Tipos de silicona para sellar

Las siliconas para sellar están entre los productos más utilizados en la casa. Hay una gran variedad, indicadas para el tipo de material a sellar para el que están fabricadas, aunque hay muchos modelos universales, ideales para infinidad de tareas de bricolaje.

¿Qué es la silicona?

La silicona es básicamente un producto químico de consistencia cremosa hecho a base de silicio y oxígeno, con los que se consigue un producto muy resistente y elástico, idóneo para tapar y sellar todo tipo de grietas. También es estable a las altas  temperaturas e inerte, por lo que no presenta alteraciones durante su aplicación y uso. Entre sus propiedades están las de sellar mediante el relleno de producto e impermeabilizar frente al agua, ya sea la de un grifo o la de lluvia en el exterior. Existen masillas selladoras, diferentes en su composición a las siliconas pero con propiedades parecidas con las que se puede sellar en infinidad de materiales de la construcción.

Principales propiedades de las siliconas:

  • Son muy resistentes y elásticas.
  • Soportan muy bien las altas temperaturas y al fuego.
  • Responden muy bien ante los agentes atmosféricos y ambientales, como la contaminación.
  • Son productos preparados listos para su uso, de aplicación con pistola específica o a mano, cuando son pequeños tubos flexibles.
  • Son un buen aislamiento eléctrico y tienen una vida útil muy larga.
  • Buen comportamiento al moho y frente a las bacterias.
Tipos de silicona para sellar

Estos son los principales tipos de siliconas para sellar:

Silicona acética o ácida

Es la más común, la más olorosa, por lo que conviene siempre emplearla en lugares que se pueden ventilar bien, y fabricada a base de disolventes. Es muy polivalente ya que se puede usar para sellar el vidrio, el aluminio, el pvc o hasta la madera. Existe transparente y en diversos colores, fundamentalmente el blanco, aunque los fabricantes ofrecen cada vez más colores para igualarlos a otros materiales de la construcción. Tiene más contracción que el resto de siliconas, menor elasticidad y no es pintable. Pero tiene una gran tolerancia a los rayos U.V, lo que la hace ideal para el exterior y tiene efectos antimoho y anti bacterias.

Silicona neutra

A diferencia de la acética carece o tiene muy poco componente acético, siendo de base acrílica. Es idónea para una infinidad de materiales de construcción y la más recomendable para trabajar con materiales porosos, como el cemento, hormigón, piedra, ladrillo cerámico, yesos, madera, etc. También funciona bien con materiales no porosos. Es menos olorosa que la acética ya que no liberan ácidos. Tiene una mayor elasticidad que la silicona acética al ser su contracción mucho menor. Es la más apropiada para rellenar en elementos estructurales y juntas de materiales.

Tipos de silicona para sellar

Sellador de poliuretano

Aunque no es una silicona sino un polímero es una masilla fabricada con poliuretano que se utiliza fundamentalmente para los sellados entre materiales de construcción en el exterior. Tiene un excelente comportamiento a la intemperie y al movimiento, por lo que se ha hecho imprescindible en el sellado e impermeabilización de todo tipo de juntas de exterior con los más variados materiales de la construcción, sean porosos o no porosos, como juntas de dilatación, juntas entre suelo y paredes, juntas entre marcos de puertas y ventanas, juntas de aleros, etc. Los hay en muchos colores y es pintable. 

Sellador más adhesivo

Existen productos en el mercado, generalmente a partir de poliuretano, aptos para el sellado y también que sirven como adhesivo de montaje, con altas propiedades de elasticidad y resistencia mecánica para utilizar tanto en exteriores como interiores. Se emplean para selladores de juntas verticales y horizontales, el sellado de tuberías, juntas entre tabiques, en grietas, etc., pero también en el pegado de elementos constructivos como alféizares, umbrales, madera, zócalos…

Tipos de siliconas y selladores según su uso

A la hora de comprar hay que fijarse muy bien en las recomendaciones de cada uno de los envases, donde vendrá indicada la compatibilidad o no para usar con los distintos materiales.

  • Para sanitarios y mamparas de baño: aconsejable los resistentes a la aparición de mohos y fungicidas, son muy duraderos y retardan mucho su envejecimiento. Por lo general es transparente o blanco.
  • Para juntas de aluminio y cristal: normalmente es traslúcido, pero los hay blancos y de otros colores; de gran elasticidad y especial para las uniones entre aluminio y cristal, elementos muy utilizados en los cerramientos de exterior y que necesitan además de sellad, una buena cualidad estética.
  • Para madera: para el sellado de juntas entre jambas de puertas y ventanas, en zócalos y rodapiés, armarios empotrados, esquineros, cantoneras, puertas y ventanas. Es de secado rápido, no merma y se puede pintar. 
  • Para piscinas: siliconas o selladores específicos para zonas en las que tienen que estar en contacto permanente con el agua. Es de gran elasticidad y flexibilidad y debe resistir muy bien a los fungicidas y demás productos utilizados en la purificación del agua. Por lo general es una silicona neutra.
  • Para materiales no porosos: como el vidrio, el aluminio anodizado, materiales cerámicos, tanto para interior como exterior, por su resistencia a los rayos U.V. Suelen ser siliconas acéticas.
  • Para juntas con poco o nulo movimiento: para los muros de exterior y de interior, en grietas, carpintería de exterior y de interior (cercos de puertas y ventanas), juntas perimetrales, etc. Empleo de masillas elásticas acrílicas.
  • Para juntas de dilatación y sellado de estructuras: en juntas de dilatación, con o sin movimiento, uniones estructurales, generalmente de exterior pero también de interior, sellado de huecos de tuberías. Requieren productos muy elásticos e impermeables que se agarren bien a los materiales habituales de los muros y permanezcan inalterables. Tienen buen rendimiento los distintos selladores de poliuretano. 
  • Selladores frente a altas temperaturas: suelen ser de colores oscuros o negros y son fabricados especialmente para las juntas en chimeneas, cristales de chimeneas, barbacoas de obra, tubos de evacuación de humos, etc. que adquieren temperaturas muy altas. 
Tipos de silicona para sellar