Tipos de tuberías de agua

Hay muchos tipos de tuberías para agua en distintos materiales y tamaños que se emplean para la conducción de agua en las casas. Hay que distinguir fundamentalmente entre las tuberías que se emplean para la acometida del agua y las que se usan para la evacuación del agua. Las primeras son la que entra en el circuito general de agua sanitaria y agua caliente sanitaria; las segundas son las que se usan para la evacuación del agua que se vierte por las válvulas de desagüe de los sanitarios, del inodoro y de los electrodomésticos como lavavajillas y lavadora.

Tuberías de agua para acometida 

Tienen como principal característica que son inocuas para el consumo humano, que no se corroen y que aguantan la presión a la que el agua entra en las casas. Estos son los materiales habituales para las tuberías de agua de las acometidas.

- Tuberías de agua de cobre

Es el material más habitual para la fabricación de tuberías de agua desde hace décadas, eliminadas ya las tuberías de plomo y las de hierro. Es un material duradero, de gran resistencia a la corrosión, no se altera con el paso del tiempo y su superficie interior lisa facilita el fluido del agua. Admite altas presiones, incluso con las tuberías de las paredes muy finas.

Tipos de tuberías de agua

- ¿Cómo se trabajan las tuberías de cobre?

Las tuberías de cobre para agua se trabajan de manera fácil, pero necesitan algunas herramientas como sopletes para proporcionar calor, fundente para limpiar las tuberías y hilo de aleación estaño-plata para soldar las uniones al aplicarles el calor. Las tuberías se cortan con una pequeña herramienta manual llamada cortatubos.

- Diámetros de las tuberías de cobre para la alimentación de agua

Varían según su uso y función y la necesidad de caudal; la medida que se encuentra en los productos se refiere comúnmente a la medida exterior del tubo:

12 mm: esta medida está cada vez más en desuso, aunque hay aún instalaciones antiguas en ese calibre y se suele usar el mismo para reparaciones o añadidos. Suelen encontrarse en alimentación de bidés, lavabos o inodoros.

15 mm: es la medida más habitual para las derivaciones generales desde la acometida principal. Necesario este diámetro en fregadero, lavavajillas, lavadora y también para las tomas para las mangueras de jardín. 

18 mm: este calibre se utiliza para el agua de la grifería de las bañeras y de las duchas.

22 mm: suele ser el diámetro habitual de las acometidas generales de agua en la casa, de la que salen el resto de derivaciones. También es la tubería recomendada para la alimentación de termos acumuladores eléctricos.

- Tuberías de agua de polietileno (PE)

El polietileno es un polímero muy utilizado en las canalizaciones. Las tuberías hechas con este material son muy utilizadas para la alimentación de agua hasta las casas. 

  • Admiten muy bien su enterramiento en el terreno, ya que no se ven afectadas. Es aconsejable, en cualquier caso, enterrarlas siempre con coquillas que las protejan de las variaciones de temperatura.
  • Las tuberías tienen un característico color negro. Las hay especiales para el agua potable, que llevan una línea azul a lo largo del tubo, y para agua de riego, con una línea verde.
  • Se venden en rollos y en tuberías de diferente largo. Se cortan muy fácilmente con unas tijeras cortatubos o con hoja de sierra para metales. Las piezas de unión de estos tubos se acoplan a presión y con las manos, generalmente sin necesidad de utilizar herramientas. Estas tuberías se pueden acoplar sin problemas con las tuberías de cobre, con el correspondiente entronque.
  • Los diámetros más utilizados de estas tuberías son los de 20 y 25 mm; pero también los hay de 32, 40, 50 mm y más, generalmente para acometidas principales con mucho caudal y también en la agricultura.
Tipos de tuberías de agua

- Tuberías de agua de polietileno reticulado (PEX)

El polietileno reticulado es un derivado del polietileno, pero con unas características especiales:

