otra posibilidad es crear un armario a la medida colocando estantes, cajoneras, accesorios… Y cerrando el espacio con puertas que se ajusten bien al hueco. Esta opción es la más decorativa, aunque resulta más complicada y algo más costosa.
  • ¿Dónde se puede crear? Lo más recomendable es utilizar la zona donde el techo se junta con la pared. Es el espacio que menos se aprovecha. A grandes rasgos, el armario se monta colocando baldas y/o accesorios en el interior y cerrando luego el frontal con unas puertas (dependiendo del espacio que tengas, podrán ser correderas o abatibles.). ¡Ojo! Necesitarás un hueco mínimo de 45 cm de fondo.
Techos inclinados aprovéchalos con armarios

Si la buhardilla es muy alta y la cubierta es solo a un agua (solo hay una inclinación en el techo), también puedes colocar un armario en la pared que se junta con la parte más alta, conocida como cumbrera. Así sacarás partido al espacio superior, que normalmente se desaprovecha.

Techos inclinados aprovéchalos con armarios

Accesorios para aprovechar los armarios de la buhardilla

Si has decidido aprovechar la zona más complicada de la buhardilla para poner un armario, plantéate equiparlo con accesorios que hagan más fácil la tarea de guardar o sacar las cosas. Los huecos bajo techos inclinados resultan algo incómodos a la hora de acceder a ellos. Por eso, contar con elementos extraíbles como cestas para camisetas o ropa de cama, barras abatibles o porta perchas te facilitará la tarea a la hora de organizar.

Cuando los armarios están situados en la parte baja de un techo inclinado, no suelen ser muy altos. Por eso, merece la pena intentar duplicar el empleando los accesorios adecuados. Por ejemplo, las cestas de rejilla permiten guardar muchas prendas y complementos en espacios mínimos. En distintos tamaños, ofrecen cabida a bolsos, prendas dobladas, ropa de invierno… Con la ventaja de que aportan ventilación. Como son extraíbles, con estos accesorios podrás guardar y coger las prendas sin tener que agacharte o arrodillarte.

Techos inclinados aprovéchalos con armarios

¿Tu armario llega hasta la cumbrera del tejado? Entonces, con una barra o colgador abatible accederás fácilmente a las prendas situadas en la parte más alta del armario. Solo tendrás que tirar de la barra central para que la ropa “descienda” hacia ti. 

Techos inclinados aprovéchalos con armarios

Un buen armario de buhardilla no puede prescindir de un zapatero. De hecho, es habitual que los zapatos y botas de temporada los guardemos en estos espacios, dejando los roperos del resto de la casa para las prendas que se utilizan a diario. ¿El armario no es muy grande? Existen zapateros extraíbles para laterales, con capacidad para dos pares de zapatos. Con sistema de guías extraíbles, podrás alinearlos en los laterales sin ocupar más de lo necesario.

Techos inclinados aprovéchalos con armarios

Equipar los techos inclinados en su interior

La caída del techo es un espacio  desperdiciado, pero si salvas la parte baja dispondrás del resto de la habitación como se de cualquier otra estancia se trata. Forra el interior y compleméntalo con accesorios de todo tipo: baldas, cajones y bandejas extraíbles… que te faciliten el acceso.

Asimismo, no solo de buhardillas viven los armarios específicos para zonas de techos inclinados. Los bajos de la escalera o baños que tienen techos con esta forma pueden quedar espectacularmente aprovechados y estéticos si te lo propones.

Techos inclinados aprovéchalos con armarios