Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Los más pequeños de la familia necesitan un espacio propio donde divertirse y desarrollar los juegos que más les gustan durante su tiempo libre. En esos momentos de ocio les acompañan todo tipo de juguetes, muñecos, objetos, cajas y piezas de todo tipo que, una vez acabado el juego, deben ser guardados y almacenados para dejar la habitación recogida y que reine la paz. Parece una utopía pero no lo es. ¿Cómo puedes conseguir eso en tu casa? Pues muy fácil: colocando los elementos correctos y organizando y almacenando cada cosa en su sitio. Presta atención a las opciones que te presentamos.

Un cuarto de juegos, por definición, es un lugar de entretenimiento, risas, infinidad de juguetes y desorden en los momentos de ocio. Pero al acabar la diversión, llega el momento de recoger a los compañeros de juegos que han hecho las delicias de los más pequeños. Y qué mejor que hacer partícipes a los niños de la tarea de guardar los objetos con los que han disfrutado tanto.

Aprovecha lo mejor posible el espacio  

Convierte las estanterías modulares en tus grandes aliadas para que tus hijos se acostumbren a tener sus cosas organizadas. Se adaptan a todos los espacios y ofrecen infinidad de combinaciones para que puedas componer el mueble que quieras a tu medida y a las necesidades de tu espacio. Además, puedes personalizarlas pintándolas o decorándolas con vinilos, adhesivos…

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

¡A todo color!

Para que los peques colaboren en la recogida del cuarto de juegos pónselo fácil colocando muebles bajos y abiertos, de los que no tienen puertas, para que accedan a ellos por sí solos y con facilidad.

Y para que la habitación tenga una decoración divertida, adaptada a los gustos de sus protagonistas, te recomendamos que equipes esos módulos con cajas de plástico transparentes y multicolores. ¡Seguro que a los niños les encantan y ver lo que han guardado solo con mirar el interior!

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Así se involucrarán, sabrán dónde tienen los juguetes la próxima vez que los necesiten y adquirirán esa responsabilidad con alegría.

Cada juguete a su cesta

Las cestas son una excelente opción para ordenar y personalizar tus estanterías. Solo tienes que escoger las medidas exactas para colocar en cada hueco. Puedes combinar colores y materiales: por ejemplo, las trenzadas son muy decorativas y aportan calidez; otras, cuentan con el interior forrado con telas.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Como las cestas son tan decorativas y las puedes encontrar que combinen con el estilo y decoración de la habitación infantil, puedes dejar sueltas por el cuarto. Así de un solo vistazo el niño podrá ver los juguetes que esperan ansiosos a ser sacados de la cesta para empezar la diversión.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Hay cestas de poliéster, recomendables para guardar la ropa de juego y los peluches. También son plegables por lo que si están vacías las puedes guardar sin que ocupen espacio en el armario. Además, la limpieza está asegurada porque el poliéster incluye un tratamiento antimanchas. ¡Qué más se puede pedir!

La habitación de los tesoros 

Como si de un tesoro se tratara, los baúles son perfectos para mantener el orden y recogerlo todo en tiempo récord. Existen modelos de resina, resistentes y ligeros de peso, con diferentes dibujos y acabados infantiles.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Baúles multiusos 

Si, por el contrario, prefieres la madera, los baúles compuestos por este material pueden dar calidez a la habitación y una doble funcionalidad porque puedes añadirle un cojín y ya tienes un perfecto banco para sentarte, además del lugar de almacenamiento que necesitas para los juguetes de tus hijos.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Este tipo de baúles también puede usarse como mesa. Seguro que a tus hijos les apetece merendar sobre ellos o participar en un juego de mesa utilizando el baúl como tablero.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

¿Te atreverías a ponerte manos a la obra y hacer tu propio baúl único e irrepetible? Los muebles de madera sin tratar te dan la oportunidad de personalizar el dormitorio infantil a tu gusto y el de tus hijos. ¿Qué te parece este baúl que hemos convertido en un divertido “carrito de helados”? En este caso, decidimos pintarlo en dos colores (blanco y azul) pero tú elegirás el acabado que prefieras, incluso puedes forrarlo… ¡La imaginación al poder! Después, solo tendrás que atornillar unas ruedas de goma y colocar un asa para moverlo sin esfuerzo. Y ya tienes un útil carrito para tus peluches, pelotas y diferentes juegos.

¡Quédate colgado! 

Chaquetas y cazadoras tiradas en cualquier lugar, mochilas por el suelo… Olvídate de estas imágenes para siempre colocando un práctico perchero. Las opciones entre las que puedes elegir son variadas: puedes optar por un perchero atornillado a la pared; colocarlo detrás de la puerta; o, a lo mejor, prefieres apoyarlo directamente sobre el suelo. Los hay de distintos colores y diseños, la variedad es enorme.

Dale a la pared el protagonismo que se merece y te devolverá espacio

Decenas de veces habrás visto baldas en las que parece que no hay soporte o escuadra. Son aquellas que tienen una fijación invisible porque la sujeción está en el interior del estante. Así da mayor sensación de ligereza. En forma de cubo, zigzag… las formas, colores y acabados los elegís vosotros tan originales como queráis. Son una solución muy útil para ganar espacio en altura y liberar el suelo de los juguetes.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Además, a medida que vayan creciendo los niños esos mismos estantes les pueden servir y acompañar en su adolescencia.

Sorprende con muebles decorativos 

Tener el cuarto de juegos ordenado no significa necesariamente que guardes y ocultes todos los juguetes. Los peluches y muñecos favoritos de los niños pueden quedar a la vista de un modo muy original: mediante muebles creados por ti, como esta pirámide escalonada donde los peluches podrán hacer compañía a tus hijos todo el tiempo o estanterías de madera con forma de borriqueta. Así los peques siempre estarán acompañados de sus amigos inanimados y nunca se sentirán solos.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible

Disfruta de tu propio zoo en el cuarto 

¿Crees que es misión imposible que tus hijos disfruten ordenando su cuarto? A partir de ahora no, si tienen un guardapeluches tan original como esta caja convertida en zoológico. Un práctico lugar de almacenaje de peluches para que queden recogidos en un instante. Lo puedes crear con piezas de madera y unas varillas que harán las labores de barrotes de la divertida jaula para el señor osito, el manso tigre o la alargada jirafa.

Tener un cuarto de juegos ordenado es posible