  • Tienen mayor flexibilidad, luego las tuberías son más resistentes al impacto y aguantan muy bien las altas y las bajas temperaturas, con lo que se emplean sin problemas para cualquier distribución de agua caliente sanitaria o calefacción.
  • También tienen mejores características de aislamiento térmico, por lo que no queman tanto al tocarlas como el cobre y tiene menor pérdida de calor, y acústico, lo que evita ruidos por roce cuando fluye el agua o de golpe de ariete.
  • Tienen una vida útil muy larga, de hasta 50 años, lo que hace baratas las instalaciones.
  • No reaccionan con los materiales habituales de la construcción como son los yesos, morteros, cementos o la cal.
  • Son muy ligeras, pesan poco, por lo que son sencillas de manipular y trabajar; tienen un característico color blanco-grisáceo y se venden en tubos lineales o en rollos.
  • Su gran flexibilidad evita muchas conexiones en las instalaciones, ya que al poderse curvar en frío hasta un cierto punto con facilidad se ahorran conexiones con codos. De esta manera también se evitan las probabilidades de fuga en las uniones.
  • Este tipo de material tiene memoria térmica, es decir, tiene la facultad de recuperar su forma original después de aplicarle calor. De esta manera se pueden corregir pequeños defectos de instalación, con calor o con presión mediante abocardador, pues recupera su estado original en unos segundos.
  • Al ser un material inocuo no afecta para nada a la potabilidad del agua, guardando todas sus propiedades.
  • Los fabricantes ofrecen diversos tipos de polietileno reticulado, según sea el proceso de fabricación que le aporta características distintas. Los más habituales son el PEX-A, PEX-B y PEX-C. Se encuentran en rollos de varios metros, desde 5 a 20 metros de longitud, para comprar según sean las necesidades. 

- Tuberías de agua multicapa

Son una variedad o evolución de las tuberías de polietileno reticulado.

  • Consta de varias capas, de ahí el nombre, una exterior y otra interior de polietileno de alta densidad o de polietileno reticulado y en su interior una capa de aluminio aislada entre los polietilenos con adhesivo copolímero.
  • Aporta una mayor resistencia y manejabilidad y se emplea, al igual que las tuberías anteriores, en todo tipo de instalaciones de agua en la casa, tanto para agua potable como para la calefacción, sea esta por conductos de agua con radiadores o con suelo radiante.
  • Hay modelos de tuberías multicapa que incorporan un aislamiento exterior lo que mejora sus propiedades termoacústicas.
Tipos de tuberías de agua

- Polietileno no reticulado: Pert al Pert

Similares de aspecto a las tuberías de PEX o multicapa pero fabricados en polietileno no reticulado, lo que abarata algo su fabricación y le dota de unas propiedades excelentes de resistencia a las altas temperaturas, lo que le hace preferente en muchos casos para las instalaciones de agua caliente sanitaria y para las instalaciones de calefacción con agua. Aguanta presiones muy altas, de hasta 10 bares.

- Tuberías de agua de polipropileno (PPR)

Este tipo de tuberías, que suele tener un característico color verde, se emplea también para la realización de conducciones de agua potable, no potable o de riego.

  • Pueden ser monocapa o multicapa, por lo que hay que elegir la apropiada para cada tipo de instalación.
  • No todas son aptas para la conducción de agua potable, por ejemplo.
  • Se cortan con tijeras cortatubos y se unen mediante termofusión, es decir, con la aplicación de calor, lo que convierte a las uniones en muy duraderas.
  • El diámetro de las tuberías es de 20 a 50 mm o más, con diferente grosor en sus paredes. Se venden en tuberías de hasta 4 metros lineales.

- Tuberías de agua de PVC 

El policloruro de vinilo (PVC) es un material con el que también se hacen tubos para acometidas de agua, aunque en menor medida; especialmente en las acometidas a zonas de jardinería o riego.

  • Son diferentes a los tubos de PVC de evacuación, ya que deben aguantar tanto el agua caliente como la presión que tiene el agua en las tuberías.
  • Es un material que se trabaja fácilmente, de poco peso, y no necesita herramientas especiales. El grosor de los tubos de PVC para tuberías de agua de alimentación existe de 20 a 50 mm, en las medidas más estándar.

