Tu casa segura, tu familia protegida

Tu casa es tu refugio, el lugar donde vivís tus seres queridos y tú, y donde guardas tus cosas. ¿Quieres que sea segura para que estéis protegidos? Elige bien las puertas y las ventanas. Ganarás en seguridad y ahorrarás energía.

Tu casa segura y protegida

La seguridad empieza en la puerta de entrada 

La puerta de entrada de la casa es un elemento fundamental si hablamos de seguridad. También es una zona por donde se puede perder mucho calor si no está bien aislada. 

Lo primero que debes tener en cuenta para elegirla es el tipo de vivienda donde vives. Las puertas de entrada pueden ser de exterior, para chalets o viviendas que se encuentran en bajos, o de interior, para pisos. Con esto claro, fíjate en el material, que determinará el grado de seguridad. 

Tu casa segura y protegida

Las puertas acorazadas, que cuentan con acero en el marco y en la hoja, ofrecen el máximo nivel de seguridad. Las blindadas cuentan con una chapa de acero en el interior de la hoja: cuanto más gruesa sea, más segura será la puerta. Las puertas metálicas están fabricadas con aluminio y, dependiendo del modelo, pueden llegar a ofrecer un nivel de seguridad similar al de las acorazadas. El PVC ofrece una rigidez y resistencia óptima a los golpes. Las que tienen refuerzos de acero aumentan el grado de protección. Las puertas de madera son las que menos contribuyen al nivel de seguridad de tu vivienda.

Tu casa segura y protegida

Para garantizar la seguridad de la casa, la puerta de entrada debe tener como mínimo dos puntos de cierre. Si no vas a sustituirla por un modelo mejor, para que te ofrezca mayor protección te recomendamos cambiar la cerradura por otra de mejor calidad, incluyendo un cilindro o bombín con más prestaciones, por ejemplo antitaladro y antibumping, e incluir más puntos de cierre, con cerrojos y accesorios adicionales.

Tu casa segura y protegida

En cuanto a su grado de aislamiento, las blindadas y las acorazadas son las que más aíslan.

Tu casa segura y protegida

La puerta también decora

Las puertas, con su acabado, color y diseño, contribuyen además a definir el estilo de tu hogar. Al elegirla, fíjate en que coordine con la estética de tu casa. Si vives en una comunidad de vecinos, lo mejor es que consultes antes de cambiarla.

Tu casa segura y protegida

Una vez elegido el material —aluminio, PVC o madera— decide el acabado que más te gusta. La paleta de colores para las puertas de entrada es amplia, desde el blanco a tonos madera como roble, haya o iroko. En cuanto al diseño, las líneas, que trazan el contorno de la puerta y dan forma al acabado exterior, varían entre rectas o curvas y verticales u horizontales. Igualmente, existen más elementos que dan personalidad a tus puertas como listones, tiradores u ornamentos en forja, entre muchos otros.

Tu casa segura y protegida

No te olvides de las ventanas

Los perfiles, los herrajes y los cristales son los elementos que determinan la seguridad de las ventanas. El perfil es el marco que cubre la ventana. Puede tener varias cámaras, estar reforzado e instalado de tal manera que no se pueda hacer palanca. Si además dispone de herrajes de seguridad, hará la ventana más resistente a los golpes. También hay cristales que aguantan casi todos los tipos de golpes y presiones.

Además de ser seguras, las ventanas deben garantizar el aislamiento de la vivienda. Para evitar que se te escape el calor por las ventanas, fíjate sobre todo en los cristales. Lo ideal es que sean dobles y tengan cámara de aire. Cuanto mayor sea, mayor aislamiento proporcionará.  Por otro lado, es recomendable que su transmisión luminosa sea de entre el 60 y el 65% para no perder mucha luz natural. En cuanto al marco, lo mejor es que sea de aluminio con ruptura de puente térmico, si bien, la madera y el PVC también  proporcionan un buen aislamiento. Hay varios sistemas de apertura; las batientes oscilobatientes son las que mejor aíslan.

Tu casa segura y protegida

Ten en cuenta que las persianas también son importantes para la seguridad y el aislamiento de tu vivienda. Para elegirlas, debes fijarte en el material de las lamas y el cajón. El PVC proporciona un buen aislamiento y su coste es reducido. El aluminio con espuma de poliuretano proporcionan un buen aislamiento térmico y acústico y mayor seguridad ante robos. Las de lamas de aluminio autoblocante aumentan la seguridad de la vivienda al evitar el apalancamiento, aunque su nivel de aislamiento es menor.