Transforma una puerta en estantería

¿Y si le das una segunda vida a tu vieja puerta con vidriera y la renuevas para usarla de estantería? No tires nada; la decoración es imaginación y dar un uso distinto del habitual a los objetos es una excelente opción. Convierte tu antigua puerta en una práctica estantería donde lucir tus adornos y libros. Solo tienes que quitar los cristales de la vidriera y tratar la madera con lasur. Puedes mantener un estilo sutil y rústico o pintarla con chalk paint para conseguir el efecto tiza tan de moda. ¡Tú decides! Para darle el toque final, añade unas baldas, que le den profundidad a la estantería, y ancla toda la estructura a la pared. ¡Confía en el reciclaje!