- Las piezas para las tuberías de agua de alimentación

Independientemente del tipo de material y de tubos utilizados, todos tienen sus correspondientes piezas de empalme: codos de diferentes ángulos, manguitos, entronques hembras o machos, tapones, enlaces, casquillos de reducción, T, válvulas de paso, etc.

Tuberías para calefacción con radiadores de agua

Se siguen utilizando las tuberías de cobre clásicas, con el diámetro de tubo de mayor a menor desde la caldera, hasta los radiadores. Pero gana terreno el empleo de tuberías de polietileno reticulado, multicapa y polietileno no reticulado.

Tuberías para calefacción por suelo radiante por agua

Las tubería más utilizadas para estas instalaciones son las de polietileno reticulado (PEX), multicapa y las de Pert al Pert. No son recomendables las instalaciones por tubería de cobre, dada la gran cantidad de conexiones que habría que hacer soldadas, propiciando así posibilidades de fugas.

Tuberías de agua para el riego

Las tuberías más empleadas para las acometidas de agua son las de polietileno, con su característico color negro y banda de color verde. Aguantan una alta presión de los circuitos y se trabajan con sencillez, sin necesidad de herramientas especiales para enroscar las uniones. 

Para las derivaciones del riego localizado se emplea un polietileno de baja densidad agrícola que no necesita soportar tanta presión. Permiten las perforaciones para la colocación de los goteros o los aspersores.

Tuberías para la evacuación de agua

Para la evacuación de agua se utilizan fundamentalmente las tuberías de PVC, un material sencillísimo de trabajar y con el que se pueden hacer todo tipo de instalaciones. También los tubos, incluso los de diferente grosor, se insertan fácilmente unos con otros con las correspondientes piezas de unión. Se venden en tubos rígidos a partir de 1 m y en semirígidos, que permiten cierta flexibilidad a la hora de la instalación, por metros o en rollos de hasta 25 m.

- Diámetro de las tuberías de evacuación de agua

El diámetro necesario de cada tubería está relacionado con su función y el volumen de evacuación necesario.

32 mm: estas tuberías se pueden encontrar en lavabos y bidé de instalaciones antiguas. En las instalaciones nuevas se colocan de 40 mm.

40 mm: para desagüe de bañeras, duchas, lavabos, bidés, fregaderos, lavavajillas y lavadoras. Los desagües de fregadero, lavavajillas y lavadora, normalmente en las cocinas, van directamente hacia la bajante general de la casa con un tubo de iguales características.

50 mm: tubo general que recoge las aguas de lavabo, bidé, ducha o bañera a través del bote sifónico. Este tubo se conecta con la bajante general. 

90/110 mm: diámetro estándar de la salida de los inodoros.

110: diámetro mínimo de las bajantes que recogen las aguas del interior de la casa, incluidos las del inodoro.

125 mm: mínimo requerido para la evacuación de las aguas de la casa, aunque son recomendables diámetros superiores, de hasta 200 mm, para así garantizar que la instalación soporta todos los caudales de todos los elementos de agua.

Uniones para tubos de PVC

Las tuberías de evacuación de agua en PVC disponen, al igual que las de alimentación, de todo tipo de accesorios y uniones: codos de diferente ángulo y MH (Macho Hembra), HH (Hembra Hembra), codos con doble toma, manguitos, derivaciones, T, tapón reductor, tapón de registro, tapas de fin de instalación, etc. 

Tipos de tuberías de agua

¿Cómo se trabajan las tuberías de agua de PVC?

Las tuberías de PVC se trabajan todas igual. Las partes a unir deben estar limpias, por lo que se recomienda limpiarlas con un decapante específico para PVC; a continuación se encolan las partes con adhesivo para PVC y se encajan las piezas unas a otras como corresponda, siempre solo a presión sin girarlas. Los tubos de evacuación en PVC se cortan con hoja de sierra para metales y después se lija o bisela el canto de corte con una lima para metales y se limpia de toda suciedad.