Terraza de día, terraza de noche

Una terraza es para disfrutarla en cualquier momento. En ella te cargas de energía durante las horas de sol y al caer la noche te entregas al relax mientras se apaga la jornada. Tenla preparada siempre con una decoración práctica y la iluminación que necesitas para sacar partido a este espacio también por la noche. ¡Lo verás claro!

Con el buen tiempo, ya en primavera y, por supuesto en verano, la terraza es la proyección hacia el exterior de tu casa. Ese espacio al aire libre se convierte en tu salón mientras lees un libro, compartes conversación (al fin) sin prisas con tu pareja y los niños juegan a vuestro lado. Y llegada la noche, la terraza también se prepara para acoger vuestras reuniones más tranquilas y refrescantes, ya con unos grados menos de temperatura, una brisa suave y… quién sabe, quizá el cri-cri de algún grillo en la lejanía. 

Día y noche, cara y cruz, de un mismo espacio: tu terraza. Vívela de dos maneras diferentes pero preparada para cada ocasión. De día, cómoda, práctica, bonita y discreta. Cuando cae el sol, es la misma, pero con la iluminación adecuada que proyecta luz suficiente para las tareas que requieran más luminosidad y más tenue para estar. Que del resto ya se encarga la luna.

Amanece, sale el sol. La terraza despierta 

Y la vida también. Un desayuno rápido a diario o más relajado el fin de semana. Una lectura en un sofá, recostado sobre los cojines, o una sobremesa con un café con hielo o un té helado. Y esa tarde en familia o con amigos mientras los pequeños se divierten en el suelo con sus trenes. 

Los materiales cálidos y naturales convierten tu terraza en lo que habías soñado. ¡Qué placer andar descalzo sobre la madera! Las plantas ponen la nota de frescor y naturaleza. Qué acierto la gama de tonos naturales escogidos para decorar el ambiente. La madera de Pucté de las lamas del suelo, una variedad guatemalteca de Comercio Justo, da forma también a la estructura de los bancos adosados a la pared. Su color combina perfectamente con la mesa y el sillón de ratán y el óxido del panel que concede intimidad a la zona.

Sea como sea el sillón, sofá o banco para tu terraza necesita cojines para hacer de tus ratos al aire libre un momento muy confortable. Tus invitados no verán el momento de marcharse.

Terraza de dia terraza de noche

¿Sabes que al regar las plantas en verano puede llegar a descender la temperatura de la zona un par de grados? Así que dale al verde y siente su frescor con plantas en cada rincón, incluso en las paredes. Elige variedades que dejen caer sus hojas por fuera de las jardineras.

Y para crear diferentes ambientes y aportar movimiento al espacio, combina materiales. En este caso funciona a la perfección la combinación del árido decorativo en blanco con la madera del suelo. Con una franja en la zona de estar se rompe la linealidad de la terraza y se crea un agradable efecto chill out. Sin darte cuenta, te habrás trasladado al chiringuito de la playa.

Y cuando el sol se esconde… ¡la terraza se ilumina! 

La luz que proyecta la luna siempre está ahí, unas noches más luminosa que otras, pero lo que no falla es una iluminación funcional y decorativa, que permite que puedas hacer uso de tu terraza hasta bien entrada la noche. Para descansar entre semana del ritmo de la jornada, cuando has terminado con todas tus obligaciones (trabajo, niños, deporte…), o para alargar la cena con unas copas y una velada divertida entre risas con el frescor que deja el sol cuando desaparece.

Terraza de dia terraza de noche

Un aplique en la pared para una iluminación general, como el modelo Hosford, un diseño actual y discreto que integra un led de alta luminosidad y bajo consumo. Estarás tranquilo porque sabrás que la factura está a salvo a pesar de que lo mantengas horas encendido. Y además está disponible con sensor de movimiento: se enciende cuando llegas y se apaga cuando no queda nadie en el terraza.

Como iluminación de ambiente, esa que se coloca en en pequeñas dosis y en diferentes puntos para lograr una atmósfera sugerente, focos led empotrables instalados en el frente de los sillones y en el escalón que salva el desnivel entre la terraza y el interior de la casa (muy útil para evitar tropiezos).

Terraza de dia terraza de noche

Aprovecha las horas de luz del día con lámparas solares. Se cargan con el sol y por la noche iluminan sin gastar. Y como quieres que tu terraza te traslade a las vacaciones, coloca unas antorchas solares, que simulan la luz de una vela, aunque en realidad es un led el que titila. Decorativas pero totalmente seguras.

Junto con unas velas (de llama o de led), una barra de incienso encendida y unas notas de jazz de fondo es el escenario perfecto para el sueño de una noche de verano.