Toallas de baño absorbentes y suaves para una sensación agradable

El baño es una de las estancias más importantes de nuestro hogar. Es el corazón de la casa, el espacio en el que sentirnos a gusto y relajados, renovarnos por dentro y por fuera. Para conseguir un espacio agradable hay muchos elementos que serán imprescindibles como el mueble de baño, la ducha, el lavabo... y, por supuesto, no podemos pasar por alto los textiles, como por ejemplo, las toallas de baño, que darán ese toque de confort. 

Toallas de baño absorbentes y suaves

Existen multitud de posibilidades a la hora de escoger las toallas y, para ello, es importante tener en cuenta ciertas características como su composición, el tipo de rizo, el gramaje, el diseño o el formato. Además, es imprescindible seguir algunos consejos para mantenerlas en un buen estado el máximo tiempo posible. 

El mejor material para tu toalla de baño

Si estás pensando en renovar tus toallas de baño, para elegir las más adecuadas y que mejor se adapten a ti, uno de los factores importantes a tener en cuenta es su composición. En LEROY MERLIN, la mayor parte de nuestras toallas de baño son de algodón peinado 100%, lo que te proporcionará una sensación cálida y agradable cuando las toques. En su fabricación no se utilizan químicos, es decir, cuentan con una composición sostenible muy natural.

Toallas de baño absorbentes y suaves

El algodón es el mejor material para las toallas de baño, ya que serán más resistentes y suaves. Además, el nivel de absorción del agua será alto. De este modo, se aúna la calidad y el secado rápido, dos de las cualidades más valoradas para una toalla de baño. 

En el mercado puedes encontrar otro tipo de materiales para las toallas, como el lino o la microfibra, aunque el más recomendado siempre será el algodón por sus características y su gran calidad. En función del proceso de fabricación, encontrarás distintos tipos de rizo que determinarán su resistencia, su textura y su precio. Fíjate en el gramaje de la toalla cuando vayas a seleccionar la tuya, lo ideal es que supere los 500 gr/m2 para considerarse óptima. De este modo, no será pesada cuando la coloques por encima del cuerpo, pero tendrá consistencia y volumen.

Toallas de baño absorbentes y suaves

Diseños y formatos de las toallas

Una vez escogido el tipo de material de tu toalla, es el momento de fijarte en el diseño. En LEROY MERLIN tienes a tu disposición muchas posibilidades, una amplia variedad de toallas de distintos acabados. Amarillas, doradas, beiges, azules, blancas, grises, marrones, negras… y así hasta 11 colores distintos que encajarán a la perfección sea como sea la decoración de tu baño. 

Toallas de baño absorbentes y suaves

Lo ideal es que coordines tus toallas de baño entre sí, ya sea con un juego completo del mismo color o combinando distintos colores que sean compatibles. Además, el tipo de mueble de baño y auxiliares que tengas, también serán importantes a la hora de elegir tus toallas de baño, si quieres crear una sensación agradable. No es lo mismo los muebles que permiten ver lo que hay dentro, que los que tienen los cajones o baldas ocultas. Si las toallas están a la vista, deberás cuidar al detalle no solo las que están al uso, sino también las que estén guardadas.  

Toallas de baño absorbentes y suaves

Existen cuatro tamaños distintos de toallas: de bañera, ducha, lavabo y tocador, cada una de ellas pensada para cubrir distintas necesidades en el baño. Puedes optar por un set completo o adquirirlas de forma individual para hacer tus propias combinaciones. De este modo, tus toallas cumplirán una doble función: secado y decoración. Además, puedes añadir a la combinación la alfombra de baño y así tendrás una estancia completamente coordinada. 

Toallas de baño absorbentes y suaves

Trucos para guardar y mantener tus toallas

Si ya tienes tus toallas de baño, ahora es el momento de que las mimes y tengas presente ciertas claves para que duren el mayor tiempo posible como el primer día. Es importante que al lavarlas no lo hagas con agua demasiado caliente, ni abuses del detergente y, sobre todo, del suavizante porque puede deteriorar los materiales y lejos de estar más limpias, irán perdiendo propiedades como la suavidad o la absorción. 

Lo recomendable es que se laven una vez a la semana y dejar que se sequen al aire tras cada uso. Este tipo de consejos son generales, pero siempre debes fijarte en lo que indica el fabricante en la etiqueta de la toalla y seguir sus instrucciones de lavado. 

Toallas de baño absorbentes y suaves

Para guardar las toallas, siempre debes esperar a que se sequen por completo una vez salgan de la lavadora. Después dóblalas con cuidado, procurando que no queden arrugadas. Puedes jugar con los colores o los tamaños para ordenarlas. Por ejemplo, queda genial colocar el set de toallas del mismo color junto, de más grande a más pequeña. Otra opción muy práctica es ordenar por tipo: bañera, ducha, lavabo y tocador, así siempre sabrás cómo es antes de desplegarla. Incluso, hay quienes las enrollan para que ocupen menos espacio, como si estuvieras en un spa. ¡Tú decides!