Toda la información sobre las hortensias blancas

La hortensia es una de esas plantas de exterior que no pasa desapercibida por su abundante y llamativa floración. Descubre los secretos de estas tres variedades de hortensias blancas y aprende a cuidarlas.

Variedades de hortensias blancas

  • Hortensia Anabelle (Hydrangea arborescens Anabelle)

Esta variedad de hortensia blanca, muy resistente, es perfecta para zonas de sombra. Antes de florecer, los ramilletes de flor tienen un llamativo color verde lima. Y cuando su flor está completamente abierta es blanca.

La clave de esta variedad es podarla correctamente, ya que de lo contrario, tiende a caerse. Pero si se poda bien y se abona de manera adecuada, sus tallos crecerán son la fuerza suficiente para aguantar el peso de las flores.

  • Hortensia hoja de roble (Hydrangea quercifolia)

Esta variedad, que tampoco aguanta el sol directo, destaca por su flor en forma de cono. Sus hojas, similares a las del roble, adquieren tonos granates al llegar el otoño.

Todo sobre las hortensias blancas

Esta variedad de hortensia blanca muestra los dos tipos de flores que se dan en muchas hortensias. Por un lado las flores estériles, de pétalos grandes, y por otro las fértiles, que son las pequeñas que no tienen pétalos. Estas flores sin pétalos son las que producen semillas.

  • Hortensia (Hydrangea macrophylla)

Lo habitual es que los ramilletes de flores de las hortensias sean una gran esfera de flores, sin embargo, este tipo de flores son estériles, y se dan en variedades surgidas a base de hibridaciones.

Todo sobre las hortensias blancas

Las hortensias fértiles tiene un ramillete plano de flores fértiles rodeada de una orla de flores estériles con pétalos que son las que atraen a los insectos. Por eso el

aporte estético de este tipo de hortensia blanca es más sutil, y muestra un gran número de flores desperdigadas por toda la mata. Además, sus flores estériles son blancas, mientras que las fértiles son pequeñas y de color azul.

Cuidados de las hortensias

Todo sobre las hortensias blancas

Como el resto de las especies de hortensias, las hortensias blancas necesitan unos cuidados específicos:

  1. Clima: su clima ideal es el atlántico, con temperaturas muy suaves y mucha humedad. Crecen mejor en zonas donde no les da el sol directo y en invierno conviene protegerlas del frío.
  2. Riego: necesitan mucha agua y se debe evitar que la tierra se seque entre riego y riego.
  3. Suelo: se dan en cualquier suelo aunque lo ideal es que sea ácido.
  4. Abono: la fertilización de la hortensia, debe ser rica en fósforo y nitrógeno. 
  5. Plagas y enfermedades: presta atención a las plagas y enfermedades y trátalas con el producto adecuado en caso de necesidad.