Textiles y el estilo que buscas para tu casa

Podríamos decir que las telas tienen un poder casi mágico. El de transformar una estancia. Así que lo mejor es que sepas sacarles partido. Según el textil que elijas y sus colores y estampados, lograrás un estilo u otro para tu hogar. ¡Personaliza tu casa sin cambiar los muebles!

Miras a tu alrededor y te gusta lo que ves de base pero sabes que le falta algo. Ese algo puede ser el estilo que deseas. Quizá sientes que tu casa no se adapta al look que imaginas. ¿Te gustaría un salón más contemporáneo? ¿Un dormitorio romántico? ¿Que la zona de lectura tuviera un aire british? A eso nos referimos con el estilo. Se trata de darle personalidad. Y en este punto las telas tienen mucho que decir. Con ellas puedes poner esa nota decorativa que le falta y ganar en calidez y tendencia. ¿Sabes cómo usarlas para lograrlo? ¿Qué estampados y colores son los más apropiados en cada estilo? Toma nota y acierta.

¿Qué estilo decorativo te gusta?

Lo primero es identificarlo para no hacer un mix imposible. ¡Hay cientos! Dedícale un tiempo, navega por nuestra sección de inspiración y coge ideas. Siente qué te provoca cada imagen. Está claro que el estilo de los muebles que decoren tu casa y de los revestimientos marca la decoración, pero con las telas es posible suavizar la línea del mobiliario, resaltarla, jugar al contraste o actualizar.

Textiles y el estilo de tu casa

 

Estilos y qué textiles usar para lograrlos

Vamos a ver algunos de los más nombrados para que puedas llevártelos a casa con los textiles correspondientes y algún truco más que te gustará saber.

Si lo tuyo es un estilo tradicional, elige textiles de flores en tamaño medio o grande; damascos o inspiración cachemir. También las rayas resultan clásicas. A la hora de elegir la confección de una cortina, por ejemplo, mejor trabillas o lazos. Las telas con brillo como el terciopelo ponen sofisticación tanto en un ambiente clásico como en uno más actual.

Textiles y el estilo de tu casa

Los más naturales deberán optar por tonos suaves. Predominan los neutros aunque aparecen otros colores, siempre en la versión pastel. Aquí, como su nombre indica, los tejidos y fibras naturales triunfan (lino y algodón son los más recurrentes). Las tramas no son demasiado marcadas, ya que la ausencia de artificios es otra de las características de este estilo.

Textiles y el estilo de tu casa

Sofisticado. En este caso debes escoger telas cuidadas. Suelen ser delicadas. Funcionan muy bien las que aportan brillo como el satén, la seda y el terciopelo. Lo mejor es combinarlas con otras telas que no aporten tanto brillo para no saturar. También los bordados. En cuanto a los colores: intensos como el verde o el azul, combinados con rosa. Los dorados, plateados y cobrizos enriquecerán. Y puedes escoger textiles lisos o motivos de los mencionados en el estilo tradicional pero en estos acabados luxury.

Textiles y el estilo de tu casa

Para los que buscan un estilo más contemporáneo, los motivos geométricos encajan. Los lisos en busca de la sencillez y neutralidad. Gris, negro y blanco no faltan. En cuanto a la confección, menos es más: ollaos en las cortinas o cojines sin pasamanería. Con estas indicaciones es fácil lograr también acercarse al estilo nórdico.

Textiles y el estilo de tu casa

Campestre. Aquí los cuadros en todas sus versiones encajan. También las telas con trama, las más gruesas, el pelo largo, la lana. El estampado llamado Toile de Jouy (con motivos de animales, paisajes y figuras del campo) es para la opción más refinada del campestre. Pero para una más ruda, el lino es perfecto con su efecto natural.

Botánico. Los tejidos se basan en colores azules y verdosos, aunque con alguna pincelada de amarillo, rojo y rosa, según versiones. Es una combinación alegre que se caracteriza sobre todo por los motivos relacionados con las hojas y las ramas. Dentro de este estilo se enmarca también el tropical que además usa las flores exóticas mezcladas con las hojas.

Textiles y el estilo de tu casa

Para una atmósfera étnica, los motivos en zigzag, los colores vivos inspirados en países más exóticos por un lado o los marrones y tierras para la rama étnica más salvaje, con estampados animal print, que reproducen los estampados de la piel de un tigre o de una cebra. Según los textiles tendrás un resultado mucho más marcado o suavizado, como el de esta imagen.

Textiles y el estilo de tu casa

Rústico. Pensamos en la versión más cálida, la de tonos arenas en cualquier intensidad. Las telas con trama también encajan, gruesas, como la arpillera y el lino. Son ambientes neutros en cuanto a textiles, muy confortables. Serán los complementos y el mobiliario los que definan si es un rústico sencillo más actual o tradicional.

Textiles y el estilo de tu casa

Romántico. Colores suaves, mejor en versión pastel. Rayas finas, franjas combinadas en dos colores y flores, mejor en tamaño pequeño. Un brocado o Jacquard, que tienen trama, bordado o relieve, son perfectos para completar un estilo romántico y elegante. Los lazos también encajan en este estilo.

Industrial. Es un estilo que abusa del negro y tonos oscuros. Para poder usarlo en las casas es conveniente rebajarlo con grises algo más claros. Aparecen textiles resistentes como la lana y el fieltro, pero también el cuero y el color que lo define. Como detalle relacionado con las telas, las tachuelas o remaches, botones forrados y las costuras vistas acentúan el efecto.

Textiles y el estilo de tu casa

Pop. Un toque de diversión y atrevimiento. Sobre todo, colores intensos y vibrantes, ¡sin miedo a mezclarlos! Y entre los estampados destacan los geométricos. Con estas reglas, vale cualquier tejido y fibra aunque algo de charol o plastificado o vinílico que imite este acabado ayudará en la estética. Sin olvidar una nota metalizada en color o plateado.

Inglés. Sobrio, de tonalidades oscuras, con predominio de cuadros (aquí encajan los conocidos como “cuadros escoceses”) y telas gruesas y pesadas. También ciertos damascos, en las tonalidades adecuadas ayudan a reproducir el estilo british.

Textiles y el estilo de tu casa

Los textiles y la habitación infantil

En el cuarto de los niños también puedes marcar un estilo. Es cierto que lo normal es que se sienta que en esa habitación duerme, juega, descubre y vive un niño, pero puedes elegir qué estilo le quieres dar con textiles más coloridos o neutros, por ejemplo.

El color puede animar cualquier base neutra. Usa gris, blanco, arena o beis de base y anímalo con una par de colores. Todo neutro o pastel da como resultado un estilo suave. A todo color es más animado y estridente, a veces hay que tener cuidado porque puede alterar demasiado al pequeño (es el poder de la cromoterapia), aunque en la dosis justa, es estimulante, perfecto para un cuarto de juegos.

Textiles y el estilo de tu casa

También debes pensar si te decantarás por tonos lisos de base para que la habitación crezca mejor con tu pequeño y el paso del tiempo o prefieres personalizar con motivos infantiles. En este caso, ten en cuenta que si elijes estampados de topos, nubes, corazones o estrellas, son más adecuados para bebés y los primeros años. Más tarde, los peques prefieren animales, trenes, árboles, superhéroes… Piensa que no solo están, en cuanto a textiles, las cortinas, cojines y ropa de cama para jugar con los estilos en el cuarto infantil. ¡Las alfombras también cuentan! Eso sí, escoge telas lavables porque con los peques toda precaución es poca. ¿Sabías que algunas alfombras también lo son?