Trucos para pintar techos

¿Has decidido pintar el techo pero dudas cómo hacerlo rápido y bien? Te damos 8 trucos para pintar techos y convertirte en el nuevo Miguel Ángel y su Capilla Sixtina. Así vas a tiro hecho. Desde la elección de las herramientas hasta pequeños detalles que te facilitarán la tarea. Ahorrarás tiempo y, sobre todo, quedarás satisfecho con tu trabajo.

1. Mantén los muebles y suelos intactos

Aunque de un poco de pereza al comienzo, al final te alegrarás: no tendrás que limpiar manchas de pintura. Despeja todo lo posible la habitación que vas a pintar. Y el resto, protégelo.

Trucos para pintar techos

Mueve los muebles hacia el centro y cúbrelos con plásticos. En LEROY MERLIN encuentras prácticos rollos o piezas amplias que abarcan mesas, sillones, etc.

¿Y para el suelo? Evita los plásticos para evitar resbalones. Vienen unos fieltros absorbentes muy prácticos. O algo más fácil: pon cartones y papeles, y ya está.

Trucos para pintar techos

Para ti, busca ropa cómoda y vieja que puedas manchar. Eso sí: unos guantes y gafas de protección son indispensables. Para la cabeza, usa una gorra. O algo más práctico: hazte con un mono de pintor y despreocúpate.

¿Quieres saber más? Descubre aquí todo lo que necesitas para proteger antes de pintar.

2. Sin sorpresas en baños o cocinas

¿Vas a pintar el techo del baño o de la cocina? Aplica antes un tratamiento particular para evitar la aparición de moho. Después de proteger muebles y sanitarios, limpia con un desengrasante y repara las grietas.

Trucos para pintar techos

Aquí te contamos cómo hacerlo, paso a paso.

3. Consigue paredes sin salpicaduras

Si también vas a pintar las paredes, comienza siempre por el techo. Si piensas aplicar pintura de otro color, coloca en todo el perímetro cinta de pintor (o carrocero), justo en el encuentro de techo y pared.

¿Que no vas a pintarlas y temes mancharlas? Hay plásticos que miden la altura perfecta y ya traen cinta adhesiva incorporada para fijar en el encuentro con el techo. Así, estarán totalmente a salvo de salpicaduras.

Trucos para pintar techos

4. No hagas malas fuerzas

Rodillo con alargador y cubeta con rejilla: estos son tus aliados. Consigues un resultado excelente y te cuidas. Porque evitas malas posturas y contracciones.

Escoge un rodillo de buena calidad y adecuado para tu techo: vienen multiusos y otros específicos para superficies lisas o con gotelé. El rodillo de lana, de pelo largo, es una buena opción para el gotelé. Aprende más sobre cómo elegir rodillo.

Un alargador extensible te permitirá ajustarlo perfectamente a la altura necesaria y evitas subir y bajar de la escalera. Una opción casera es acoplar el mango del rodillo a un palo de escoba. Si tienes dudas, haz un ensayo en seco antes de comenzar. Lo más probable es que te compense hacerte con un alargador.

Una clave para acelerar el trabajo y cargar el rodillo con la cantidad justa de pintura es tener una cubeta (o una bandeja) con rejilla. Así puedes cargar el rodillo de pintura sin quitarlo del alargador, pasarlo por la rejilla para quitar el sobrante y elevarlo hasta el techo. Y todo esto sin agacharte.

Trucos para pintar techos

5. Lúcete en los detalles

Las brochas de recortar son ideales para acceder a esquinas, rincones y el encuentro de techo y pared. Antes de pasar el rodillo, pinta estos lugares con la brocha. ¿Un truco casero para evitar que caiga alguna gota de pintura? Introduce el mango en una tapa o plato de plástico.

Usando la brocha, será más fácil evitar que el rodillo golpee en bordes y esquinas. Y harás una pasada limpia y sin salpicaduras.

Trucos para pintar techos

¿Una alternativa ingeniosa para evitar el uso de la brocha y la cinta de carrocero en el encuentro de pared y techo? El rodillo recortador: lleva una espátula incorporada en el lateral que evita las incómodas rebabas.

Descubre aquí más herramientas con truco.

6. Planifica y sigue un orden

Después de proteger suelos, paredes y muebles, sigue el orden recomendado: comienza primero con la brocha de recortar. Después, pasa el rodillo. Tómate unos minutos y aprende más sobre cómo pintar techos en este vídeo:

¿Quieres pintar también las paredes? ¿El piso completo? Entonces, la planificación es fundamental. Lee este consejo y descubre cómo pintar tu casa en 4 días. 

7. Ahorra tiempo de lavado

Cada vez que haces una pausa o tienes que esperar para dar una segunda mano ¡no laves el rodillo! Ahórrate esta engorrosa tarea: envuélvelo en plástico para que no se seque la pintura. Otra opción: hazte con un rodillo que incluye un envase hermético de guardado.  Lo pones dentro y con un clic liberas el mango sin mancharte las manos. Aguanta húmedo y esponjoso hasta tres semanas, según el tipo de pintura.

Trucos para pintar techos

¿Y la cubeta o bandeja? Antes de verter la pintura, puedes envolverla con un plástico. Así cuando terminas la tarea, quitas el plástico y no tienes que lavarla. Incluso vienen fundas protectoras para bandejas.

8. Acierta con la pintura

¿Qué caracteriza a las buenas pinturas para techos? Tienen gran poder de cubrición y apenas salpican. En LEROY MERLIN encuentras un montón de opciones con estas características, la mayoría son recomendables tanto para paredes como para techos. Así que si vas a pintar toda la habitación del mismo tono, no hace falta que compres dos tipos de pinturas distintos. Así, además, ahorras.

Trucos para pintar techos

¿Y el color? Lo más habitual es pintar el techo blanco o de un color claro. Pero si son muy altos, puedes atreverte con un color y jugar con el tono de las paredes, puertas, ventanas o suelos.

Trucos para pintar techos